Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Un experto revela a la prensa cómo es el mercado de asesinatos a sueldo en Rusia

Publicado en por Skiper

Fuente: RIA Novosti

La mayoría de los sicarios en Rusia son ex agentes de servicios secretos que en la actualidad trabajan ilegalmente en calidad de guardaespaldas para diversos capos criminales u hombres de negocios; son profesionales cuyos servicios suelen costar a partir de cien mil dólares, reveló un experto entrevistado hoy por el diario Moskovski Komsomolets.

"Prácticamente todos provienen de servicios especiales. Muchos se han graduado en la Escuela de las Tropas Aerotransportadas, en Riazán. No es en las cárceles donde uno adquiere hábitos combativos", precisó el experto que, según el periódico, se especializa en "estudios del mercado de asesinatos a sueldo".

 

La fuente, que insistió en el anonimato, explicó que "hace falta saber abstraerse, centrarse exclusivamente en el objetivo y tener hábitos automatizados para matar en pleno día, ante una multitud de personas". "No faltan aquí oficiales bien entrenados para adiestrar a jóvenes de nervios y músculos fuertes", constató.

La vida en Rusia, según él, "tiene un precio bajísimo porque es posible contratar a algún drogadicto que, por una dosis, quite de en medio a la persona que estorba", pero "las acciones espectaculares cuestan mucho". La tarifa depende del perfil de la futura víctima, así como de otros factores, pero "habitualmente no baja de 100.000 dólares". "Si se trata de intimidar o eliminar a un corrupto de importancia, la suma suele acordarse en torno a medio millón o un millón (de dólares)", dijo. 

 

En cuanto a los contratantes, son "ciudadanos bastante civilizados, sin vínculos directos con el mundo criminal", personas que "habrán visto demasiadas películas sobre asesinos a sueldo y se habrán atascado como niños en sus fantasías". Buscan sicarios a través de policías corruptos o agencias de detectives y de seguridad privadas. Muchos desisten de sus planes, de modo que apenas uno de cada diez casos se traduce en un encargo real, pero aún así el contacto les sale muy caro: les cobran una multa cuyo importe llega al 50% del contrato abortado o se meten en su negocio.

Comentar este post