Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog

Sorprendentes revelaciones de un CEO fabricante de microscopios

Publicado en por Skiper

Ver comentarios

La justicia tumba la mascarilla obligatoria en exteriores y la vacunación obligatoria

Publicado en por Skiper

Ver comentarios

Armas de manipulación poblacional, la desinformación masiva

Publicado en por Skiper

1. Usted no sabe nada de nada ni de epidemiología ni de salud pública
2. Usted no sabe inglés
3. Usted examina la gráfica que difunden los CDC (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades) de Estados Unidos https://covid.cdc.gov/covid-data-trac..
4. Usted logra controlar el rechazo que le producen las gráficas, los números y el inglés
5. Usted supera las náuseas y dedica un rato a valorar dicha gráfica
6. Usted deduce que se exponen gráficamente los resultados de muertes por Covid en Estados Unidos a lo largo del año 2021
7. Usted se da cuenta de que los resultados se dan en muertes por 100.000 y según grupos de edad (12 a 17 años, 18 a 29, etc.)
8. Usted deduce que “unvaccinated” significa “no-vacunados” y “fully vaccinated” significa “totalmente vacunados”
9. A usted le salta a los ojos lo evidente, que los “no-vacunados” mueren en muchísima mayor cantidad que los “vacunados” (más de diez veces más), y en todos los grupos de edad
10. Usted deduce que las vacunas covid19 evitan muertes (o “salvan vidas”, como gustan decir los expertos)
11. Usted va corriendo a vacunarse contra la covid19 (si no lo había hecho) o, si ya se había vacunado, va corriendo a revacunarse (para morirse menos)
12. Usted está equivocado
13. Usted ha deducido lo que quieren que deduzca
14. A usted le han tomado el pelo
15. Usted ha deducido correctamente que los “no-vacunados” mueren más por covid19, pero se ha equivocado al creer que es por falta de vacunación
16. Usted ha caído en una trampa
17. Usted no se ha dado cuenta de que esa gráfica está sesgada (o tergiversada, si se ha hecho a propósito)
18. Usted cree que la única diferencia entre “no-vacunados” y “vacunados” es que los primeros no se han puesto ninguna vacuna Covid y los segundos se han puesto correctamente alguna vacuna covid19
19. Usted no se ha fijado que la comparación no está “corregida”, por ejemplo para evitar el sesgo de selección de mejor salud, y podría ser que los más sanos se vacunaran más
20. Usted no se ha fijado que la comparación no está “corregida” por morbilidad, medicación en uso, etnia, pobreza, marginación, analfabetismo, etc. y podría ser, por ejemplo, que los obesos que toman “protectores del estómago” se vacunaran menos (y esos dos factores incrementan la probabilidad de muerte por covid19)
21. Usted ha creído que las vacunas covid19 se aplican de facto con equidad (que las recibe quien más las necesita)
22. Usted cree que si se ordena la vacunación de los que más lo necesitan, en la práctica se vacunan los que más lo precisan
23. Usted ha asumido que la comparación entre “no-vacunados” y “vacunados” era limpia, honrada, sin sesgos
24. Usted ignora si entre los vacunados hay muchísimas más personas con antecedentes de haber pasado la enfermedad, la covid19, lo que genera fortísimas y persistentes defensas, potenciadas por la vacunación
25. Usted ignora que los CDC tienen una larga historia de manipulación de datos y gráficos
26. Usted ignora que los CDC también manipularon la mortalidad por gripe según “no-vacunados” versus “vacunados”, y demostraron que la vacuna de la gripe evitaba el 50% de todas las muertes por todas las causas durante el invierno, por más que la propia gripe cause como mucho el 5% de las mismas (resultado, pues, imposible y ridículo)
27. Usted ignora que en general se vacunan más quienes tienen mejor estado de salud, quienes, además, tienen más hábitos sanos, mejores condiciones de vida, mayor preocupación por la salud, son más ricos y tienen mayor nivel educativo, mejores trabajos y viven en comunidades y barrios más “sanos”
28. Usted ignora que, como en casi toda actividad preventiva, no se cumple la equidad en vacunas; la prevención traslada recursos de enfermos a sanos, de pobres a ricos, de analfabetos a universitarios, de negros a blancos y de enfermos a sanos
29. Usted, en síntesis, no puede deducir nada de la espectacular gráfica de los CDC pues no dice nada práctico sobre la efectividad de las vacunas covid19... usted no tiene ni remota idea de lo que está viendo en esa gráfica y probablemente en ninguna otra.

Ver comentarios

Nuestro último descubrimiento (Partes 1 y 2)

Publicado en por Skiper

Ver comentarios

Llega la nueva ley de seguridad nacional. El fin de nuestros derechos y libertades.

Publicado en por Skiper

Ver comentarios

Ehud Qimron, inmunólogo de referencia en Israel: «Ministerio de Salud, es hora de admitir el fracaso»

Publicado en por Skiper

Edhud Quimron en el centro de la imagen.

Edhud Quimron en el centro de la imagen.

Fuente: https://www.lasrepublicas.com/2022/01/11/ehud-qimron-inmunologo-de-referencia-en-israel-ministerio-de-salud-es-hora-de-admitir-el-fracaso/

Edhud Quimron es el jefe del Departamento de Microbiología e Inmunología de la Universidad de Tel Aviv, uno de los principales inmunólogos israelíes. Ha escrito una carta pública en la que presenta sus duras críticas al Ministerio de Salud del gobierno de Israel y le exige que admita de una vez el fracaso en sus políticas adoptadas ante la pandemia de Covid-19.

La carta original, en hebreo, puede leerse aquí. A continuación presentamos la traducción para los lectores y lectoras de Las Repúblicas.

» Ministerio de Salud, es hora de admitir el fracaso

Al final, la verdad siempre se revelará y la verdad sobre la política de coronavirus comienza a revelarse. Cuando los conceptos destructivos se derrumban uno a uno, no queda más que decirles a los expertos que lideraron la gestión de la pandemia: se lo dijimos.

Dos años después, finalmente te das cuenta de que un virus respiratorio no se puede derrotar y que cualquier intento de este tipo está condenado al fracaso. No lo admiten, porque no han admitido casi ningún error en los últimos dos años, pero con retrospectiva está claro que ha fallado estrepitosamente en casi todas sus acciones, e incluso los medios ya están teniendo dificultades para cubrir su vergüenza.

Se negaron a admitir que la infección llega en oleadas que se desvanecen por sí solas, a pesar de años de observaciones y conocimientos científicos. Insisten en atribuir cada declive de una ola únicamente a sus medidas, y así, a través de la falsa propaganda, «la plaga se supera». Y otra vez lo venciste, y otra y otra y otra vez.

Ustedes se niegan a admitir que las pruebas masivas son ineficaces, a pesar de que sus propios planes de contingencia así lo indican limpiamente («Plan de preparación del sistema de salud contra la influenza pandémica, 2007», p. 26).

Ustedes se niegan a admitir que la recuperación ante la enfermedad es más protectora que una vacuna, a pesar de que el conocimiento previo y las observaciones muestran que las personas vacunadas que no han pasado la enfermedad tienen más probabilidad de infectarse que las personas que sí han superado la infección. Se niegan a admitir que los vacunados son contagiosos a pesar de las observaciones. En base a esto, esperaban lograr la inmunidad colectiva mediante la vacunación, y también fracasaron en eso.

Insisten en ignorar que la enfermedad es decenas de veces más peligrosa para los grupos de riesgo y adultos mayores que para los jóvenes que no están en grupos de riesgo, a pesar del conocimiento que llegó desde China ya en 2020.

Ustedes se negaron a adoptar la “Declaración de Barrington”, firmada por más de 60.000 científicos y profesionales médicos, así como otros programas de sentido común. Elegisteis ridiculizarlos, calumniarlos, distorsionarlos y desacreditarlos. En lugar de los programas y las personas adecuadas han elegido profesionales que carecen de la formación pertinente para la gestión de una pandemia (físicos como principales asesores gubernamentales, veterinarios, agentes de seguridad, personal de los medios de comunicación, etc.).

No se ha establecido un sistema efectivo para informar de los efectos secundarios de las vacunas e incluso se han eliminado los informes sobre los efectos secundarios de su página de Facebook. Los médicos evitan vincular los efectos secundarios a la vacuna, no sea que los persigan como lo hicieron con algunos de sus colegas. Han ignorado muchos informes de cambios en la intensidad menstrual y los tiempos del ciclo menstrual. Ocultaron datos que permiten una investigación objetiva y adecuada (por ejemplo, eliminaron los datos de los pasajeros en el aeropuerto Ben Gurion). En su lugar, se seleccionaron artículos publicados sin objetivos junto con altos ejecutivos de Pfizer sobre la eficacia y seguridad de las vacunas.

Daño irreversible a la confianza

Sin embargo, desde las alturas de su arrogancia, también han ignorado el hecho de que al final se revelará la verdad. Y comienza a revelarse. La verdad es que han llevado la confianza del público en ustedes a un nivel sin precedentes y ha erosionado su estatus como fuente de autoridad. La verdad es que han quemado cientos de miles de millones de shekels en vano: por publicar intimidaciones, por pruebas ineficaces, por cierres destructivos y por interrumpir la rutina de la vida en los últimos dos años.

Han destruido la educación de nuestros hijos y su futuro. Hicieron que los niños se sintieran culpables, asustados, fumaran, bebieran, se volvieran adictos, abandonaran la escuela y se pelearan, como atestiguan los directores de escuelas de todo el país. Han dañado los medios de subsistencia, la economía, los derechos humanos, la salud mental y la salud física.

Calumniaron a compañeros que no se rendían frente a ustedes, pusieron al pueblo en contra, dividieron a la sociedad y polarizaron el discurso. Ustedes calificaron, sin ninguna base científica, a las personas que optaron por no vacunarse como enemigos públicos y como propagadores de enfermedades. Ustedes promueven, de manera sin precedentes, una política draconiana de discriminación, negación de derechos y selección de personas, incluidos niños, para su elección médica. Una selección que carece de toda justificación epidemiológica.

Cuando se comparan las políticas destructivas que siguen con las políticas sanas de algunos otros países, puede ver claramente que la destrucción que han causado solo ha agregado víctimas más allá de las vulnerables al virus. La economía que destrozaron, los desempleados que causaron y los niños cuya educación destruyeron son las víctimas excedentes como resultado de sus propias acciones únicamente.

Actualmente no hay una emergencia médica, pero han estado cultivando tal situación durante dos años debido al ansia de poder, de beneficios económicos y control. La única emergencia ahora es mantener las políticas que han puesto en marcha y destinarán grandes inversiones para propaganda e ingeniería social en lugar de dirigirlas para fortalecer el sistema de atención médica.

¡Esta emergencia debe parar!

Ver comentarios

El sistema criminal detrás del Globalismo, Bill Gates y Elon Musk

Publicado en por Skiper

Ver comentarios

Cómo el “plaguicidio humano’ se viste de ecologismo

Publicado en por Skiper

Cómo el “plaguicidio humano’ se viste de ecologismo

Fuente: https://kontrainfo.com/el-mito-de-la-superpoblacion-como-el-plaguicidio-humano-se-viste-de-ecologismo-por-cristian-taborda/

Autor: Cristian Taborda

El fin de semana pasado, la periodista Claudia Peiro publicó la traducción de un artículo del historiador francés André Larané sobre la caída de la tasa de natalidad a nivel mundial y el actual invierno demográfico, nota en la cual se desmonta con datos fehacientes el mito de la superpoblación. Mito utilizado en la opinión pública para justificar políticas antinatalistas, un supuesto ecologismo y una agenda que como en alguna oportunidad se refirió el sociólogo peruano Carlos Fernando Mammani Alliaga en referencia a la obra de Ricardo Paredes es un “plaguicidio humano” disfrazado de verde.

Un argumento que esgrimen los predicadores de la religión climática es el del crecimiento de población, edulcorando con discursos, o avalando por omisión, las políticas antinatalistas y de supresión biológica ¿acaso para el credo ecologista el hombre es sólo un medio para un fin (aunque sea climático)?. ¡Salvemos el clima, que se mueran los humanos!, no dista mucho del pensamiento utilitarista o la razón instrumental que ve en el hombre un objeto, cuando no una mercancía, digna de ser descartada o desechada o combatida como una plaga. Los humanos son una “plaga” para algunos.

Kissinger (1) hace 50 años ya trazaba los lineamientos de crecimiento, estableciendo los límites y un “patrón de estabilidad” en base al “Plan de Acción de Población Mundial” de la ONU. El objetivo era llegar de 8 mil a 9 mil millones de personas a 2050, no superar los 10 mil millones. Y evitar en el siglo XXI pasar los 13 mil millones manteniendo niveles de “fertilidad de remplazo”, dos hijos por parejas, esto logrado a través de la promoción de la mentada “Planificación familiar” vía organismos multilaterales e internacionales (la multinacional Planned Parenthood es el caso emblemático), con propaganda de medios de comunicación e introducción de la educación en políticas de “salud reproductiva” (aborto), utilizando además programas sociales y financiamiento tanto privado como de los Estados. Siempre para preservar los intereses de Estados Unidos y la oligarquía que lo gobierna.

Hoy en día la población actual es de 7.500 millones, aproximadamente. La tasa de natalidad va a la baja y con tendencia a ser negativa, hay un estancamiento poblacional y un descenso en la fertilidad. Según la reconocida revista científica “The Lancet” (2) el pico de población mundial se alcanzará en la década de 2060, con 9.700 millones de habitantes. Y para Naciones Unidas habrá unos 11.000 millones de personas en 2100. Superando las expectativas y augurios de Kissinger.

La población es uno de los principales recursos que tiene una nación. Querer disminuir la población es un atentado contra la soberanía y el interés nacional. Argentina es el octavo país del mundo con mayor extensión territorial y apenas 50 millones de habitantes con una densidad poblacional más baja que España, Italia o Francia. Un pueblo con escasa población o envejecida es un pueblo indefenso, y más si su principal recurso no cuenta con alimentos y trabajo. ¿Usted qué opina que le es más conveniente a las potencias extranjeras hambrientas de recursos? ¿tener de reservas naciones sin población y debilitadas, que no pueden desarrollarse y por ende no utilizar esos recursos disponibles, fácil de ser invadidas o fragmentadas, o una nación fuerte y con una población que en su desarrollo consuma esos recursos codiciados?.

Porque eso es lo que se juega en la política internacional en la cual se desarrolla una competencia despiadada por el control de los recursos naturales tal como señala Juan José Borrell en su libro Geopolítica y alimentos. El desafío de la seguridad alimentaria frente a la competencia internacional por los recursos naturales (Biblos 2019). Donde los principales actores siguen siendo los Estados-Nación guiados por poder, negocios e intereses, no filantropía ni ideologías, esta es la que se usa como máscara, como maquillaje. El capitalismo ecofriendly es cosmética para ilusos.

(1) Kissinger, Henry. “National Security Study Memorandum 200. Implications of Worldwide Population Growth for U.S. Security and Overseas Interests. 1974.

(2) https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(20)30677-2/fulltext

Ver comentarios

SOTT Radio Network N.º 358, 8 de enero, 2022 - ¿Empezamos 2022 con el pie izquierdo?

Publicado en por Skiper

Ver comentarios

El Gobierno no podrá convalidar este Decreto

Publicado en por Skiper

Ver comentarios

1 2 > >>