Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog

Hungría mintió, está al borde de la bancarrota

Publicado en por Skiper

Fuente: www.lainformacion.com

El portavoz del gobierno húngaro declaró ayer a la agencia de noticias local MTI que la situación del país es muy grave y que podría estar cercana a la bancarrota.

Es importante resaltar que el nuevo gobierno húngaro se formó hoy hace justo una semana con el nombramiento del conservador Viktor Orbán como octavo Primer Ministro de la República de Hungría.

Según el portavoz del nuevo gobierno húngaro Péter Szíjjártó el gobierno anterior de Gordon Bajnai habría manipulado los datos de la economía con el fin de ocultar la situación real. El objetivo del nuevo gobierno, siempre según Szíjjártó, es evitar a toda costa el mismo camino que llevó a Grecia a su situación actual y aseveró que “no es exagerado hablar de que el país esté cerca de la bancarrota“.

 

Según el portavoz del nuevo gobierno húngaro, el comité creado para aclarar las supuestas manipulaciones efectuadas por el anterior gabinete publicará sus resultados en los próximos días. Este resultado ofrecerá una situación real del país y pretende ser una fotografía del instante económico de Hungría.

En los próximos días el gobierno conservador para atajar la difícil situación presentará una estrategia que “sacará al país adelante“.

La pésima situación de Hungría viene ya desde octubre de 2008 momento en el que recibió un préstamo internacional de 20.000 millones de euros provenientes del FMI, la UE y el Banco Mundial buscando exactamente lo mismo que ahora, salvar al país de la bancarrota.

Ver comentarios

Los activistas muertos recibieron 30 disparos a quemarropa

Publicado en por Skiper

Fuente: www.publico.es

La autopsia revela que los soldados israelíes dispararon a corta distancia y en lugares como la cabeza, la cara o la espalda.

Los nueve activistas turcos que murieron en el asalto israelí a la "Flotilla de la libertad" el pasado lunes recibieron 30 disparos, según informa el diario británico The Guardian en su página web.

Cinco de los que perdieron la vidas fueron tiroteados en la cabeza y a corta distancia, según los resultados de las autopsias realizadas por forenses turcos, a los que ha tenido acceso el rotativo.

The Guardian asegura que un joven de 19 años, Fulkan Dogan, quien tenía también la nacionalidad estadounidense, murió tras recibir cinco balazos a menos de 45 centímetros de distancia, en la cara, en la parte posterior de la cabeza, dos en las piernas y uno en la espalda.

Asimismo, informa de que un hombre de 60 años, Ibrahim Bilgen, perdió la vida por cuatro heridas de bala, en la sien, en el pecho, en la cadera y en la espalda.

 

Otras 48 personas están heridas de bala y seis continúan desaparecidas. No se descartan más muertos
Otros dos activistas murieron tras ser alcanzados por cuatro balas y otras cinco víctimas más perecieron al ser tiroteadas por la espalda y por la parte posterior de la cabeza, según informó Yalcin Buyuk, vicepresidente del Consejo de Medicina Forense turco, citado por el diario británico.

Ismail Patel, un activista británico que viajaba en uno de los barcos atacados por tropas de élite israelíes, afirmó al rotativo londinense que Israel llevó a cabo una política de "disparar a matar".

Patel, que fue testigo del ataque israelí, indicó que los soldados dispararon una vez por persona cada minuto, que 48 personas están heridas de bala y que otras seis más continúan desaparecidas e insinúa que la cifra de muertos probablemente aumentará.

 

"Fines políticos"
Israel por su parte sostiene que entre los activistas había más de un centenar de terroristas vinculados a grupos yihadistas y a Al Qaeda, que perseguían un fin político (romper el bloqueo en la Franja de Gaza) y no humanitario.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, defendió el pasado miércoles el asalto a la Flotilla como única salida para hacer valer el bloqueo a la Franja de Gaza y evitar que armas iraníes lleguen al movimiento islamista Hamás.

Israel sostiene que eran terroristas vinculados a Al Qaeda y grupos yihadistas Según su versión de los hechos, "el objetivo de la flotilla era romper el bloqueo, y no el de llevar ayuda" porque "Israel ya deja entrar bienes y productos en Gaza".

Sobre el sangriento asalto de los comandos israelíes, que abrieron fuego contra los activistas, reiteró que se vieron en peligro porque trataron de "lincharlos" nada más abordar el barco de bandera turca Mavi Marmara, el principal buque de la Flotilla, y que actuaron en defensa propia.

 

Ver comentarios

Antahkarana: Antiguo Símbolo de Sanación

Publicado en por Skiper

Fuente: http://www.nuevoser.com 

Este símbolo sagrado se ha mantenido en secreto por miles de años, conocido y usado por muy pocos. Ahora a llegado el tiempo para que todos tengan acceso a él.

El Antahkarana es un símbolo antiguo para sanación y meditación que ha sido utilizado en el Tíbet y la China desde hace miles de años. Es un símbolo muy poderoso, y con solo tenerlo cerca de ti crea un efecto positivo en tus chakras y en tu aura.

Al ser usado en terapias de sanación, aumenta y concentra la energía canalizada, además de acelerar el proceso. Algunos Maestros de Reiki han usado este símbolo con excelentes resultados.

Cuando se utiliza en las meditaciones, produce automáticamente lo que los Taoístas denominan "la gran órbita microcósmica", lo que significa que la energía que normalmente entra al cuerpo por el chakra de la corona, lo hace por los chakras de los pies, y sube por la parte posterior de la espalda hasta la cabeza, para luego bajar por el frente del cuerpo hasta los pies, creando así un flujo continuo de energía en todos los chakras.
 

También neutraliza la energía que se encuentra acumulada en los objetos, como joyas o cuarzos, con solo colocar el objeto entre dos símbolos.

 

Este símbolo es multi-dimensional. Desde una perspectiva parece ser de dos dimensiones, pero esta formado de hecho por tres sietes en una superficie plana. Los tres sietes representan los siete chakras, los siete colores y los siete tonos de la escala musical. Los tres sietes son mencionados en el Libro de Revelaciones como las siete velas, las siete trompetas y los siete sellos. Desde otra perspectiva, este símbolo parece ser un cubo de tres dimensiones. Su energía se mueve hacia arriba de dos a tres dimensiones visibles y continúa de esta manera hasta llegar a la mas alta dimensión - la dimensión del Ser Superior.

El uso de este símbolo se remonta en la historia a una antigua técnica de meditación Tibetana. Unos pocos maestros de meditación lo conocían y lo mantenían en secreto para acelerar su crecimiento. La práctica de la meditación tibetana tomaba lugar en una habitación iluminada con velas.

 

En el centro de la habitación se encontraba una vasija grande de barro en forma ovalada, la cual simbolizaba el huevo cósmico del universo. La vasija se llenaba con agua y se colocaba en ella un banquillo en el cual estaba grabado en plata el símbolo Antahkarana. Una pared de la habitación estaba cubierta de cobre pulido, el cual parecía espejo, y en la pared opuesta se colgaban tapices que mostraban los símbolos de sanación Reiki.

Entonces un meditador Lama Tibetano se sentaba en el banquillo y veía fijamente las imágenes de los símbolos Reiki reflejadas en el espejo de cobre pulido. Esta meditación unía así el conocimiento interior del meditador con las energías trascendentales de los símbolos Reiki, en tanto el Antahkarana en el banquillo enfocaba las energías generadas y las hacía que fluyeran por todos los chakras y hacia la tierra.

Los Tibetanos no son los creadores del símbolo, y no se cuenta con ninguna escritura acerca de su verdadero origen. Sin embargo, por percepción clarividente, Michelle Griffith ha logrado leer la historia psíquica del Antahkarana.

 

De acuerdo a Michelle, el símbolo fue entregado a los pobladores de la tierra durante los tiempos Lemurianos hace mas de 100,000 años, al mismo tiempo que el Reiki fue traído al mundo por el Espíritu Santo.

El Antahkarana fue creado por un consejo de Altos Maestros encargados de vigilar la evolución de la galaxia. Los Maestros vieron la necesidad de la gente de restablecer la conexión con el Ser Superior, y crearon el símbolo y lo impregnaron con un decreto de amor. Es el Ser Superior quien crea y guía los beneficios obtenidos por el uso del símbolo y por tanto es imposible usarse con fines negativos.

Instrucciones para el uso del símbolo

El Antahkarana es un símbolo especial que tiene su propio sentimiento interior. Trabaja directamente con tu aura y tus chakras, y su efecto sanador varía dependiendo de las necesidades de cada persona. Los símbolos pueden ponerse debajo de una mesa de masajes o de una silla, en la pared o sobre alguna zona del cuerpo que requiera sanación.

 

Meditación

Puedes meditar directamente en el Antahkarana poniendo tu vista fija y relajada en el símbolo. Con la práctica, la imagen puede moverse o cambiar de forma, desaparecer y aparecer paulatinamente o incluso desaparecer totalmente. Esto es bueno ya que indica que se ha entrado a un nivel mas profundo de meditación. De acuerdo a nuestros Ángeles, el Antahkarana es una puerta hacia otras dimensiones, y se obtienen grandes beneficios con tan solo 10 minutos diarios de meditación.

 

Ver comentarios

El Experimento Filadelfia de los nazis

Publicado en por Skiper

Por: Gustavo Fernández

Fuente: Al Filo de la Realidad

 

Sobre fines de la Segunda Guerra Mundial, y como sabemos ya claramente, los nazis estuvieron (¿sólo estuvieron?) a punto de desarrollar aeronaves con el aspecto y comportamiento de “platillos volantes”. Pero ése no fue su único “proyecto negro”, abortado (¿abortado?) por la derrota militar.

En la abandonada mina de Wenceslas, en el “Sudetenland”, “Die Grockle”, “La Campana” era el desarrollo de un aparato que quizás continuó luego siendo experimentado en USA pero sobre el cual se discute su verdadera función: generador de antigravedad, apertura de “agujeros de gusano”, puerta en el tiempo o propulsor cósmico a velocidad lumínica. Este es un boceto de la historia. 

En el año 2001, salió a la venta un libro muy especial. Su título era “En busca de la gravedad cero” y su autor, un británico devenido investigador histórico, Nick Cook, supo presentar en él una interesante y muy bien documentada historia sobre “proyectos negros” nazis, tecnología extraña aún para los cánones de este incipiente siglo XXI, rumores y calificada información científica.

 

Entre otros ítems, se proponía una explicación alternativa sobre lo “foo fighters”, esas misteriosas “bolas de luz” de comportamiento inteligente que los pilotos aliados observaron atónitos en las postrimerías de la Segunda Guerra Mundial. Junto a un investigador polaco llamado Igor Witkowski, que ya había escrito varios libros sobre entretelones de la tecnología alemana de ese período, enfocaron su atención sobre una región montañosa próxima a la frontera checa, en el “Sudetenland”, o Baja Silesia.

Allí, aparentemente, tropas especiales alemanas bajo la égida de un “Spezial Kommando” constituido por científicos altamente especializados y la “créeme” de los oficiales de las SS, trabajaban furiosamente, casi sobre el final de la guerra, en el desarrollo de un dispositivo antigravitatorio.

Los estudios de la dupla apuntaron a reunir evidencia circunstancial que el resultado de tales experimentos se condecía significativamente con efectos el tipo “foo fighter”, en tanto excedían las limitaciones de la física normal, la alta cota de vuelo de las apariciones, los bruscos cambios de dirección con instantáneas desaceleraciones y aceleraciones, características que ni entonces ni en el presente pueden imitar los recursos aeronáuticos y espaciales conocidos.

 

El punto de partida de sus investigaciones fue un oscuro libro escrito por un ex oficial de las SS, de apellido Sporrenberg, titulado “La Wunderwaffe” (1), en edición del autor. En él se cita que la última noticia de este dispositivo era que había sido oculto en una mina abandonada cerca de la pequeña aldea polaca de Ludwigsdorf, hoy en día llamada Ludwikowice.

De hecho, consta en los registros históricos de los tribunales polacos que el oficial Karl Sporrenberg fue encontrado culpable de varios crímenes que él había cometido mientras estaba a cargo de las tropas especiales ya mencionadas. Éste proporcionó en su libro información detallada sobre el grupo de científicos y su destino (cuando sesenta y dos de ellos fueron ejecutados mientras el Ejército Rojo se cernía sobre Ludwikowice) y su suposición que el dispositivo quizás había sido enviado a último momento hacia Noruega.

En tanto, Cook y Witkowski visitaron la región, que en tiempos previos a la Guerra había pertenecido al Reich, donde muchas de las minas de carbón situadas en la región montañosa fueron utilizadas como instalaciones de producción para la Wehrmacht, imposibles de ser vistas por los aviones de reconocimiento.

Allí, ciertamente, se produjeron algunas piezas claves de las V – 2, en lo que se conoce como “Colina del Bunker”, en las afueras de la estrecha y alargada aldea que discurre a ambos lados del horrible camino solamente hasta la misma. Aquí comienza lo interesante: desde ella, nace otro, totalmente distinto, de 2,5 metros de ancho hecho de sólido concreto ascendiendo lentamente las colinas serpenteantes.

 

El visitante se encuentra primero con la típica compuerta de un polvorín, con otras del lado opuesto del montículo que alguna vez lo cubriera. Cincuenta metros después, un depósito. Aquí y allá, ventiletes de respiración de alguna gigantesca construcción subterránea, hoy sellados. Luego, nada por otros seiscientos metros, aparecen entonces algunas ruinas de lo que parece ser una fábrica y entonces sí, en medio de un enorme playón de concreto, lo que Witkowski llamó “el anillo de pruebas”. Donde se experimentaba con La Campana. Treinta metros de diámetro, siete de altura, diez columnas de un metro con centímetros de grosor.

 La historia 

 Debo a nuestro lector Jorge Guaraglia, de Uruguay llamar mi atención sobre estos hechos históricos que desconocía. Jorge, de todas formas, es cualquier cosa menos un simple conocedor de la cuestión por lecturas superficiales: Cito algunas referencias de su primer informe:

 “... Hace unos años conocí a un inglés medio chiflado que me habló por primera vez de un experimento denominado "The Bell" o "La Campana", en español, lo que este amigo me contó (te pido disculpas pero me ha pedido reserva de su nombre) fue algo tipo Indiana Jones donde decía que los nazis habían trabajado en algún aparato que generaba campos tipo lo que describe Berlitz en su libro junto a Moore "El Experimento Filadelfia". Estamos hablando de cosas raras, tambores de mercurio rotativos (¿no te suena a vimanas?) extraños campos energéticos y cosas así...”

 “... Cuando este  amigo me habló del tema no le creí nada, (incluso fui a Bs. As. a entrevistarme con él). El hombre parecía tener miedo, me dijo que sabía algo respecto al tema que (sic) ..."los servicios de inteligencia americanos lo habían amenazado si divulgaba lo que sabía...”. etc., etc.

 Como verás, me dije para mí... uno más de los chiflados. Mientras tanto hace algunos años estoy intentando certificar lo que Burnside (con el cual somos amigos por mail) dice en su libro "El escape de Hitler" acerca de que en 1945 habría aterrizado un avión en algún lugar del litoral uruguayo y se habrían bajado materiales y luego habría sido echado al río Uruguay.

 Para resumir un poco el relato, hace como 2 años un escritor polaco Igor Witkowsky me preguntó acerca de lo que yo sabía del tema, y que no entendía cómo alguien por estos lados podría saber algo de un tema que él recién estaba publicando en un libro, (mi mail se lo había dado Abel Basti desde Bariloche) como no soy de esconder la leche sino de intentar colaborar mas allá de que sean otros los que publiquen (lo único que me interesa es saber la verdad) le conté a Igor todo lo que sabía que era bastante poco. 

 Para mi sorpresa, a la vuelta de algunos meses tuvo el hermoso gesto de enviarme un ejemplar autografiado donde PARA MI TOTAL ASOMBRO se mencionaban lugares, nombres, fechas, se volvía a mencionar el famoso avión que habría arribado a Uruguay, se mostraban documentos desclasificados y en definitiva un material valiosísimo y con una información que creo sumamente seria donde demostraba todo lo que mi  "chiflado" amigo inglés me había dicho años antes. Esto es a grosso modo lo que sé. ¿Existió The Bell?,  todo parecería indicar que sí. ¿Fue traída a nuestras tierras durante la fuga nazi? ¿Por qué no? Al menos sus planos o un prototipo ...”.

 Aclaremos algunos puntos incidentales pero importantes. Nick Cook no es un cualquiera: es un periodista galardonado, que trabaja como especialista en temas aeroespaciales, en la revista británica Jane’s Defense Weekly, que es la máxima autoridad mundial en temas militares y de tecnología militar.

 

 Hace diez años que Cook trabaja allí. Igor Witkowski goza de mucha credibilidad y respeto en su Polonia natal, tanto por sus conocimientos sobre tecnología alemana de la Segunda Guerra Mundial como por su honorabilidad como persona. El mentor de toda la búsqueda de Cook, es un científico británico, un Físico, al que él llama el Dr. Daniel Marckus (por obvias razones guarda su anonimato). Este individuo le orienta, le plantea interrogantes, le pide que le averigüe cosas ya que él mismo no tiene tiempo de averiguarlas y de viajar de un lado a otro. Luego con los datos que Cook le provee, Marckus a su vez interpreta los mismos y le ilustra sobre su importancia, funcionamiento de cosas, etc. Cook va a estar en permanente contacto con Marckus. Cook detalla que Witkowski había hecho un extenso estudio sobre las actividades de desarrollos tecnológicos de los alemanes en tiempo de guerra, y más adelante habla del general de los SS Jacob Sporrenberg, que fue subcomandante de Cuerpo VI de los Waffen-SS en 1944.

 Witkowski le relata a Cook lo que Sporrenberg declaró a cortes rusas y polacas, acerca de experimentos con una Campana. En tanto, Cook se va a entrevistar con gente de la NASA, y va a viajar a Europa en búsqueda de los primeros experimentos que habrían realizado los alemanes en enormes subterráneos, ubicados cerca de la frontera checa, donde los proyectos estuvieron a cargo del General Hans Kammler, un individuo que había logrado la confianza de los superiores y adjudicación de dinero y mano de obra de los campos de concentración, para llevar a cabo experimentos científicos de avanzada, fuera de la corriente general de la ciencia de entonces.

 

En resumidas cuentas, el proyecto había sido desarrollado bajo dos nombres en código: “Laternentrager” y “Chronos” y siempre implicó “Die Glocke”, el objeto con forma de campana que brillaba cuando se le sometía a prueba. La Campana en sí misma estaba hecha de un metal duro y pesado y estaba llena de una sustancia similar al mercurio, de color violeta.

 Este líquido metálico era almacenado en altos y finos frascos térmicos de un metro de alto encajados en plomo de tres centímetros de espesor. El experimento siempre tuvo lugar bajo una gruesa cubierta de cerámica y envuelto en dos cilindros que giraban rápidamente en direcciones opuestas. La sustancia similar al mercurio tenía el nombre en código “Xerum 525”. Otras sustancias incluidos los peróxidos de torio y berilio, recibían el nombre en código de “Leichmetall” (metal liviano). 

 La cámara en la cual se llevaban a cabo los experimentos estaba situada en una galería cavada profundamente bajo tierra. Tenía un piso de aproximadamente treinta metros cuadrados y sus paredes estaban cubiertas con baldosas de cerámica con una sobrecapa de grueso revestimiento de goma. Después de aproximadamente diez ensayos, la sala se desmanteló y sus partes componentes fueron destruidas. Sólo la Campana misma se conservó. Los revestimientos de goma eran remplazados cada dos o tres experimentos y eran echados a un horno especial. 

 Cada ensayo duraba aproximadamente un minuto. Durante este período, mientras La Campana emitía su pálido brillo azul, el personal permanecía a unos ciento cincuenta a doscientos metros de la misma. Todo equipo eléctrico que estuviera dentro de ese radio habitualmente haría cortocircuito o se estropearía. Después, la sala era empapada hasta por cuarenta y cinco minutos con un líquido que parecía ser salmuera. Los hombres que llevaban a cabo esta tarea eran prisioneros del campo de concentración de Gross-Rosen. 

 Según comenta el especialista Milton W. Hourcade en el foro durante las pruebas, los científicos colocaban varios tipos de plantas, animales y tejidos de animales en la esfera de influencia de la Campana. En el período inicial de ensayos de noviembre a diciembre de 1944, casi todas las muestras fueron destruidas.

 

 Una sustancia cristalina se formaba dentro de los tejidos, destruyéndolos desde dentro; líquidos, incluyendo sangre, se hacían gelatina y se separaban en fracciones claramente destiladas. Las plantas expuestas a la Campana incluían musgos, helechos, hongos y moho; los tejidos animales incluían yema de huevo, sangre, carne y leche; los animales iban desde insectos y caracoles a lagartos, sapos, ratones y ratas. Con las plantas, se observaba que la clorofila se descomponía o desaparecía, volviendo a las plantas blancas cuatro o cinco horas después del experimento. Dentro de las ocho a catorce horas, ocurría un rápido decaimiento, pero difería de la descomposición normal en que no estaba acompañada de olor. Al final de este período, las plantas habitualmente se descomponían en una sustancia que tenía la consistencia de grasa para ejes. 

 En una segunda serie de experimentos que comenzaron en enero de 1945, el daño a los sujetos de prueba se redujo en aproximadamente un 12 a un 15 por ciento luego de ciertas modificaciones al equipo. Esto se redujo a un dos o tres por ciento luego de un segundo conjunto de ajustes.

 La gente expuesta al programa se quejaba de enfermedades, a pesar de su ropa protectora. Las mismas iban desde problemas para dormir, pérdida de memoria y equilibrio, espasmos musculares y un permanente y desagradable sabor metálico en la boca. El primer equipo se dijo que fue disuelto como resultado de la muerte de cinco de los siete científicos que participaban.

 

En su libro, Cook transcribe casi textualmente una conversación que mantuvo con Marckus: “Yo sé lo que ellos estaban tratando de hacer... Yo sé de qué se trataba realmente. Estaban tratando de generar un campo de torsión.”


—¿Qué es un campo de torsión?

—“Laternentrager” significa “sostenedor de linterna”. Pero es el segundo nombre en código el que aporta el indicio revelador. Chronos. Sabes lo que eso significa, ¿no?.

—Sí, Dan. Sé lo que significa. ¿Qué es un campo de torsión? ¿Qué es lo que hace?

—Si se genera un campo de torsión de suficiente magnitud la teoría dice que puedes curvar las cuatro dimensiones del espacio en torno al generador. Cuanto más torsión generas, más espacio perturbas. Cuando curvas el espacio, también curvas el tiempo... Ahora, ¿entiendes lo que ellos estaban tratando de hacer? ¡Estaban tratando de construir una máquina del tiempo!
 
 “'La Campana' debe haber emitido radiaciones como el infierno” —sigue diciendo Marckus— “generando energía electromagnética en todas las frecuencias, desde ondas de radio a luz; no en vano enterraron tanto la maldita cosa.”. El hecho de que los alemanes hayan llenado los cilindros rotatorios con una mezcla de diferentes metales también es significativo, cree él. Si se pueden obtener las proporciones exactamente adecuadas se tiene una posibilidad aún mejor de interactuar con un campo de gravedad cero. Pero sería un proceso de mucho acierto y error, avalada por un comentario de Sporrenberg. Cada prueba había sido muy corta, durando un promedio de aproximadamente un minuto.
Se parecía mucho a como si los científicos hubieran estado tratando de “sintonizar” la Campana como se hace con una radio. “Si se logra exactamente se tiene una muy interesante pieza de instrumento”, dice Marckus; “si se erra todo lo que se tiene es un costoso desecho”. Manipúlese la inercia de un objeto y se ha extraído su resistencia a la aceleración. Póngaselo en el espacio y continuará acelerando todo el tiempo hasta la velocidad de la luz, y quizás más allá de ella. Manipúlese el campo de gravedad local alrededor de un objeto y se puede obtener que levite”. Para cuando se escriben esos comentarios, ambos caminos de “propulsión avanzada” estaban siendo explorados dentro de la iniciativa de Innovaciones en Física de la Propulsión, de la NASA.
 
Pero aquí viene la verdadera parte difícil. El vórtice de energía que se supone este aparato debía generar, no es un fenómeno tridimensional o aun cuatri-dimensional. No puede serlo. Para que un campo de torsión sea capaz de interactuar con la gravedad y el electromagnetismo tiene que estar revestido de atributos que fueran más allá de las tres dimensiones de izquierda, derecha, arriba y abajo, adelante y atrás, y del campo de tiempo cuatridimensional que ellas habitan; algo que los teóricos por conveniencia le llamaron la quinta dimensión, el hiperespacio. ¿Dónde está? 
Cook está seguro de que la Campana fue localizada por los estadounidenses y llevada a su país, donde se continuó experimentando en tiempos posteriores a la espera del momento de implementarla. La obvia pregunta de “Si es así, ¿por qué aún no hemos visto las aplicaciones de la misma?”, tiene dos respuestas, una obvia y la otra no tanto.
La primera, que la economía mundial está edificada sobre la explotación petroquímica: recién en estos años en que avizoramos su próxima desaparición comienza a ser funcional el desarrollo de tecnologías alternativas, primero, claro, con aplicaciones militares. La otra respuesta es que sí está siendo usada, pero nos lo han ocultado y, según estos investigadores, es en el bombardero B-2 “Stealth” donde se emplea como coadyuvante del sistema de propulsión una pequeña generación de antigravedad.
Máximo secreto militar, por supuesto. Los analistas que sospechan esto se fundamentan en un detalle: visto en planta, el B-2 no tiene dos extremos de alas, tiene siete, pues su “borde de fuga” es aserrado. Una tecnología meramente anti-radar, por el contrario, necesitaría lo primero —un borde de fuga sencillo— para minimizar la exposición a los sistemas de detección. Un “borde de fuga” aserrado, en cambio sí es funcional para una cosa: incrementar los puntos de descarga de la masiva electricidad estática que necesariamente se condensaría en forma de campo alrededor de un aparato antigravitatorio.

Pero Witkowski, como comenta Guaraglia, no descarta que fuera posible que la Campana, sus planos, un prototipo hayan sido traídos a Sudamérica. Desliza que su fuente pertenece al ámbito de la inteligencia militar, y esta precisión tendría más de sesenta años. Sabido es que el gobierno de Juan Perón brindó una “ruta de escape” a jerarcas y científicos alemanes y, de hecho, la tecnología argentina se ubicó octava en el mundo en sólo tres años luego de 1945.

El desarrollo del caza jet Pulqui II es un ejemplo paradigmático, y sería interesante ahondar en los experimentos atómicos de Richter en la isla Huemul, frente a Bariloche, más allá de la “versión oficial” de la historia que afirma que Richter era un lunático o un estafador y Perón un simple crédulo ambicioso (del fallecido ex presidente pueden decirse muchas cosas, incluso de su ambición, pero nadie que conozca un poco de su historia sostendría que era un simple crédulo).

Ah, por cierto. Existe el rumor de que en las cercanías del río Gualeguaychú habría aterrizado, luego de la Segunda Guerra Mundial, un avión con personal nazi, y que habrían ocultado en algún punto equipo de naturaleza desconocida. En lo personal, miro el mapa y observó que no está lejos de la población entrerriana de Rosario del Tala donde, como recordarán, informamos en “Al Filo de la Realidad” Nº 163 que existirían los remanentes de un centro secreto de experimentos digitado por europeos desde antes de la guerra.

Y sí:  existe la anomalía, como pueden ver en la Revista de la Asociación Geológica Argentina, http://www.scielo.org.ar/scielo: “Se ha elegido como caso testigo el área situada hacia el sur de la localidad de Gualeguaychú, en el extremo sudoriental de la provincia de Entre Ríos. Ésta fue seleccionada pues se tenía conocimiento del cese de operaciones y existía interés de autoridades locales en verificar la ausencia de anomalías indicadoras de potenciales residuos peligrosos para el ambiente. La interpretación de la respuesta magnética obtenida sugiere que los objetos enterrados con alta susceptibilidad magnética, no serían de grandes proporciones...”.

La honestidad profesional nos obliga a citar que las conclusiones del mencionado estudio son que los objetos parecen “tambores de menos de un metro de diámetro” y, de paso, contradecirse a sí misma cuando más adelante sugiere que “se trata de objetos ferrosos de menos de dos kilogramos de peso”, todo atribuible, posiblemente, a un relleno sanitario.

Conocedores por sufrimiento propio de la burocracia argentina, nos preguntamos —porque conocemos— si se habrán hecho estudios de semejante nivel científico en cualquiera de los centenares de tóxicos y apestosos rellenos sanitarios de todo el país (útiles también para sepultar grandes negociados corruptos y decenas de cuerpos de desaparecidos), muchos (como los del Gran Buenos Aires o Gran Rosario) infinitamente más grandes que los de la pequeña ciudad de Gualeguaychú. La respuesta es esperable: no. De manera que volvemos a preguntarnos por qué tanto interés de las autoridades en este particular caso, y sospechamos que detrás de esta “preocupación sanitaria” puede esconderse otra cosa. 

Será cuestión de seguir investigando. Tan simple como eso. 

Ver comentarios

El colapso europeo: Crisis del euro y los cuatro posibles escenarios

Publicado en por Skiper

Por Marcelo Justo - BBC

 

UE.png

 

La crisis del euro y la situación de las economías de la eurozona son uno de los principales ejes de la reunión de ministros de Finanzas y presidentes de los bancos centrales del Grupo de los 20 (G-20), que comienza este viernes 4 en Busán, Corea del Sur. La moneda única europea ha registrado su cotización más baja en años y varias de los país se encuentran agobiados por altos niveles de deuda y déficit, además de un bajo nivel de crecimiento.

Los últimos datos no son alentadores ni para la zona del euro ni para el resto del mundo, que todavía lucha por consolidar incipientes señales de recuperación económica. De ahí la preocupación del G-20, que concentra el 90% del producto bruto global y es consciente del escollo que representa una eurozona paralizada para el crecimiento mundial. En medio de esta crisis, se han alzado voces que vaticinan el fin de la divisa europea. La canciller federal de Alemania, Angela Merkel, ha advertido que el futuro mismo de la Unión Europea (UE) está en entredicho.

Una cosa está clara: el euro hoy se parece a un enfermo bajo tratamiento médico.

 

Escenario 1: Recuperación del euro

La actual crisis se centra en torno de los PIIGs (Portugal, Irlanda, Italia, Grecia y España), que han anunciado fuertes ajustes económicos en las últimas semanas.

Si bien el impacto inicial de los recortes será seguramente negativo en el corto plazo, el objetivo del plan es que, con un poco de tiempo para recuperar la confianza de los mercados y la actividad económica, se saneen las finanzas públicas y se vuelva a crecer. Grecia es el caso clave. Si con su programa de austeridad logra superar los serios problemas que tiene (déficit fiscal del 13%, deuda pública superior a su Producto Interno Bruto, PIB), se evitará el efecto contagio sobre los otros PIIGs.

Mucho más que la economía griega, que representa un 2,4% del PIB de la eurozona, la posibilidad de "contagio" a otros países ha estado detrás de la turbulencia que vive el euro. En la década de los años 90, Suecia logró salir de una crisis que también parecía terminal gracias a una serie de medidas que dieron resultado.

 

Escenario 2: Larga convalescencia

En este segundo escenario, la intervención conjunta de las naciones de la eurozona, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional (FMI), así como las medidas adoptadas por los PIIGs, consiguen controlar el déficit fiscal sin ahogar el crecimiento, pero no logran solucionar una serie de problemas estructurales.

En este caso, la zona del euro podría recuperar la estabilidad, pero tendría una expansión económica anémica por muchos años.

Algo similar le ha ocurrido a Japón desde principios de los años 90.

 

Escenario 3: Permanente debilidad

Éste es un escenario de fuertes turbulencias económicas, políticas y sociales.

Los programas de ajuste de los PIGGs tienen un fuerte impacto recesivo, que afecta la recaudación fiscal y por tanto profundiza el déficit fiscal. Grecia, que tiene el horizonte de vencimientos de deuda más complicado de los PIIGs, se ve obligado a recibir más ayuda y termina reestructurando su deuda.

Los otros PIIGs quedan entre la espada y la pared: algunos se inclinan por seguir el camino griego (Portugal es el primer candidato) y otros sobreviven como pueden. Los bancos europeos, muy expuestos a la deuda soberana de los PIGGs, quedan también fuertemente afectados por la crisis. A pesar de la recesión y la turbulencia, el euro se mantiene por el altísimo costo que tendría abandonar la moneda común europea. El ejemplo del pasado es lo que ocurrió con Argentina y el sistema de convertibilidad -que ataba el peso al dólar- en 2001.

 

Escenario 4: Muerte y disolución

Es el paso siguiente: las consecuencias políticas y sociales de la crisis son de tal intensidad que podrían provocar la salida de uno, varios o todos los miembros del euro.

En el caso de los PIIGs, esto les permitiría recuperar la competitividad con una moneda propia (devaluándola podrían estimular la exportación), pero al mismo tiempo tendrían que lidiar con una deuda mucho más alta (si Grecia vuelve al dragma, por ejemplo, sus compromisos financieros seguirán siendo en euros o dólares, con lo que necesitará recaudar mucho más en su divisa nacional para pagarlos).

Una posibilidad es que el euro sobreviva con los países del Norte (Alemania, Francia y otros), con Italia y España como posibles acompañantes. Pero la moneda europea como lo conocemos hoy en día no existirá.

En este escenario habrá que ver si el vaticinio de Angela Merkel sobre el devastador impacto que la muerte del euro podría tener sobre la UE era un recurso político para movilizar a los reticentes a ayudar a Grecia o una perpicaz evaluación de la realidad.

 

Ver comentarios

Ciudades del Futuro

Publicado en por Skiper

Una pequeña recopilacion de ciudades del futuro, extraidas de la página http://planetoddity.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ver comentarios

Los túneles de América

Publicado en por Skiper

 Por: Andreas Faber-Kaiser

 

Los indios hopi,  asentados en el estado norteamericano de Arizona,  y que afirman proceder de un continente desaparecido en lo que hoy es el Océano Pacífico, recuerdan que sus antepasados fueron instruidos y ayudados por unos seres que se desplazaban en escudos voladores, y que les enseñaron la técnica de la construcción  de  túneles  y  de  instalaciones  subterráneas.

Muchas otras  leyendas  y tradiciones indígenas del continente americano hablan de la existencia de redes de comunicación y de ciudades subterráneas.

Existe  una  nutrida  literatura y suficientes investigadores que mantienen la hipótesis de que debajo de la superficie de nuestro planeta habitan seres inteligentes desconocidos por nosotros. Existen diversas hipótesis acerca de la posibilidad de que inteligencias procedentes de fuera de nuestro planeta posean puntos de apoyo  subterráneos o subacuáticos en el planeta Tierra.  No voy a entrar aquí en el análisis de estas posibilidades, ya que forman parte de otro estudio que merece su propia dedicación.  

 

De forma que no voy a hablar de organizaciones como la Hollow Earth  Society (Sociedad de la Tierra Hueca) o el SAMISDAT, que buscan establecer contacto con supuestos habitantes del interior del planeta, la primera, mientras que la segunda echa leña al fuego de la existencia de toda una organización de ideología nazi —naturalmente vinculada a los personajes dirigentes de la Alemania nazi— que sobrevive bajo la piel de nuestro planeta, con entradas a su mundo especialmente en el polo Norte y de la Amazonıa brasileña.  

No voy a hablar de tales organizaciones ni de otras similares,  ni voy a entrar en el tema de Shamballah ni de Agartha —supuestos conceptos de lo que serían unos centros de control subterráneos en los confines del Asia central— ni en el del supuesto Rey del Mundo, porque no es el momento de negar ni de confirmar la validez de todos estos supuestos.  El día en que crea oportuno hablar de ellos, lo haré de la forma más clara posible.

Voy a centrarme en este artículo en los lugares que, en el continente americano, tienen mayores posibilidades de conectar con este mundo inteligente subterráneo que aflora en muchas narraciones de los indios del Norte, del Centro y del  Sur de este vasto continente, recogidas desde la época de la conquista hasta nuestros días.  

Para darle algún orden a la exposición de estos lugares —y dado que la datación cronológica de los supuestos túneles se pierde en la indefinición— voy a recorrer en las páginas que siguen, América comenzando por el Norte para  terminar, en trayecto descendente sobre el mapa, en el Norte de Chile.

Quede dicho, antes de descender, que hay más de un investigador que afirma que el polo Norte alberga tierras cálidas y la entrada hacia un mundo interior.

 

El monte Shasta

Los indios hopi afirman que sus antepasados proceden de unas tierras hundidas en un pasado remoto en lo que hoy es el Océano Pacifico. Y que quienes les ayudaron en su éxodo hacia el continente Americano fueron unos seres de apariencia humana que dominaban la técnica del vuelo y la de la construcción  de  túneles  e instalaciones  subterráneas.  

Los  hopi están asentados hoy en  día  en  el  estado  de  Arizona,  cerca  de  la  costa  del  Pacifico.  Entre  ellos y  la  costa,  se  halla el  estado de California.  Y en el extremo  norte  de  este estado existe un volcán nevado, blanco, llamado Shasta.  Las leyendas indias del lugar explican que en su interior se halla una inmensa ciudad que sirve de  refugio a una raza de hombres  blancos, dotados de poderes superiores, supervivientes de una  antiquísima  cultura  desaparecida  en  lo  que  hoy  es  el Océano Pacifico.  El único supuesto testigo que accedió a la ciudad, el médico Dr. Doreal, afirmó en 1931 que la forma de construcción de sus edificios le recordó las construcciones mayas o aztecas.

El nombre Shasta no procede del inglés, ni de ninguno de los idiomas ni dialectos indios.  En cambio, es un vocablo sánscrito, que significa sabio, venerable y juez.  Sin tener noción del sánscrito, las tradiciones indias hablan  de  sus  inquilinos  como  de  seres venerables que moran en el  interior de la montaña blanca por ser esta una puerta de acceso a un mundo interior de antigüedad milenaria.

Notificaciones más recientes de los  habitantes  de  la cercana  colonia  de leñadores  de  Weed refieren  apariciones  esporádicas  de seres vestidos con túnicas blancas que entran y salen de la montaña, para volver a desaparecer al tiempo que se aprecia un fogonazo azulado.

Narraciones recogidas de los indios sioux y apaches confirman la convicción de los hopi y de los indígenas de la región del monte Shasta, de que en el subsuelo del continente americano mora una raza de seres de tez blanca, superviviente de una tierra hundida en el océano.  Pero también mucho más al norte, en Alaska y en zonas mas norteñas aún, esquimales e indios hablan una y otra vez de la raza de hombres blancos que habita en el subsuelo de sus territorios.

 

Una ciudad bajo la pirámide

Descendiendo hacia el Sur, recogí en la  primavera  de  1977  en  México  la creencia de que bajo la pirámide del Sol en Teotihuacán (la ciudad de los dioses ), se esconde por el lado opuesto de la corteza terrestre —o sea en el interior  del  subsuelo—  una ciudad en la cual se afirma que se halla el dios blanco.

 

400 edificios vírgenes

Si de aquí nos trasladamos a la península del Yucatán, hallaremos en su extremo norte, oculta en la espesura de la selva, una  ciudad descubierta en 1941 que se extiende  sobre  un  área  de  48  km2, y  que  guarda  en  el  silencio  del  olvido  más  de  400 edificios que en alguna época remota conocieron esplendor.  

Fue hallada por un grupo de muchachos que, jugando en las inmediaciones de una laguna en la que solían bañarse, se toparon con un muro de piedras trabajadas, oculto por la vegetación.  No teniendo los mexicanos recursos suficientes para acometer la exploración del lugar, requirieron ayuda norteamericana, acudiendo dos arqueólogos especializados en cultura maya, adscritos al Middle American Research Institute de la Universidad de New Orleans.  

También ellos determinaron que el proyecto de limpieza y estudio de  la  enorme  ciudad sobrepasaba  sus  posibilidades,  por  lo  que  habría  que crear  una  asociación  con  otras entidades.   La  guerra  logró  que  el  proyecto fuera  momentáneamente archivado.  Hasta  que,  en 1956,  la  Universidad  de New Orleans, asociada esta vez con la National Geographic Society y con el Instituto Nacional de Antropología de México reemprendió las investigaciones.  

Andrews, el arqueólogo que dirigía la expedición, se dedicó —mientras el equipo de trabajadores comenzaba la desobstrucción de las edificaciones— a recoger informaciones entre los indios de la región. Un chamán le hizo saber que la ciudad se llamaba Dzibilchaltún, palabra que era desconocida en el idioma maya local, y que la laguna era llamada Xlacah, cuya traducción sería ciudad vieja.

 

La ciudad engullida

Queriendo averiguar el motivo de este nombre, le fue narrada al arqueólogo norteamericano una leyenda transmitida por los indios de generación en generación, y que afirmaba que, en el fondo de la laguna, existía una parte de la ciudad que se alzaba arriba, en la jungla.  

De acuerdo con la narración del viejo  chamán,  muchos siglos antes  había  en  la ciudad de Dzibilchaltún  un gran palacio,  residencia del cacique. Cierta tarde llegó al lugar un anciano desconocido que le solicitó hospedaje al gobernante. Si bien demostraba una evidente mala voluntad, ordenó sin embargo a sus esclavos que preparasen un aposento para el viajero.   

Mientras tanto, el anciano  abrió  su bolsa de viaje y de  ella  extrajo una enorme  piedra preciosa  de  color  verde,  que  entregó  al soberano como prueba de gratitud por el hospedaje. Sorprendido con el inesperado presente, el cacique interrogó al huésped acerca del lugar del que procedía la piedra.  

 

Como el anciano rehusaba responder, su anfitrión le preguntó si llevaba en la  bolsa  otras  piedras preciosas. Y dado que el interrogado continuó manteniéndose en silencio, el soberano montó en cólera y ordenó a sus servidores que ejecutasen inmediatamente al extranjero.  

Después del crimen, que violaba las normas sagradas del hospedaje, el  propio cacique revisó la bolsa de su víctima, suponiendo que encontraría en ella más objetos valiosos.  Más, para su desespero, solamente halló unas ropas viejas y una piedra negra sin mayor atractivo.  Lleno de rabia, el soberano arrojó la piedra fuera del palacio.

En cuanto cayó a tierra, se originó una formidable explosión, e inmediatamente la tierra se abrió engullendo el edificio, que desapareció bajo las aguas del pozo, surgido éste en el punto exacto en el que cayó a tierra la piedra.  El cacique, sus servidores y su familia fueron a parar al fondo de la laguna, y nunca más fueron vistos.  Hasta aquí la leyenda.

Pero  continuemos  con  estas  ruinas  del  Yucatán  septentrional.  La  expedición  acabó por desobstruir una pirámide  que albergaba ídolos  diferentes de  las  representaciones  habituales  de las  divinidades  mayas.   Otro  edificio cercano se revelaría como mucho más importante. 

 

Se trataba de una construcción que difería totalmente de los estilos tradicionales mayas, ofreciendo características arquitectónicas jamás vistas en ninguna de las ciudades mayas conocidas.  En el interior del templo —adornado todo él con representaciones de animales marinos— Andrews descubrió un santuario secreto, tapiado con una pared, en el que se encontraba un altar con siete ídolos que representaban a seres deformes, híbridos entre peces y hombres.  

Seres similares por lo tanto a aquellos que en tiempos remotos revelaron inconcebibles conocimientos astronómicos a los dogones, en el África central,  y a aquellos otros que nos refieren las tradiciones asirias cuando hablan de su divinidad Oannes.

En 1961, Andrews regresó a Dzibilchaltún, acompañado en esta ocasión de  dos experimentados submarinistas, que  debían completar con  un mejor equipamiento la tentativa de inmersión efectuada en 1956 por David Conkle y  W. Robbinet, que alcanzaron una profundidad  de  45  metros, a  la  cual desistieron  en  su  empeño  debido  a  la  total  falta  de  luz  reinante.   

En esta segunda  tentativa,  los  submarinistas  fueron  el  experimentado  arqueólogo Marden, famoso  por haber hallado en 1956 los restos  de  la  H.M.S  Bounty, la  nave  del  gran  motín,  y  B. Littlehales.  Después  de  los  primeros  sondeos, vieron claro que la laguna se desarrollaba en una forma parecida a una bota, prosiguiendo bajo tierra hasta un punto que a los arqueólogos submarinistas les  fue  imposible  determinar.   

 

Al  llegar  al  fondo  de  la  vertical,  advirtieron que existía  allí  un  declive  bastante pronunciado, que se encaminaba hacia el tramo subterráneo del  pozo.  Y  allí  se  encontraron  con varios restos de columnas labradas y con restos de otras construcciones. Con lo cual parecía confirmarse que la leyenda del  palacio sumergido se  fundamentaba en  un suceso real.

Este enclave del Yucatán presenta certeras similitudes con las ruinas de Nan  Matol,  la  ciudad muerta  del  océano  Pacifico  del  que afirman  proceder  los  indios  americanos.  También  allí  se conserva  una  enigmática  ciudad abandonada y devorada por la jungla, a cuyos pies, en las profundidades del mar,  los  submarinistas  descubrieron  igualmente  columnas  y  construcciones engullidas por el agua.

 

El emperador del universo

Nos vamos a la otra costa de México, ligeramente más al Sur.  En Jalisco, y a unos 120 km tierra adentro del cabo Corrientes, cuentan los indígenas que se oculta un templo subterráneo en el que antaño fue venerado el emperador del universo.  Y que, cuando finalice el actual ciclo evolutivo, volverá a gobernar la Tierra con esplendor el antiguo pueblo desplazado. Tal afirmación guarda relación con el legado que encierran los pasadizos de Tayu Wari, en la selva del Ecuador.

 

Las láminas de oro de los lacandones

De aquí hacia  el  Sur,  al  estado  mexicano de Chiapas,  junto a  la frontera con Guatemala.  Allí moran unos indios diferentes, de tez blanca, por cuyos secretos subterráneos ya se había interesado en marzo de 1942 el mismo presidente Roosevelt.  

Pues cuentan los lacandones que saben de sus antepasados que en la extensa red de subterráneos que surcan su territorio, se hallan en algún lugar secreto unas láminas de oro, sobre las que alguien dejó escrita la historia de los pueblos antiguos del mundo, amén de describir con precisión lo  que sería  la  Segunda  Guerra  Mundial,  que  implicaría  a  todas  las  naciones más poderosas de la Tierra.  

Este relato llega a oídos de Roosevelt a los pocos meses de sufrir los Estados Unidos el ataque japonés a Pearl Harbor. Semejantes planchas  de  oro  guardan  estrecha  relación, igualmente, con las que luego veremos se esconden en los citados túneles de Tayu Wari, en el Oriente ecuatoriano.

 

50 km de túnel

Prosigamos hacia el Sur. El  paso siguiente que se da desde Chiapas pisa tierra guatemalteca.  En el año 1689 el misionero Francisco Antonio Fuentes y Guzmán no tuvo inconveniente en dejar descrita la maravillosa estructura de los túneles del pueblo de Puchuta, que recorre el interior de la tierra hasta el  pueblo  de  Tecpan, en Guatemala, situado a unos 50 km del inicio de la estructura subterránea.

 

A México en una  hora

A finales de los 40 del siglo pasado apareció un libro titulado  Incidentes de un  viaje  a  América Central,  Chiapas  y  el  Yucatán, escrito  por  el  abogado norteamericano John Lloyd Stephens, que en misión diplomática visitó Guatemala en compañía  de  su amigo el artista Frederick  Catherwood.  

Allí,  en Santa Cruz del Quiché, un anciano sacerdote español le narró su visita, años atrás, a una zona situada al otro lado de la sierra y a cuatro días de camino en  dirección  a  la  frontera mexicana,  que  estaba  habitada  por  una  tribu  de indios  que  permanecían aún en el estado original en que se hallaban antes de  la  conquista.   

En conferencia de prensa celebrada en New York  tiempo después de la publicación del libro, añadió que, recabando más información por la zona, averiguó  que dichos indios  habrían  podido  sobrevivir en  su  estado  original  gracias a  que  —siempre  que aparecían tropas  extrañas— se escondían bajo tierra, en un mundo subterráneo dotado de luz, cuyo secreto les fue legado en tiempos antiguos por los dioses que habitan bajo tierra.  Y aportó su propio testimonio de haber comenzado a desandar un túnel debajo de uno de los edificios de Santa Cruz  del  Quiché,  por  el  que  en  opinión de los indios antiguamente se llegaba en una hora a México.

 

El templo de la Luna

En octubre de 1985 tuve ocasión de acceder junto con Juan José Benítez, con los hermanos Vilchez y con mi buena amiga Gretchen Andersen —que, dicho sea de paso, nació al pie del monte Shasta en el que inicié este artículo— a un túnel excavado en el subsuelo de una finca situada en los montes de Costa Rica.  

Nos internamos en una gran cavidad que daba paso a un túnel artificial que descendía casi en vertical hacia las profundidades de aquel terreno.  Los lugareños —que estaban desde hace años limpiando aquel túnel de la tierra y las piedras que lo taponaban— nos narraron su historia, afirmando que al final  del  mismo  se  halla  el templo de la  Luna, un edificio sagrado, uno de los varios edificios expresamente construidos bajo tierra hace milenios por una raza desconocida, que de acuerdo con sus registros había construido una ciudad subterránea de más de 500 edificios.

 

La biblioteca secreta

Y ya bastante más  al  Sur,  me  interné  en  1986  en  solitario  en  la  intrincada selva que, en el Oriente amazónico ecuatoriano, me llevaría hasta la boca del sistema de túneles conocidos por Los Tayos —Tayu Wari en el idioma de los jíbaros  que  los  custodian—, en  los  que  el  etnólogo, buscador,  aventurero  y minero húngaro Janos Moricz había hallado años atrás, y después de buscarla por todo el subcontinente sudamericano, una auténtica biblioteca de planchas de  metal.    

En ellas, estaba grabada con signos  y  escritura  ideográfica  la relación  cronológica de la historia de  la Humanidad, el  origen del hombre sobre la Tierra y los conocimientos científicos de una civilización extinguida.

 

Las ciudades subterráneas de los dioses

Por los testimonios recogidos, a partir de allí partían dos sendas subterráneas principales: una se dirigía al Este hacia la cuenca amazónica  en  territorio brasileño, y la otra se dirigía hacia el Sur, para discurrir por el subsuelo peruano hasta el Cuzco, el lago Titicaca en la frontera con Bolivia, y finalmente alcanzar la zona lindante a Arica, en el extremo norte de Chile.

De acuerdo  por  otra  parte  con  las  informaciones  minuciosamente  recogidas  en  Brasil  por  el periodista alemán  Karl Brugger, con  cuyo  asesinato en  la  década  de  los  80  desaparecieron  los documentos  de  su investigación, se hallarían en la cuenca alta del Amazonas diversas ciudades ocultas en la espesura, construidas por seres  procedentes  del  espacio  exterior en épocas remotas, y que conectarían con  un sistema de  trece ciudades ocultas en el interior de la cordillera de los Andes.

 

Los refugios de los incas

Enlazando con estos conocimientos, sabemos desde la época de la conquista que los nativos ocultaron sus enormes riquezas bajo el subsuelo, para evitar el saqueo de las tropas españolas. Todo parece indicar que utilizaron para ello los sistemas de subterráneos ya existentes desde muchísimo antes, construidos por una raza muy anterior a la inca, y a los que algunos de ellos tenían acceso gracias al legado de sus antepasados.  Posiblemente, el desierto de Atacama en Chile sea el final del trayecto, en el extremo Sur.

Estamos  hablando  pues,  al  final  del  trayecto,  de  la  zona  que  las  tradiciones de los indios hopi citados al inicio de esta artículo —allá arriba en la Arizona norteamericana—,  señalan  como punto de  arribada de  sus antepasados cuando —ayudados por unos seres que dominaban tanto el secreto del vuelo como el de la construcción de túneles y de instalaciones subterráneas—, se vieron obligados a abandonar precipitadamente las tierras que ocupaban en lo que hoy es el Océano Pacífico.

Pero la localización de las señales concretas —que  existen—,  el desciframiento  adecuado  de  sus claves correctoras —que las  hay—,  así como la decisión de dar el paso comprometido al interior, es —como siempre sucede en todo buscador sincero— una labor tan comprometida como intransferible.

Ver comentarios

Viaje al interior de la tierra hueca.

Publicado en por Skiper

Por: Coronel. Billie Faye Woodard.

Fuente: ERKS

 

Después de mi llegada al Área 51, fui llevado al interior de la tierra y no vi la luz del día por 11,5 años. Esta información fue recopilada y transcripta con su permiso, de la grabación de una comunicación telefónica del 10 de enero de 2002. (Greg Gavin www.Onelight.com - registrado el 10/01/2002 y trascripto el 14/01/2002). Mi nombre es Coronel Billie Faye Woodard de la Fuerza Aérea de Estados Unidos. 

 

Llegada y Adoctrinamiento 

Primeramente fui asignado al Área 51, en Nevada, el 28 de enero de 1971 hasta 1982. En ese período de servicio visité el interior hueco de la tierra seis veces, a 800 millas de profundidad (aprox. 1280 Kilómetros.) 

A mi llegada al Área 51 me adoctrinaron sobre la existencia de túneles debajo del Área 51, y muy pronto después de eso conocí a varios de los seres que operaban los transbordadores subterráneos, quienes deben tener una estatura de 13 a 14 pies (aprox. 3,5 a 4 m de altura). Estos túneles traspasan el mundo, han sido construidos por una especie de seres que han existido aquí antes de nosotros, hace mucho tiempo atrás. 

Inmediatamente después de mi llegada, tomé conocimiento de los túneles y de todos los trabajos que se realizan en las instalaciones mismas. Me informaron que los primeros 15 niveles de las instalaciones fueron construidos por el hombre, que los niveles 16 a 27 ya estaban allí. Nadie de nuestro gobierno los hizo. Nosotros solo estábamos facilitándolos. 

Habían asignado a mi padre en Roswell. Como parte de mi inducción a la carrera militar él solicitó que yo fuera asignado junto a él en el Pentágono. Allí dijeron “Tenemos una nueva asignación para Usted en el Área 51, Nevada, designado comúnmente como S-4".

 

Cuando entré en el Pentágono tenía el grado de segundo teniente. Cuando fui asignado a una comisión de campo en el Pentágono me ascendieron a primer teniente. Después de 3 semanas de estar allí me dieron el rango de Coronel diciendo: “Usted tiene que ser un Coronel pleno para ser asignado a su próximo destino”.

Había 150.000 personas trabajando en estas instalaciones. Aproximadamente, el 85% era personal militar y el 15% personal civil.  Después de mi llegada, fui llevado debajo de la tierra y no vi la luz del día por 11,5 años. 

Los Túneles y los Transbordadores 

Las paredes de los túneles son muy lisas.  Las paredes tienen una terminación de mármol, hechos de una sustancia metálica impenetrable; la superficie de las paredes no pueden ser penetradas por un taladro de diamante y ni siquiera un láser penetra su superficie. Recuerdo que hubo una época en que solíamos ver movimientos de tropas desde el punto A al punto B en la superficie de la tierra continuamente.  No fue hace mucho tiempo atrás. 

Ahora, difícilmente lo vemos.  Utilizan estos túneles para movilizar las tropas en largas distancias. Los túneles son lo suficientemente anchos como para conducir dos vehículos de 18 pies de lado a lado (aprox. 5 mts.). 

Proviniendo del Área 51, un trasbordador sale al Océano Pacífico – a 350 millas (aprox. 560 km.) al oeste de Monterrey - donde hay una pirámide; otro trasbordador va a las instalaciones de la montaña Cheyenne. La longitud de una máquina transbordadora grande es de aproximadamente 1/4 milla (aprox. 400 mts. de largo).  Los habitantes del interior hacen uso de estas máquinas - una enorme nave para mover una gran cantidad de personas, seres o lo que sea rápidamente. 

 

El trasbordador más pequeño es de 50-60 pies de longitud (aprox. 14-17 mts.), ésta era la clase en la que yo viajaba. La velocidad de los transbordadores es más rápida que la velocidad del sonido, ellos pueden viajar del Área 51 a los principales sitios del interior de la tierra en menos de 10 minutos terrestres. En 5-6 minutos usted está allí. 

El material usado para construir los transbordadores es la misma sustancia de la que está hecha la piel de la nave espacial de Roswell. Los transbordadores corren sobre poder electromagnético utilizando las líneas de energía de la tierra. Los operadores que mencioné anteriormente, quiénes tienen una estatura de 13-14 pies (aprox. 4 mts.), se parecen a nosotros en su aspecto pero son mucho más altamente evolucionados, y hablan a través de la telepatía. 

Los hombres usan barbas o no, y la piel de las mujeres no tiene arrugas ni defectos, de hecho tienen una tez clara perfecta.  

Hay siete civilizaciones que residen en la tierra interna - que son gobernadas por los principios de armonía.  Entienden y hablan todos los lenguajes de la tierra.  Su comprensión del conocimiento médico es fenomenal. 

 

Mi historia personal 

A la edad de 12 años, mientras recorría un campo de maíz con otro amigo, tuve una experiencia paranormal. Fui llevado en un vehículo OVNI y fui transportado hacia la tierra interna. Aquí viví por 6 meses entre los residentes de la tierra hueca. 

Usted puede imaginar la maravilla de mis padres, especialmente de mi padre que estaba en el servicio militar, cuando desaparecí, para misteriosamente volver 6 meses después. Fue debido a esta experiencia que creo que mi padre tuvo la certeza de que me contrataran bajo su ala en el Pentágono y que fuera más tarde destinado a servir en el Área 51. 

Yo no soy el descendiente biológico de mi padre, sino un hijo adoptado al igual que mi hermana. A mi hermana la mató lo que se da en llamar 'el gobierno secreto'. Yo pude combatir su negatividad con mi mente, que es más fuerte, y sobreviví sus ataques. 

Es mi conocimiento a través de mi guía Zora, una científica de la tierra interna que tiene 150.000 años de edad, que mi hermana y yo mismo somos originarios de la tierra interna y que nuestros padres verdaderos viven en la tierra interna.  Cuando nuestro padre nos tomó en adopción como sus hijos adoptivos nosotros no hablábamos ningún lenguaje conocido de ninguna  cultura de la  superficie.

Tengo un tipo desconocido de sangre. Nunca he tenido una enfermedad de ninguna clase. Mi sangre ha sido médicamente examinada y destruye toda infección viral cuando es combinada con otras muestras de sangre en una configuración del laboratorio. 

 

Los vórtices de la Tierra Hueca 

Los residentes de la tierra hueca tienen la capacidad de separar el suelo del océano y de crear un vórtice, como se muestra en el triángulo de las Bermudas. Hay 7 niveles diferentes en estos vórtices, y el equipamiento y los seres son traídos y ubicados en correspondencia con estos diversos niveles. 

Los vórtices actúan como puertas de entrada o la salida al interior hueco de la tierra. Hay más de un triángulo en las afueras del área de Florida, en el lago Erye, y en las afueras de la costa de México, uno en los alrededores de Japón así como otras ubicaciones geográficas de la tierra.  Éstos se llaman 'zonas quietas'. 

Estos portales permiten que las criaturas del interior salgan al exterior y regresen al interior de formas tales como el Sasquatch, el Lago Ness... etc. 

Todos los planetas son huecos, como lo es el sol, que es realmente un planeta. Hay civilizaciones en el sol, las cuales tienen colonias en las regiones subterráneas de la Tierra. 

Buscando la Entrada 

Para localizar una entrada a la tierra interna, donde quiera que usted esté debajo de la tierra, todo lo que usted necesita es su brújula. La brújula comenzará a girar como si Usted estuviera parado en el Polo Norte en la entrada del túnel que lleva a la tierra interna. 

Cuando dejé el servicio, no tuve más medios para ir hacia la tierra hueca. Era necesario que buscara otra manera. Junto con un grupo de buscadores interesados, alquilamos un avión que nos llevó al borde mismo del Polo Norte. 

 

La gente del interior 

Piden siempre permiso para trabajar con la naturaleza, piden permiso a las plantas antes de consumirlas o de cortarlas, ellos piden permiso a la madre tierra antes de construir sobre ella, y construyen con la disposición que mejor se adapta para mantener la armonía con el medio ambiente, una práctica similar a la de los indios americanos; por lo tanto, buscan preservar un estado de armonía siempre; queriendo ser uno con la naturaleza en todos los tiempos; son mucho más avanzados espiritualmente que los habitantes de la superficie y respetan grandemente a la madre tierra. 

La atmósfera es de un claro cristalino, en general hay nubes en ciertas épocas, pero nunca como las nubes de lluvia. La temperatura es una constante 73 grados (aprox. 36° centígrados). La gente del interior habla directamente con los animales, y los animales hablan directamente a la gente del interior. 

No hay necesidad de acumular ya que todo está a disposición con libertad, ninguna necesidad de crear en abundancia pues todo es suficiente y abundante. Un proceso de intercambio o trueque es más común que el comercio en dinero. Esto es básicamente una cultura utópica sin la depresión que conduce a la violencia. No hay partes buscando crear una guerra y ganar la dominación de los otros.  No hay ninguno más rico ni más pobre. 

La gente del interior se permite entrar al espacio de su imaginación, si lo desean y desde allí ellos pueden crear. La enfermedad no se incorpora a sus cuerpos - ella no es permitida.  

 

A medida que la humanidad de la superficie se acerca a la 4ta fase dimensional entrante, la gente del interior de la tierra se acercará y trabajará más profundamente con nosotros en la superficie. La gente en la superficie está tan involucrada actualmente con el sentido del 'yo' que no pueden vivir juntos en armonía. 

La gente de la superficie que intenta alcanzar a los habitantes de la tierra interna, a través de la meditación los recibirán. Los niños que ahora están naciendo están siendo más capaces de usar la totalidad de su cerebro, que es una práctica común en el interior. 

Una de las primeras cosas que nos mostraron en el interior fue su capacidad de realizar viajes interplanetarios y de viajar en el tiempo. La base del viaje en el tiempo está relacionada con la curvatura o flexión del espacio, lo cual viene con el poder de la meditación y por la aceptación del ser como un ser ilimitado.  Si usted entrena su mente en un nivel subconsciente de que usted es un ser ilimitado, todas las cosas son posibles. 

En la superficie, las capacidades para experimentar este poder infinito se despiertan más fácilmente en portales tales como el Monte Shasta, que sirve como un portal espacio-tiempo que va directamente hacia la tierra interna. Una vez que estás en los alrededores del Monte Shasta eres llevado a un estado de armonía. En mis experiencias en el Monte Shasta los Telosianos está proyectando una aura de gran armonía en una atmósfera encantadora. 

 

Área 51 

De todo lo que vi en el Área 51, el 95% permanece oculto al público. Entrar es como ir a otro mundo, donde están temerosos de que otros países y otras pares vayan a conseguir 'esta' información. Sus pensamientos son: 'Si admitimos que la tierra es hueca, con una inteligencia central en ella, esto va a causar discordia y miedo'.  Este proceso de miedo es generado por las compañías privadas que intentan controlar y avanzar en sus propias necesidades y agendas (objetivos) personales con el Área 51. 

Dejé la fuerza aérea debido a sus formas dominantes, por quienes intentaron actuar como los monstruos del control, quienes trataban de anular mi capacidad de pensar y de actuar de una manera creativa, y aceptando sus órdenes de 'no hablar de tal o cual información'- en la que ellos dan por sentado que uno obedecerá automáticamente. 

Debido a mi deseo saliente de compartir la información y de informar al público en general, mi servicio de pensión y todos mis beneficios y derechos tales como el uso del servicio dental y médico, me fueron quitados.  

Estuve con los militares durante 13,5 años, desde la base en el Pentágono y luego en el Área 51. La ingeniería genética que se lleva a cabo se está realizando con nuestra generación más joven. Los niños desaparecidos, cuyas fotos fueron vistas comúnmente en los mercados en el pasado, fueron abducidos y llevados allí. 

 

El nivel 16 es el nivel de la ingeniería genética, donde están utilizando a nuestros niños para la experimentación en longevidad y las poderes de la mente. La mayor fuerza detrás de esto es lo que se da en llamar 'el gobierno secreto'. Hay civiles del gobierno secreto que están en control en varias áreas. 

Hay una red de túneles subterráneos que llegan hasta Europa, Sudamérica y a todos los continentes. Y hay una interconexión de esta gran red de túneles a través de todo el globo, el cual muchos gobiernos utilizan. 

Que Dios los bendiga y esté con Ustedes, Coronel Bill Faye Woodard

Ver comentarios

Bilderberg 2010 España: Fotos

Publicado en por Skiper

Fuente: Infowars

 


Matthias Nass, el subdirector de Die Zeit, un diario de

circulación nacional con una dirección política que se

describe como centrista socialdemócrata.

 


Craig Mundie, jefe de investigación y estrategia de

Microsoft. Su antiguo jefe, el eugenista Bill Gates,

ha confirmado su participación en la confabulación Bilderberg.

 


Vizconde Etienne Davignon, presidente del Grupo

Bilderberg, fundador de la Asociación para la Unión

Monetaria de Europa y miembro de la Comisión Trilateral

de David Rockefeller.

 


James Wolfensohn, el noveno Presidente del  Banco

Mundial y miembro del Consejo de Relaciones Exteriores.

 


Eduardo Serra Rexach, político y empresario español,

quien desempeñó como Ministro de Defensa de 1996

a 2000 durante el gobierno de José María Aznar.

De 1993 a 1996, fue el presidente del Instituto de

Cuestiones Internacionales y Política Exterior

(INCIPE – Instituto Internacional de Política Exterior y números).

 

Kemal Dervis, Economista y político Turco, ex funcionario

del Banco Mundial, y actualmente Administrador del Programa

de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

Ver comentarios

Continúa el misterio acerca del increíble cráter en Guatemala

Publicado en por Skiper

Extracto del artículo: http://www.urgente24.com/index.php?id=ver&tx_ttnews[tt_news]=142545&cHash=f627c8d869

 

El enorme agujero, de unos 30 metros de profundidad y 20 de diámetro, se tragó un edificio de tres pisos en el que funcionaba una fábrica de ropa. Los investigadores intentan descubrir cómo se formó. Ya se manejan algunas hipótesis.Científicos en Guatemala comenzaron a investigar un enorme cráter que apareció en la capital el sábado pasado, tras el paso de la tormenta Agatha, que dejó un saldo de 152 muertos en ese país y otras 27 en Honduras y El Salvador.

Imagen del gigantesco crater

 

La zona fue declarada como de "alto riesgo" por la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), que evacuó del lugar a unos 300 habitantes, ya que otras viviendas están a punto de colapsar.

Los geólogos temen que el cráter se expanda. Según David Monterroso, ingeniero geofísico de la Agencia para el Manejo de Desastres Naturales de Guatemala, la forma circular del hueco sugiere la existencia de una formación cavernosa en el fondo.

Pero las causas exactas del hundimiento aún siguen siendo un misterio. "Lo que puedo decir es que no se trata de una falla geológica y que no es producto de un terremoto. Eso es todo lo que sabemos. Vamos a tener que descender", comentó Monterroso.

 

Según científicos citados por la revista National Geographic, el cráter podría haberse formado durante semanas o tal vez años y las inundaciones causadas por la tormenta tropical Agatha lo pusieron al descubierto.

El geólogo de la Universidad de Kentucky James Currens explicó que podría tratarse de una depresión natural que se produjo cuando la tierra se saturó de humedad y de otras partículas que se volvieron muy pesadas para ser sostenidas.

Según Currens, también pudo ocurrir porque el agua expandió una grieta natural en una capa de piedra caliza. A medida que la grieta creció, el material que la cubría comenzó a hundirse hasta que dejó el hueco al descubierto.

El científico de la Universidad de Kentucky añadió que este tipo de agujeros suelen taparse con rocas y escombros, pero que el de Guatemala "es tan grande que requerirá mucho material de relleno".

 

Notas al margen del artículo: No se ustedes pero yo esto no lo veo nada normal: no es una falla, no es algo producido por un terremoto y eso de las inundaciones no se lo traga ni su padre. Además fijense en la extraña forma TUBULAR del agujero de marras y de la profundidad, nada menos que 30 metros bajo tierra... ¿qué es esto? ¿viaje al centro de la tierra o que?. No se,  pero algo huele mas que a podrido en todo este asunto...

Ver comentarios