Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog

pfizer

Hepatitis fulminante infantil: ¿Una consecuencia de las inyecciones Covid?

Publicado en por Skiper

Hepatitis fulminante infantil: ¿Una consecuencia de las inyecciones Covid?

Fuente: https://cienciaysaludnatural.com/hepatitis-fulminante-infantil-una-consecuencia-de-las-inyecciones-k0-b1t/

Autor: Dra. M.ª José Martínez Albarracín

Desde hace algunas semanas estamos asistiendo a un goteo de noticias preocupantes sobre un aumento de casos de hepatitis infantiles desconocidas hasta ahora y con signos del extrema gravedad, puesto que aproximadamente uno de cada diez niños ha necesitado un trasplante hepático y ya se ha comunicado la primera muerte por esta causa. Según la agencia EFE el día 24 de abril se habían notificado 169 casos en 11 países, siendo España uno de ellos con 13 casos comunicados.

La edad de los pacientes oscila entre un mes y 16 años, no suelen tener fiebre aunque sí síntomas digestivos como vómitos, diarrea y dolores abdominales y no se han detectado en los enfermos los virus normales que suelen producir hepatitis, mientras que sí se han encontrado, en muchos casos, secuencias de adenovirus y del SARs-CoV-2.

Lo curioso es que los adenovirus, incluso el adenovirus 41 que puede estar asociado con sintomatología de gastroenteritis, nunca han producido cuadros clínicos graves como la hepatitis, mientras que el SARs-CoV-2, supuesto causante  del síndrome Covid , así como las vacunas Covid, sí que están relacionadas con hepatitis de diversa gravedad.

Por supuesto los voceros del sistema se han apresurado a decir que las inyecciones Covid no tienen nada que ver, antes incluso de que los expertos se pronuncien, pero la realidad parece mostrar indicios fundamentados de todo lo contrario.

En primer lugar porque el síndrome Covid, que afecta con mucha frecuencia al hígado, puede producirlo simplemente la proteína espiga del SARS-CoV-2, como muestran numerosos estudios, y dicha proteína es en la que se basan todas las inyecciones Covid, especialmente las génicas. En segundo lugar porque hay ya una buena cantidad de publicaciones científicas en las que se demuestra que dichas inyecciones producen hepatitis. Y en tercer lugar porque esta “nueva hepatitis infantil” aparece justamente después de que muchos niños hayan sido vacunados innecesariamente con estos perjudiciales fármacos transgénicos.

Urge por tanto hacer un adecuado estudio epidemiológico constatando todos los posibles factores implicados en esta nueva epidemia, especialmente si los niños afectados o sus padres han recibido algún tipo de inyección para Covid. Y esto por lo siguiente:

1*- Porque el propio estudio de Pfizer confirma que la inyección de ARNm se acumula en el hígado y causa hepatitis.

1*- Porque el propio estudio de Pfizer confirma que la inyección de ARNm se acumula en el hígado y causa hepatitis.

A pesar de que se asumió alegremente por la propaganda mediática que las proteínas de pico (espiga, spike) se quedarían en el lugar de la inyección, el propio estudio de Pfizer así como el estudio de biodistribución de esta inyección realizado por la Agencia Reguladora Japonesa, muestran que el contenido de la inyección pasa al torrente sanguíneo y se acumula en diversos órganos, principalmente en hígado, bazo, glándulas suprarrenales y ovario.

La mayor concentración de esta proteína tóxica, así como la de las no menos tóxicas nanopartículas lipídicas que contiene, termina en el hígado, que es el órgano encargado de su eliminación y en los animales que recibieron la inyección de Pfizer se observó daño hepático y elevación de las enzimas características de la hepatitis ( AST, ALT, GGT y fosfatasa alcalina).

Este fue el motivo por el cual los investigadores Aldén et al. del Departamento de Ciencias Clínicas de la Universidad de Lund, examinaron el efecto de la inyección de Pfizer en una línea celular de hígado humano in vitro, e investigaron si se puede transcribir de manera inversa en ADN a través de mecanismos endógenos. Publicaron su artículo en la revista Current Issues of Molecular Biology.  Los autores del artículo descubrieron que cuando la vacuna de ARNm de Pfizer ingresa a las células hepáticas humanas, activa el ADN de la célula que se encuentra dentro del núcleo para aumentar la producción de la expresión del gen LINE-1 para producir ARNm.

Luego el ARNm sale del núcleo y entra en el citoplasma de la célula donde se traduce en la proteína LINE-1. Un segmento de la proteína llamado marco de lectura abierto-1, u ORF-1, regresa luego al núcleo donde se une al ARNm de la vacuna y se transcribe de manera inversa en ADN de proteína espiga (spike).

Al realizar el estudio, también encontraron estas proteínas de punta (spike) expresadas en la superficie de las células hepáticas que, según los investigadores, pueden ser atacadas por el sistema inmunitario y posiblemente causar hepatitis autoinmune, ya que ha habido informes de casos de personas que desarrollaron hepatitis autoinmune después de  dicha vacunación.

Los investigadores Bril et al (2021) descubrieron que los casos graves de covid se caracterizan por una desregulación autoinflamatoria que contribuye al daño tisular, del que parece ser responsable la proteína de punta del virus. También informaron que la histología reveló la presencia de eosinófilos, que se observan con mayor frecuencia en lesiones hepáticas inducidas por fármacos o toxinas, aunque también se pueden encontrar en casos de hepatitis autoinmune.

Y no se puede alegar desconocimiento porque es bien sabido ya desde el primer SARs-CoV que la proteína espiga (spike) y las inyecciones basadas en ella producen hepatitis. En el 2004, Weingartl y colaboradores publicaron un estudio en Journal of Virology en el que reportaron que los modelos animales (hurones) que recibieron la vacuna vectorizada rMVA (basada en la proteína Spike) contra SARS-CoV desarrollaron hepatitis fulminante.

En sus conclusiones se puede leer: “nuestros datos sugieren que la vacunación basada en la proteína Spike de SARS-CoV puede conducir a daño hepático marcado luego de una infección con SARS-CoV. Esta información es muy importante para el desarrollo de vacunas SARS seguras. Debe tenerse una precaución especial en los ensayos humanos con las vacunas SARS dado el potencial de daño hepático de la inmunización y la [posterior] infección»

De hecho, en el párrafo final del resumen del estudio se puede leer: «nuestros datos sugieren que la vacunación con el rMVA que expresaba la proteína S de SARS-CoV se asoció con hepatitis marcada». https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/15507655/

Se podrá argumentar que no todos los niños que han sufrido esta hepatitis severa estarían vacunados con Pfizer-Biontech, ya que también se han dado casos en menores de cinco años, pero es curioso que se asocie un adenovirus a dichos casos y que sea especialmente en el Reino Unido donde más casos se han dado de esta nueva hepatitis. Pues bien, es precisamente en Reino Unido donde más se ha puesto la vacuna covid de AstraZeneca, incluso en niños, ya que es de diseño británico y que dicha vacuna está basada en un adenovirus recombinante de chimpancé que codifica la proteína espiga (spike). Estos virus transgénicos resultan muy peligrosos, precisamente por su capacidad de recombinarse con otras secuencias génicas y volverlas tóxicas para las células, siendo además transmisibles a otros individuos, especialmente si mantienen con ellos un estrecho contacto, por este motivo es imperioso investigar si los padres o familiares directos de estos niños enfermos de hepatitis recibieron también la inyección de AstraZeneca.

Por cierto, en España, todos los profesores vacunados han recibido al menos dos dosis de esta inyección de AstraZeneca para Covid.

Más Referencias:

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/?term=hepatitis+AND+%22COVID-19+vaccine%22&filter=years.2021-2022&sort=date

Autoimmune hepatitis developing after coronavirus disease 2019 (COVID-19) vaccine: Causality or casualty? https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC8056822/

Intracellular Reverse Transcription of Pfizer BioNTech COVID-19 mRNA Vaccine BNT162b2 In Vitro in Human Liver Cell Line https://www.mdpi.com/1467-3045/44/3/73

Immunization with modified vaccinia virus Ankara-based recombinant vaccine against severe acute respiratory syndrome is associated with enhanced hepatitis in ferrets https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/15507655/

Ver comentarios

Pfizer aumenta la publicidad de su medicamento 'Blockbuster' para tratar afecciones cardíacas, incluidas las causadas por las vacunas COVID

Publicado en por Skiper

Pfizer aumenta la publicidad de su medicamento 'Blockbuster' para tratar afecciones cardíacas, incluidas las causadas por las vacunas COVID

Fuente: https://childrenshealthdefense.org/defender/pfizer-blockbuster-drug-heart-conditions-covid-vaccines/

Autor: Michael Nevradakis, Ph. D.

Traducción, corrección de la traducción y subrayado del texto relevante: Skiper

Dos importantes compañías farmacéuticas eligieron febrero, el mes del amor, o del corazón, para lanzar una campaña publicitaria que insta a las personas que experimentan problemas cardíacos por primera vez a visitar a sus médicos.

Pfizer y Bristol Myers Squibb (BMS) revivieron este mes la campaña publicitaria "No hay tiempo para esperar", gastando $1,28 millones solo en anuncios de televisión.

La campaña advierte a cualquier persona que experimente palpitaciones y dificultad para respirar que puede tener un mayor riesgo de desarrollar fibrilación auricular (FA), trombosis venosa profunda (TVP), otros tipos de coágulos sanguíneos y accidentes cerebrovasculares, curiosamente los mismos tipos de dolencias cardiovasculares que se encuentran entre las personas que han recibido vacunas contra el COVID-19 .

La campaña insta a los espectadores a buscar atención médica temprana para reducir el riesgo de estas graves complicaciones. Según la publicación de la industria Fierce Pharma:

“El objetivo es que los pacientes regresen a los consultorios de sus médicos y, por supuesto, si es necesario, que se les diagnostique cualquier afección relevante que pueda requerir que tomen un anticoagulante, como Eliquis”.

Eliquis, descrito como un "anticoagulante de gran éxito y un fármaco para la fibrilación auricular (FA)", es un importante generador de ingresos para la alianza Pfizer-BMS, generando más de $9 mil millones en ingresos anuales, mucho más que los medicamentos de la competencia como Xarelto que es producido por Bayer en conjunto con Johnson & Johnson y Pradaxa, que es producido por Boehringer Ingelheim.

Pfizer y BMS relanzaron la campaña "No Time to Wait" en conjunto con varias organizaciones de defensa y sociedades médicas, incluido el Día Mundial de la Trombosis, que expresó su apoyo a la iniciativa Pfizer-BMS como un medio para "educar" al público. Caracterizada como una "campaña de sonido envolvente", Pfizer-BMS utiliza la televisión, la radio y las redes sociales para transmitir al público el mensaje "No hay tiempo para esperar".

Como parte de la campaña, el día de San Valentín, el 14 de febrero, se estrenó un anuncio televisivo de TVP y embolia pulmonar (EP). El anuncio mostraba a dos pacientes que describían cómo "no esperaron" para hablar con sus médicos sobre la FA, la TVP y Síntomas de EP que habían comenzado a experimentar mientras realizaban actividades cotidianas. Hablando a la cámara, los dos actores describen síntomas, como dificultad para respirar y latidos cardíacos acelerados, que son posibles indicadores de FA, TVP y EP.

La literatura oficial de la campaña insta al público a tomar medidas:

“En este momento, las personas pueden estar sopesando la decisión de visitar a un proveedor de atención médica. Sin embargo, los síntomas como hinchazón, dolor, sensibilidad o enrojecimiento en la pierna, el muslo o la pelvis posiblemente pueden estar relacionados con una afección potencialmente grave, como la trombosis venosa profunda (TVP). Es fundamental no ignorar estos síntomas”.

BMS, a través de su portavoz, describió las razones para relanzar la campaña:

“Recibimos tantos comentarios positivos de pacientes y defensores sobre el impacto que esta campaña tuvo en los pacientes, que sabíamos que era nuestra responsabilidad continuar con la evolución del programa y difundir aún más el mensaje.

A mediados de 2021, decidimos hacer evolucionar la campaña, con una nueva percepción de que las personas sintomáticas en riesgo de fibrilación auricular o TVP/PE a menudo pueden descartar sus síntomas o atribuirlos erróneamente a otros factores de salud y estilo de vida”.

¿Podría "atribuir erróneamente", en este caso, que en realidad se refiere a casos en los que aquellos que habían recibido recientemente una vacuna COVID experimentaron la aparición de afecciones relacionadas con el corazón, que en algunos casos les llevaron a la muerte?. 

¿Pfizer se beneficia de las dolencias inducidas por las vacunas?

¿Podría el relanzamiento de la campaña "Sin tiempo para esperar" representar un esfuerzo de Pfizer para participar en el control de los daños causados ​​por el aumento de las enfermedades cardíacas inducidas por las vacunas, mientras se beneficia de la venta de un medicamento que se usa para tratar esas mismas dolencias?.

Hay varios objetivos que Pfizer y BMS podrían lograr con la campaña. En primer lugar, al lanzar una campaña publicitaria que advierte a las personas que pueden estar en riesgo de sufrir ciertas afecciones cardíacas, Pfizer y BMS están, en cierto sentido, "naturalizando" las dolencias cardíacas en personas jóvenes y/o sanas.

En segundo lugar, al "naturalizar" la prevalencia y la probabilidad de tales afecciones cardíacas, estas empresas pueden desviar la culpa de estas afecciones de las vacunas contra el COVID, incluida la vacuna Pfizer-BioNTech.

En tercer lugar, al derivar a los pacientes a sus médicos, la alianza Pfizer-BMS puede beneficiarse financieramente de la mayor prevalencia de enfermedades y afecciones cardíacas en el público vacunado, ya que los médicos prescriben más Eliquis, el anticoagulante y el fármaco para la FA más vendido, para tratar sus síntomas.

'Normalizar' condiciones cardíacas en jóvenes y sanos

Según Pfizer y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), incluso "los atletas más sanos" ahora corren el riesgo de sufrir coágulos de sangre, como se indica en una advertencia urgente emitida este mes.

En los últimos meses, los medios de comunicación y las autoridades sanitarias han ofrecido múltiples explicaciones de por qué las personas sanas están desarrollando coágulos sanguíneos y problemas cardíacos, culpando a todo: desde el clima y las facturas de la luz, hasta el consumo de cannabis, pero nunca culpando a las vacunas contra el COVID.

Aquí hay unos ejemplos:

👉Septiembre de 2021: The Times of India publicó una historia sobre un "recordatorio de los médicos" de que "nadie es demasiado joven para un ataque al corazón".


👉Septiembre de 2021: un estudio indicó que el consumo de cannabis duplicó el riesgo de ataques cardíacos en adultos jóvenes.


👉Octubre de 2021: The New York Post informó sobre "el ataque cardíaco poco conocido que está afectando a mujeres 'en forma y saludables' y tan jóvenes como de 22 años".


👉Noviembre de 2021: el tabloide británico The Sun informó sobre "las formas en que el clima frío puede afectar su cuerpo, desde la vagina en invierno hasta los coágulos de sangre".


👉Noviembre de 2021: un informe del Times of India preguntó por qué los ataques cardíacos "se están volviendo comunes en personas 'aparentemente' en forma".


👉Noviembre de 2021: Healthline informó que los cigarrillos electrónicos pueden aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.


👉Diciembre de 2021: otro tabloide británico, Express, advirtió sobre la dieta "saludable" que "puede 'aumentar' el riesgo de sufrir un infarto".


👉Enero de 2022: Norton Health nos informó que "prevenir las enfermedades cardíacas en los niños es cada vez más urgente a medida que más niños desarrollan enfermedades cardíacas".


👉Enero de 2022: se publica un informe que advierte que “los deportes pueden romperte el corazón en más de un sentido”.


👉Enero de 2022: un informe de CT (Connecticut) Insider indicó que más personas sufrían enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares “después de COVID”.


👉Enero de 2022: The Daily Mail advirtió que "el riesgo de problemas cardíacos podría aumentar incluso si bebe menos de las unidades semanales del NHS", en referencia a las recomendaciones realizadas por el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido.


👉Enero de 2022: The Sun publicó un informe que afirma que el clima puede "dañar" la salud y provocar ataques cardíacos, derrames cerebrales o gota.


👉Enero de 2022: otro informe de The Sun advirtió que 300.000 británicos estaban “viviendo con una enfermedad sigilosa que podría matar en 5 años”. La "enfermedad sigilosa" en cuestión es la estenosis de la válvula aórtica, una afección en la que la válvula aórtica del corazón se estrecha.


👉Febrero de 2022: la revista Nature informó que el riesgo de enfermedad cardíaca “se dispara después de el COVID, incluso con un caso leve”.


👉Febrero de 2022: un médico entrevistado en ITV del Reino Unido advirtió que un aumento en las facturas de la luz y el gas puede causar ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

Mark Crispin Miller, profesor de medios, cultura y comunicación en la Universidad de Nueva York y fundador de News from Underground compiló una lista de informes absurdos como los mencionados anteriormente. Al observar los incidentes y los informes durante la semana del 8 al 14 de febrero, Crispin les dijo a los lectores:

“Antes de mencionar a todos aquellos cuyas 'muertes repentinas' fueron noticia la semana pasada: 'muertes inesperadas' sin causa conocida, o debido a ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, coágulos de sangre, paro cardíaco o cánceres rápidos y agresivos (todos conocidos por ser 'eventos adversos' posteriores a la 'vacunación'): revisemos cómo este aumento global sin precedentes en la muerte súbita ha sido oscurecido deliberadamente por 'nuestra prensa libre”.

Miller destacó un informe de ABC News, “Los casos de 'corazón roto' aumentan durante el COVID, especialmente entre las mujeres”. En otro ejemplo, la revista Science informó que los genetistas encontraron la respuesta a las "muertes infantiles repentinas e inexplicables".

La minimización de la conexión entre las vacunas COVID y las enfermedades cardíacas graves a menudo ha involucrado a atletas de alto perfil. Por ejemplo, la estrella de fútbol de 33 años Sergio Agüero del FC Barcelona se vio obligado a anunciar su retiro en diciembre de 2021, después de sufrir dolores en el pecho y mareos durante un partido en octubre de 2021. Nunca volvió a jugar.

Según el cardiólogo de Agüero, la vacuna no fue el motivo de su dolencia y retirada. Sin embargo, el propio Agüero, en una sesión de preguntas y respuestas de Twitter a principios de este mes, no descartó esta posibilidad y afirmó : “No sé si el Covid o la vacuna causó mi retirada”.

Sin embargo, los medios continúan promoviendo la narrativa de que las vacunas no tienen nada que ver con el aumento de enfermedades o muertes repentinas entre los atletas. Por ejemplo, Miller citó un artículo del Washington Post del 1 de febrero que describía historias de atletas que morían debido a la vacunación contra el COVID como una “falsedad”. Miller luego comparó lo que describió como el informe "vergonzoso" del Washington Post con una cronología documentada de atletas que sufrieron insuficiencia cardíacas entre marzo de 2021 y enero de 2022.

Esta serie de incidentes se ilustra y detalla aún más en el blog "Real Science", que encontró 707 incidentes de este tipo a partir de este escrito y demostró en forma gráfica el fuerte aumento de los incidentes de insuficiencia cardíaca que involucran a los atletas en el transcurso de 2021 y en 2022, al tiempo que la captación para inocular vacunas contra el COVID aumentó.

Sin embargo, Politifact, en diciembre de 2021, aseguró al público que "no hay pruebas de que los atletas colapsaran por problemas cardíacos debido a la vacunación contra el COVID-19", mientras que en noviembre de 2021, US News & World Report advirtió que "el COVID puede desencadenar un infarto de miocardio en atletas jóvenes.”

A medida que aumentan los informes de enfermedades cardíacas inducidas por vacunas, los estudios confirman el vínculo

Múltiples estudios e informes han confirmado un vínculo entre las vacunas COVID y las enfermedades del corazón. Estos informes incluyen:

👉Septiembre de 2021: un informe encontró que los adolescentes varones tienen un mayor riesgo de hospitalización por la vacuna de Pfizer que por el COVID.


👉Noviembre de 2021: el renombrado cardiólogo Dr. Steven Gundry advirtió que las vacunas Pfizer y Moderna COVID “aumentan drásticamente” el riesgo de ataques cardíacos.


👉Enero de 2022: Los datos del Sistema de Informe de Eventos Adversos a las Vacunas (VAERS) indican que la miocarditis encabeza la lista de lesiones por vacunas contra el COVID en jóvenes de 12 a 17 años.


Mientras tanto, continúan aumentando los informes de personas previamente sanas que desarrollan afecciones cardíacas después de recibir las vacunas Covid. Estos son solo algunos ejemplos:

👉Junio ​​de 2021: un niño de Michigan de 13 años murió tres días después de recibir la segunda dosis de la vacuna Pfizer COVID-19.


👉Junio ​​de 2021: un atleta que recibió la segunda dosis de la vacuna de Pfizer desarrolló miocarditis, provocada por la vacuna.


👉Agosto de 2021: un niño de 14 años desarrolló miocarditis después de recibir la vacuna de Pfizer.


👉Octubre de 2021: un joven de 17 años desarrolló síndrome inflamatorio multisistémico y miocarditis después de recibir la vacuna de Pfizer.


👉Diciembre de 2021: se descubrió que la muerte de un joven de 26 años por inflamación del corazón "probablemente" fue causada por la vacuna de Pfizer.


👉Enero de 2022: una autopsia encontró que la muerte de otro joven de 26 años por miocarditis fue el resultado directo de recibir la vacuna de Pfizer.


👉Febrero de 2022: un niño de seis años desarrolló miocarditis inducida por la vacuna, lo que lo dejó incapaz de caminar.


👉Febrero de 2022: las autopsias mostraron que las muertes de dos adolescentes que murieron poco después de recibir la vacuna de Pfizer fueron causadas directamente por la vacuna.


Informes y estudios como los enumerados anteriormente han llevado a un aumento de las peticiones para que se reevalúe o se detenga por completo la vacunación de menores. Algunas incluyen:

👉Enero de 2022: más de 30 expertos pidieron a los reguladores del Reino Unido que reevalúen la vacunación contra el COVID para niños de 12 a 15 años.


👉Enero de 2022: los datos revelaron que los informes de enfermedades cardíacas después de las vacunas COVID habían aumentado un 15.600 % en jóvenes menores de 30 años, en comparación con los 31 años anteriores de lesiones cardíacas informadas después de recibir "vacunas" aprobadas por la FDA.


También han provocado llamadas a un mayor escrutinio por parte de las autoridades sanitarias, lo que parece haber tenido algún efecto, al menos en ciertos casos. Por ejemplo:

👉Octubre de 2021: la Administración de Drogas y Alimentos de EE .UU. retrasó la decisión de dar luz verde a la administración de la vacuna Moderna a los adolescentes, citando problemas cardíacos. Sin embargo, la vacuna de Pfizer fue aprobada para el mismo grupo de edad.


👉Octubre de 2021: Las autoridades sanitarias de Dinamarca y Suecia detuvieron la administración de la vacuna contra el COVID a los grupos de edad más jóvenes, citando informes de miocarditis.


👉Diciembre de 2021: los CDC estaban monitoreando ocho casos de inflamación cardíaca informados en niños de 5 a 11 años que recibieron la vacuna de Pfizer.


Sin embargo, en enero de 2022, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) se negaron a investigar el caso de un niño de 13 años que murió de miocarditis días después de recibir la vacuna de Pfizer, mientras que en agosto de 2021 los médicos “minimizaron” la conexión entre la aparición de miocarditis en un joven de 25 años y la administración de la vacuna de Moderna.

El gasto de la campaña 'Sin tiempo para esperar' es indicativo de los gastos de marketing más amplios de la Big Pharma

Los grandes gastos publicitarios son normales para las grandes empresas farmacéuticas como Pfizer, como informó anteriormente The Defender. Por ejemplo, un artículo de Forbes de 2019 informó que Pfizer gastó el doble de dinero en marketing/ventas que en investigación.

La intensa publicidad de Pfizer también es evidente en su informe trimestral más reciente, correspondiente al cuarto trimestre de 2021. El informe indica un aumento del 10 % (un total de $12.700 millones) en los “gastos SI&A” de 2021, que incluyen marketing y publicidad, en comparación con 2020, cuando no había vacuna COVID disponible.

El informe también proyecta que los gastos SI&A de Pfizer oscilarán entre $12.5 y $ 13.5 mil millones en 2022. BMS, a su vez, gastó $990 millones en publicidad y marketing tanto en 2020 como en 2021, después de gastar $633 millones en 2019. En resumen, el gasto en publicidad farmacéutica totalizó $6580 millones en 2020 y se esperaba que superara los $11 mil millones para fines de 2021, incluidos $3900 millones solo en publicidad televisiva.

Además de las campañas publicitarias y de marketing "tradicionales", las empresas farmacéuticas adoptaron algunas formas más creativas de promocionar sus productos, y tal vez comprar más buena voluntad por parte de los medios de comunicación.

En un artículo de octubre de 2021 , The Defender destacó varios ejemplos de programas y segmentos de noticias de televisión patrocinadores por Pfizer, que van desde "Good Morning America" ​​hasta "Anderson Cooper 360°" y "CBS HealthWatch".

Por ejemplo, un tuit del 4 de octubre de 2021 publicado en la cuenta oficial de Twitter de CNBC mostraba a Pfizer en términos elogiosos, acompañado del texto: “publicación pagada por Pfizer”.

Y un tuit del 15 de marzo de 2021 de Pfizer expresó su orgullo por el lanzamiento de un documental de National Geographic, "Misión posible: la carrera por una vacuna".

Ver comentarios

Project Veritas expone los planes de la administración de Biden para las vacunas anuales contra el COVID

Publicado en por Skiper

Project Veritas expone los planes de la administración de Biden para las vacunas anuales contra el COVID

Fuente: https://thepostmillennial.com/breaking-project-veritas-exposes-biden-administration-plans-for-annual-covid-shots

Traducción y corrección de la traducción: Skiper

Project Veritas lanzó un video explosivo el martes por la noche que expone los supuestos planes de la administración Biden para las futuras políticas de COVID. Estos incluyen, informa James O'Keefe de Project Veritas, planes para las inyecciones requeridas anualmente de la vacuna COVID, vacunas obligatorias para niños y una misión para "inocular a tantas personas como sea posible".

"Tendrá que recibir una inyección anual", dijo Christopher Cole, director ejecutivo de la Iniciativa de contramedidas de la Administración de Alimentos y Medicamentos. "Quiero decir, aún no se ha anunciado formalmente porque no quieren, como, irritar a todos".
“Las compañías farmacéuticas, las compañías de alimentos, las compañías de vacunas, nos pagan cientos de millones de dólares al año para contratar y mantener a los revisores para aprobar sus productos. La vacuna anual es un retorno recurrente de dinero para su empresa", explicó Cole. Según O'Keefe, Cole es "un funcionario ejecutivo de la FDA con más de 20 años de experiencia que afirma estar directamente involucrado en el proceso de aprobación". La FDA emitió un comunicado en el que decía: "La persona que supuestamente aparece en el video no trabaja en asuntos de vacunas y no representa los puntos de vista de la FDA".


“Quiero decir, habrá algo de lo que se ha hablado públicamente, pero no se ha hablado en CNN, Fox, MSNBC ni nada”, dijo Cole. "Pero sí, tendrás que obtener una anual. Creo que lo que sucederá es que será algo gradual, las escuelas lo exigirán".
Cole defendió la vacuna y dijo que "significa que su capacidad para luchar disminuye, por lo que los tres reforzarán su sistema. Y luego habrá una vacuna anual, al igual que la vacuna contra la gripe". Dijo que esto sería "para todos".


"La FDA tenía previsto reunirse esta semana para discutir la aprobación de la vacuna de Pfizer para niños a partir de los seis meses", informó O'Keefe. "Esperaban tener la nueva vacuna disponible para fin de mes. Pero la reunión se canceló inesperadamente, citando la necesidad de realizar más pruebas".
"No estoy completamente de acuerdo con su proceso", dijo Cole al reportero encubierto de Project Veritas . "Están considerando tratar de vacunar a niños menores de cinco años. Entre seis meses y cinco años".
"¿Qué quieres decir con que no estás de acuerdo con el proceso?" Le preguntaron. "Bueno, quiero decir, ellos no tienen todas las pruebas, no están ahí. Así que estoy de acuerdo con eso de que no es importante vacunarlos, pero no puedes darles a los padres tanta seguridad como tú normalmente querrías hacerlo".

Ver comentarios

Documento de Pfizer admite un gran aumento de las reacciones adversas a su "vacuna"

Publicado en por Skiper

Documento de Pfizer admite un gran aumento de las reacciones adversas a su "vacuna"

Fuente: https://dailytelegraph.co.nz/news/pfizer-document-concedes-that-there-is-a-large-increase-in-types-of-adverse-event-reaction-to-its-vaccine/

Autor: Dr. Guy Hatchard*

Traducción, corrección de la traducción y subrayado del texto relevante: Skiper

👉 Un documento publicado por Pfizer, aparentemente como resultado de una orden judicial de libertad de información en EE.UU., revela una amplia gama de efectos adversos de las vacunas, previamente desconocidos, recopilados de fuentes oficiales de todo el mundo.
👉 Pfizer admite que se trata de "un gran aumento" de los informes sobre efectos adversos y que incluso este enorme volumen está infra declarado.
👉 Se enumeran más de 100 enfermedades, muchas de ellas muy graves.
👉 Este documento fue reunido por Pfizer en los primeros días del despliegue de la vacuna en Nueva Zelanda, pero posiblemente no fue suministrado a nuestro gobierno.
👉 Examinamos las implicaciones para el gobierno.

Hasta ahora, los médicos de cabecera y los hospitales de Nueva Zelanda han recibido una hoja informativa de Pfizer en la que se enumeran 21 posibles efectos adversos como consecuencia de la vacunación.

Todos ellos son leves y no requieren más tratamiento que reposo, a excepción de las reacciones alérgicas graves, miocarditis y pericarditis (inflamación del corazón). Como resultado, la mayoría de los miles de neozelandeses que han declarado efectos adversos tras la vacunación han sido enviados a casa con poco más que el consejo de tomar una aspirina y descansar. A algunos se les ha dicho que sus afecciones pueden ser episodios médicos no relacionados, psicosomáticos o debidos a la ansiedad por su parte. (sic)

Basándose en la breve hoja informativa oficial de Pfizer como guía, Medsafe, nuestro organismo regulador de medicamentos en Nueva Zelanda, sólo ha aceptado una de las más de 100 muertes que se le han comunicado como relacionadas con la vacuna. La mayoría de las muertes figuran como no relacionadas, bajo investigación o desconocidas. Por el contrario, el Foro de Salud de Nueva Zelanda y otros grupos han recogido informes no oficiales de efectos adversos y muertes próximas a la vacunación. De los más de 670 informes de muerte recopilados por el Foro, 270 ya han sido investigados por profesionales médicos y están estrechamente relacionados con los efectos adversos conocidos.

Tras la publicación del nuevo documento de Pfizer se espera que muchos más estén relacionados con la vacuna. Los informes describen síntomas como dolor en el pecho, niebla cerebral, fatiga extrema, síntomas neurológicos, taquicardias, derrames cerebrales, ataques cardíacos y muchos más. Los datos recogidos sugieren que hasta dos tercios de las consultas sobre acontecimientos adversos realizadas al personal médico por los receptores de las vacunas no se han notificado al CARM, el sistema de notificación de acontecimientos adversos de Nueva Zelanda.

El propio Medsafe estima en su Guía para la Notificación de Reacciones Adversas que en Nueva Zelanda sólo se notifican el 5% de los acontecimientos adversos. En consecuencia, el público neozelandés desconoce por completo el alcance de los posibles riesgos de la vacunación.

El documento de Pfizer que acaba de publicarse y que está siendo ampliamente difundido en el dominio público y puede descargarse de los sitios web se titula:
5.3.6 ANÁLISIS ACUMULATIVO DE LOS INFORMES DE EVENTOS ADVERSOS POSTERIORES A LA AUTORIZACIÓN DE PF-07302048 (BNT162B2) RECIBIDOS HASTA EL 28 DE FEBRERO DE 2021


Por tanto, los efectos secundarios notificados son anteriores al lanzamiento de la vacuna en Nueva Zelanda. El informe en sí fue finalizado por Pfizer el 30 de abril de 2021. ¿Proporcionó Pfizer esta información a nuestro gobierno durante los primeros días de nuestro programa de vacunación universal?. Si es así, los resultados deberían haber sido compartidos con nuestros profesionales médicos, políticos y con el público. Muchos de los más de 100 nuevos tipos de efectos adversos enumerados ahora por Pfizer en este documento de 38 páginas suponen riesgos a largo plazo para la salud. Hasta hace muy poco, el documento era retenido por Pfizer, que mantenía que debía ser confidencial. Existe una gran posibilidad de que un gran número de neozelandeses sufran daños a largo plazo como consecuencia de ello.

¿Cómo ha ocurrido esto sin que nadie lo sepa?

A pesar de que la vacuna de Pfizer había sido sometida a ensayos muy breves y de que sólo contaba con una aprobación provisional, Medsafe no actualizó su sistema de notificación de efectos adversos (CARM) para hacerlo obligatorio en lugar de voluntario.

Medsafe no aconsejó a los médicos de cabecera y al personal de los hospitales que estuvieran atentos a los acontecimientos adversos y los notificaran rápidamente y con detalle. El Gobierno ignoró el número sin precedentes de acontecimientos adversos que se notificaban a Medsafe y que circulaban en la comunidad y en las redes sociales.

El Gobierno instituyó una campaña de relaciones públicas, promoción y medios de comunicación en la que se aconsejaba al público que la vacuna de ARNm Covid-19 de Pfizer era completamente segura y libre de efectos secundarios graves, dando la impresión de que no había efectos secundarios, ni siquiera los conocidos efectos graves de inflamación del corazón que Pfizer ya había admitido.

Inexplicablemente, las condiciones impuestas por el contrato que nuestro Gobierno firmó con Pfizer para el suministro de vacunas no se han hecho públicas. Sospechamos que el contrato contiene cláusulas estándar similares a las que se utilizan con los medicamentos que han completado los ensayos de seguridad, como la disposición de que la discusión pública de los eventos adversos sólo puede llevarse a cabo en conjunto con la empresa que suministra el medicamento. Si este es el caso, Pfizer habrá obstaculizado a Medsafe y a nuestro Gobierno en su enfoque de la evaluación y discusión pública de los eventos adversos.

¿Cuales son los nuevos riesgos de la vacunación?

Cualquiera que lea la nueva recopilación de informes de eventos adversos de Pfizer se quedará perplejo. La densidad de los términos médicos técnicos y los nombres de las enfermedades se desglosan, sin embargo, en categorías de enfermedades reconocibles y graves: insuficiencia renal, accidente cerebrovascular, eventos cardíacos, complicaciones del embarazo, inflamación, enfermedad neurológica, insuficiencia autoinmune, parálisis, insuficiencia hepática, trastornos sanguíneos, enfermedad de la piel, problemas musculoesqueléticos, artritis, enfermedad respiratoria, trombosis venosa profunda, coágulos de sangre, enfermedad vascular, hemorragia, pérdida de vista, parálisis de Bell y epilepsia.

¿Cómo ha afectado esto a Nueva Zelanda?

Aunque el registro oficial de efectos adversos de Medsafe y las listas no oficiales muestran que los riesgos inmediatos de la vacunación contra la Covid podrían ser entre 50 y 300 veces mayores que los de las vacunas tradicionales más arriesgadas (como la vacuna contra la viruela), y aunque se desconocen los efectos a largo plazo, el 90% de los neozelandeses que cumplía los requisitos ha seguido adelante con la vacunación tras aceptar las garantías de seguridad y eficacia del gobierno, o se ha visto obligado a vacunarse bajo la amenaza de perder el empleo y la libertad de movimiento. Al sentir el miedo al Covid que han generado los informes de los medios de comunicación internacionales y locales, la mayoría de las personas que han completado la vacunación han soltado un gran suspiro de alivio: me he quitado una gran preocupación de encima, ahora puedo seguir con mi vida.

Los que comprobaron que no había surgido ninguna reacción inmediata insuperable (la mayoría) estaban comprensiblemente de acuerdo con el gobierno: "¿A qué viene tanto alboroto? ¿Por qué no va a hacerlo todo el mundo, o se le va a obligar a hacerlo? Es un bien social que protegerá a todos".

PERO hay un enorme iceberg en el camino del buen barco Nueva Zelanda oculto bajo las falsas olas de alivio. Miles de personas están sufriendo silenciosamente enfermedades debilitantes, no reconocidas y en algunos casos no tratadas por sus médicos. Para los que han sobrevivido a la vacunación sin lesiones inmediatas esto no ha sido un problema porque no lo sabían, aparte de una o dos quejas de amigos que podrían ser meras coincidencias aleatorias.

Esto ha provocado una división en la sociedad neozelandesa que el gobierno creó en nombre de la seguridad pública. Miles de abnegados servidores de la nación, entre los que se encuentran profesores, trabajadores de la salud y otros, están siendo estigmatizados y obligados a abandonar sus puestos de trabajo de una manera que recuerda horriblemente al trato que recibían los judíos en la Alemania nazi. El gobierno hizo esto a pesar de saber que la vacuna de Pfizer no estaba completamente probada, ni era segura, ni particularmente efectiva.

Los jueces dictaron sentencias en los tribunales apoyando los mandatos del gobierno sin conocer los datos cruciales de seguridad de la vacuna de ARNm, todo ello porque Pfizer había ocultado esta información y el gobierno no había hecho su debidas diligencias. Si se hubiera conocido la verdadera posición, el análisis de la Carta de Derechos de Nueva Zelanda por parte del Alto Tribunal bien podría haber sido diferente y su disposición que garantiza que todo individuo debe poder tomar sus propias decisiones médicas podría seguir intacta.

Las conclusiones de Pfizer

Pfizer concluye el documento publicado con una declaración: "La revisión de los datos disponibles para esta experiencia acumulada de PM, confirma un balance beneficio/riesgo favorable para BNT162b2". PM significa el conjunto de datos postcomercialización que están evaluando de 42.086 eventos adversos reportados. Pfizer hace esta afirmación de beneficio a pesar de admitir que "se desconoce la magnitud de la infradeclaración". Este documento no contiene más información real y independiente en apoyo de esta afirmación de equilibrio beneficio/riesgo, aparte de una misteriosa referencia al "perfil de seguridad conocido de la vacuna".

El argumento de la relación beneficio/riesgo es decir en esencia: el Covid-19 es una enfermedad grave y nuestros cálculos muestran que habrá más personas afectadas por la enfermedad que por la vacuna, por lo que habrá un beneficio neto. Este argumento fracasa debido a al menos tres factores muy importantes:

En primer lugar, las opciones de tratamiento han mejorado y, por tanto, el riesgo de enfermedad grave y muerte por Covid se ha reducido considerablemente.

En segundo lugar, el riesgo por Covid no está repartido uniformemente. Las personas con comorbilidades (otras enfermedades) y los ancianos tienen un riesgo muy alto. La mayoría del resto de las demás personas tiene un riesgo muy bajo. Por lo tanto, la vacunación podría someter a las personas con bajo riesgo por Covid a un riesgo más alto por la vacunación. Los enfoques de educación sanitaria preventiva pueden reducir el riesgo de la Covid para las personas con comorbilidades más que la vacunación. Por ejemplo, un estudio publicado en el BMJ descubrió que las personas que siguen una dieta basada en plantas tienen un 73% menos de riesgo de sufrir enfermedades graves.

Los datos del Biobanco del Reino Unido han sido analizados por investigadores de las Universidades de Manchester y Oxford y de las Indias Occidentales, quienes descubrieron que los trabajadores por turnos (que suelen tener los relojes biológicos alterados) tienen un riesgo tres veces mayor de ser hospitalizados con Covid. Los remedios preventivos incluyen cambios en la dieta, como la introducción de más fruta fresca, verduras y fibra, y la reducción de hábitos poco saludables conocidos, como el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol, un estilo de vida demasiado sedentario, el predominio de alimentos ultraprocesados y muchos más.

La tercera razón y más importante, por la que el argumento de la relación beneficio/riesgo se viene abajo, es la enorme variedad de tipos de reacciones adversas observadas por Pfizer y ocultadas hasta ahora.

¿Cómo puede una sola vacuna tener una gama tan amplia de efectos?

Quienes trabajan basada en terapia génica comprenden las razones técnicas por las que las vacunas de ARNm pueden tener efectos tan amplios en la salud humana. Una función del ADN perfectamente estable es fundamental para la vida. A su vez, la integridad de la función celular es fundamental para mantener el ADN. Las células individuales contienen mecanismos para reparar su propio ADN hasta 70.000 veces al día. Desde esta perspectiva, el estudio de laboratorio in vitro publicado recientemente en Viruses 2021, 13.2056, es indicativo. Sugiere un posible mecanismo de daño de la vacuna.

El estudio descubrió que la proteína de espiga se localiza en el núcleo e inhibe la reparación del daño del ADN al impedir el acceso de las proteínas clave de reparación del ADN. Los resultados revelan una posible vía molecular por la que la proteína espiga de la Covid podría impedir la inmunidad adaptativa. Subrayan los posibles efectos secundarios de las vacunas con ARNm de longitud completa.

A pesar de un grado de autonomía celular, el sistema nervioso y la fisiología deben funcionar, y de hecho lo hacen, como un todo. Todo el sistema nervioso, incluido el sistema inmunitario, es una red de "parte y todo". El todo está en cada parte, el ADN está en cada célula, pero la función celular también está relacionada con una red genética generalizada e interconectada: el funcionamiento holístico de la red fisiológica es fundamental para su eficacia. Así, la estabilidad de la red fisiológica (la salud) puede verse afectada por la introducción de trozos de código genético activo (instrucciones biológicas) como los que contienen las vacunas de ARNm.

Una analogía lo aclarará. Estamos familiarizados con las redes informáticas. La columna vertebral de la mayoría de los sistemas comerciales es producida por Microsoft. Cada ordenador contiene el sistema de Microsoft y la red también funciona bajo su sistema. El sistema se apoya en el código informático, un conjunto de instrucciones complejas escritas por Microsoft. Los ordenadores individuales pueden realizar tareas independientes y pueden comunicarse con otros ordenadores para que la organización funcione sin problemas. Esto puede compararse con nuestra fisiología.

Hay muchos sistemas en el cuerpo: el sistema inmunitario, el sistema circulatorio, el sistema digestivo, el sistema límbico, los mecanismos homeostáticos, la estructura musculoesquelética, las redes neuronales, etc. Aparentemente, realizan funciones independientes, pero todos funcionan sobre la base del mismo código genético contenido en nuestro ADN y se comunican entre sí durante el proceso de mantenimiento de la salud. Volviendo a nuestra analogía: el personal de la oficina a veces se envía mensajes llenos de errores ortográficos entre sí, pero esto no perjudica a la red.

Sin embargo, si un virus informático escrito en código es enviado por un ordenador, puede saturar y colapsar el funcionamiento de la red porque afecta al sistema operativo. Algunas redes están protegidas por buenos cortafuegos y otras son vulnerables. La vacuna Covid introduce en nuestra fisiología una secuencia de información escrita en código genético. No es de extrañar que pueda provocar una gama tan amplia de efectos adversos, algunos de los cuales son tan graves que son análogos a una caída de la red informática.

Algunos individuos tienen sistemas inmunitarios fuertes y se ven poco afectados, otros experimentan problemas en uno u otro sistema. El hecho de que se haya introducido una secuencia de código extraño en la fisiología produce importantes riesgos para la salud, riesgos que conocen muy bien quienes trabajan en terapia génica desde hace algunas décadas.

La amplísima gama de efectos adversos revelada por el documento de Pfizer es la firma fisiológica de un fallo del sistema de control general, un fallo de la integración y la función global del organismo. No es plausible sugerir lo contrario. Por eso, los expertos en genómica, incluso mientras escribo, se plantean cuestiones fundamentales sobre la acción y la seguridad de las vacunas de ARNm. Además, piden que se actúe con cautela.

Conclusión

El gobierno de Nueva Zelanda acordó condiciones comerciales con una sola empresa para el suministro de vacunas. Es posible que se haya ocultado información vital. Se mantuvo al público en la ignorancia de los riesgos conocidos. Esto ha dividido a nuestra sociedad y ha socavado nuestra tolerancia neozelandesa fundamental sobre la base de datos de seguridad no sólo incompletos, sino también engañosos.

El gobierno está dormido al volante. Sabiendo muy bien que los ensayos de seguridad eran incompletos, el gobierno aparentemente aceptó la información suministrada por los intereses comerciales multinacionales al pie de la letra. Este debería ser un punto de "nunca más". Hay que aprender grandes lecciones y se debe pedir disculpas a toda la población.

Las disposiciones del Código de Derechos de Nueva Zelanda deberían tener rango constitucional. Las imposiciones de vacunación deben ser retiradas y los afectados deben ser compensados. La propuesta de vacunar a los niños de 5 a 11 años debería detenerse.

*El doctor Guy Hatchard es estadístico y exdirector de Genetic ID, un laboratorio mundial de pruebas y certificación de seguridad alimentaria. El libro de Guy 'Your DNA Diet' ("Tu dieta de ADN") está disponible en Amazon.com.

Ver comentarios

Covid-19: acaba de estallar un escándalo global: el laboratorio de Pfizer ha falsificado los datos de sus ensayos clínicos

Publicado en por Skiper

Covid-19: acaba de estallar un escándalo global: el laboratorio de Pfizer ha falsificado los datos de sus ensayos clínicos

Fuente: https://lecourrier-du-soir.com/covid-19-un-scandale-mondial-vient-declater-le-geant-pfizer-a-falsifie-les-donnees-de-ses-essais-cliniques/

Traducción, corrección de la traducción y subrayado del texto relevante: Skiper

Una explosiva investigación puesta en línea este 2 de noviembre por el British Medical Journal y consultada por Lecourrier-du-soir.com acusa, con evidencia de apoyo, al gigante Pfizer de haber falsificado datos de sus ensayos clínicos. 

Un gran golpe para Pfizer. El laboratorio estadounidense, que pronostica ingresos anuales de $ 36 mil millones, corre el riesgo de ver colapsar sus ganancias después de una revelación explosiva hecha por un denunciante que habló con el British Medical Journal(BMJ). El caso, apenas revelado, provocó una protesta mundial que puso a Pfizer en grave peligro.

De hecho, este 2 de noviembre, los medios británicos revelaron una investigación liderada por un denunciante llamado Brook Jackson, quien debió ocupar el cargo de director regional en Ventavia, una empresa subcontratista de Pfizer a cargo de las pruebas clínicas. En declaraciones al British Medical Journal, ella acusa a la compañía de falsificar datos, eliminar el procedimiento de ceguera del paciente y reclutar vacunadores poco capacitados.

Después de alertar a Ventavia sobre todos estos problemas, Brook Jackson dice que informó a la poderosa agencia estadounidense FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) por correo electrónico. Siendo el asunto demasiado serio, acabará siendo despedida. La licenciada, recurrió al medio British Medical Journal a quien transmitirá un tesoro de información sobre las prácticas poco saludables de un laboratorio que hoy es el mayor ganador de Covid-19.

Entre los problemas citados en esta revelación, se encuentra la mala gestión del trabajo por parte del laboratorio. Brook Jackson, con más de 15 años de experiencia en administración e investigación médica, dice que en repetidas ocasiones ha llamado la atención de sus superiores sobre la mala administración del trabajo, los problemas relacionados con la seguridad del paciente, pero también con la protección de datos. Pero en vano.

El otro detalle que señaló Jackson es que el subcontratista Ventavia ni siquiera pudo cuantificar los tipos y números de errores encontrados en los ensayos clínicos. Y eso no es todo. La dirección de Ventavia llegó incluso a pedir abiertamente a los empleados que falsifiquen datos. ¡Escándalo!

Durante las fases del ensayo, la denunciante dice que encontró enormes deficiencias, entre ellas: incumplimiento de los protocolos, abandono de pacientes que sufrían molestias, incumplimiento de los estándares de almacenamiento de vacunas, productos mal etiquetados, acoso a los empleados de Ventavia cuya única culpa fue informar estas disfunciones a sus superiores.

Según el British Medical Journal, las acusaciones de Jackson fueron confirmadas por otros dos empleados de Ventavia que solicitaron el anonimato para evitar represalias.

Para leer el documento en su versión original, haga clic aquí: BMJ

Ver comentarios

Cuestiones éticas planteadas mientras Pfizer realiza ensayos de la vacuna COVID-19 en huérfanos

Publicado en por Skiper

Cuestiones éticas planteadas mientras Pfizer realiza ensayos de la vacuna COVID-19 en huérfanos

Fuente: https://www.naturalnews.com/2021-10-06-pfizer-conducts-covid-vaccine-trials-on-orphans.html

Traducción, corrección de la traducción y subrayado del texto relevante: Skiper 

La Organización de Protección de la Salud Infantil recibió un informe de Polonia de que Pfizer está probando su vacuna contra el coronavirus de Wuhan (COVID-19) en huérfanos de seis meses. Esto ha llevado al Parlamento y al Senado polacos a organizar una reunión para debatir los aspectos médicos, legales y éticos de las pruebas médicas en bebés y niños.

Según el sitio web de Pfizer, ha habido tres ciclos separados de ensayos de la vacuna COVID de Pfizer en los que inscribieron hasta 4.500 niños de 6 meses a 11 años en más de 90 ensayos clínicos en los Estados Unidos, Finlandia, Polonia y España.

La compañía ha estado realizando ensayos de la vacuna COVID en niños polacos de 3 a 11 años. Los informes de inteligencia también indican que al menos ocho clínicas privadas o centros de investigación forman parte de los que realizan estos ensayos. La información se ha ocultado al público debido a las cláusulas de "secreto" de Pfizer.

Sin embargo, informes no oficiales han indicado que los niños de entre 6 y 11 años recibieron la vacuna, y los de entre 3 y 5 años recibieron al menos una dosis. En total, alrededor de 1.000 niños polacos han recibido la vacuna Pfizer.

La ética de los ensayos clínicos con niños genera inquietudes
La ciencia y la ética de los ensayos clínicos en niños también han suscitado preocupaciones en materia de derechos humanos. Yaffa Shir-Raz, investigador comunicador de riesgos de la Universidad de Haifa en Israel, escribe un artículo sobre los métodos cuestionables utilizados por Pfizer.

En el artículo, Shir-Raz señala hechos problemáticos que muestran la falta de preocupación de Pfizer por la seguridad de los niños. Por ejemplo, se ha descubierto que aquellos que desarrollaron depresión severa después de la vacunación tenían condiciones psiquiátricas preexistentes que deberían haber justificado su exclusión del estudio. Los criterios de notificación parecen haber sido diseñados para excluir señales de eventos adversos.

Los desarrolladores de vacunas también tienen un largo historial de experimentos con las poblaciones más vulnerables, como los huérfanos, los discapacitados mentales y físicos, los refugiados políticos y otras poblaciones empobrecidas.

(Artículo Relacionado: SACRIFIQUE A LOS NIÑOS: Oxford Vaccine Group recluta niños para ensayos de vacunas contra el coronavirus).

Cómo se realizan los ensayos clínicos en niños
Los ensayos clínicos suelen decir cosas diferentes según su diseño. Comprender cómo se diseñan los ensayos de las vacunas es importante para comprender los resultados. Un ejemplo actual es cómo las diferencias pueden afectar el uso de vacunas. Los ensayos clínicos en niños son importantes para determinar tres cosas: dosis, seguridad y respuesta inmune.

Las dosis de vacunas varían de los medicamentos porque los últimos a menudo se recetan en función del tamaño relativo de una persona, mientras que los primeros se administran después de que los investigadores determinan el "punto óptimo" entre generar inmunidad y la tasa más baja de efectos secundarios.

Por lo general, la seguridad se determina evaluando tanto los tipos de efectos secundarios experimentados por los participantes como la frecuencia con la que los experimentan. Los científicos también identifican las respuestas inmunitarias para determinar si alguien está protegido contra futuras infecciones.

Se sospecha que los los ensayos clínicos de Pfizer que involucran a niños en orfanatos y residencias de ancianos han pasado por canales secretos, considerando que no ha habido un solo caso judicial en el que se dice que la vacuna se haya probado en niños. La conferencia señaló que sin la acción de las autoridades polacas, no será posible confirmar cuántos de estos niños pueden haber desarrollado complicaciones graves o haber enfrentado la muerte.

Si bien siempre se ha practicado deshacerse de los más débiles de la población en nombre del bien común, muchos grupos creen que ha llegado el momento de poner fin a esa práctica.

Obtenga más noticias y actualizaciones sobre las vacunas COVID-19 y los ensayos en curso en Vaccines.news.

Las fuentes incluyen:

GNews.org

TheExpose.uk

Chop.edu

Ver comentarios

Un abogado contra la demagogia - ¡El gran escándalo de las farmacéuticas al descubierto!

Publicado en por Skiper

Ver comentarios

10 razones por las que la aprobación de la FDA para el pinchazo de Pfizer no tiene que ver con la salud, sino con obligar a las personas a inyectarse

Publicado en por Skiper

10 razones por las que la aprobación de la FDA para el pinchazo de Pfizer no tiene que ver con la salud, sino con obligar a las personas a inyectarse

Fuente: https://www.lifesitenews.com/blogs/10-reasons-why-the-fda-approval-for-pfizer-jab-isnt-about-health-but-about-forcing-people-to-take-the-shot/

Traducción, corrección de la traducción y subrayado del texto relevante: Skiper


El anuncio de ayer de la Administración de Drogas y Alimentos de los EE.UU. de que otorgó la aprobación total a Pfizer para su vacuna Covid-19 no es sorprendente para muchas personas que han estado observando todo el avance rápido de Operation Warp Speed, moviéndose entre las barreras y la transgresión de las reglas para los fabricantes de vacunas.

Aquí hay 10 razones por las que el sello de aprobación del "estándar de oro" de la FDA no significa nada sobre la protección de la salud y la seguridad de los ciudadanos, sino que tiene todo que ver con eliminar la responsabilidad y dar a los gobiernos y las empresas el valor de coaccionar las inyecciones en empleados y consumidores.

1. Todavía es experimental: los ensayos clínicos de Pfizer no terminan hasta mayo de 2023
Algunas personas piensan que la aprobación de la FDA significa que la inyección de Pfizer ya no es experimental. Ese no es el caso. Cada inyección de Covid, incluida la de Pfizer, lleva menos de un año de uso y, por definición, sigue siendo experimental. La vacuna de Pfizer, como la de Moderna, se basan en un experimento "novedoso" que utiliza ARN mensajero que secuestra la maquinaria de las células humanas para producir anticuerpos de pico. Nunca antes se había usado algo así en humanos y este lanzamiento de la vacuna es un experimento gigante, lo llames así o no.

El hecho es que los ensayos clínicos de Pfizer no terminan hasta mayo de 2023. La aprobación de la FDA generalmente requiere dejar que los ensayos clínicos sigan su curso, pero otorgar una autorización de uso de emergencia (EUA), que es el tipo de cosa que permite a los médicos probar medicamentos experimentales en un paciente porque de todos modos está muriendo, es un juego completamente diferente. Y la autorización de uso de emergencia de Pfizer se extiende a los niños de 12 años cuyas probabilidades de morir a causa de Covid son significativamente menores que las de morir por la caída de un rayo.

Cada día surgen más preguntas sobre cuáles serán los efectos a largo plazo de la vacuna Pfizer Covid en el sistema inmunológico, en la Covid, en las enfermedades crónicas, en la fertilidad, etc. Dado que nadie conoce las respuestas a estas preguntas, el pinchazo es obviamente todavía experimental.

2. Los mandatos de vacunación COVID violan los derechos humanos fundamentales
Cuando algunas personas escuchan que una inyección todavía es experimental, hacen una pausa. Algunos podrían dudar en emitir mandatos de vacunas porque  violaría el Código de Nuremberg. Después de que se expusieran las horribles atrocidades de los experimentos nazis con judíos en la Segunda Guerra Mundial, el mundo aceptó el Código de Nuremberg que decía que nosotros, como humanidad, nunca jamás volveríamos a obligar a las personas a realizar experimentos médicos en contra de su voluntad.

Algunas personas no quieren romper códigos como ese. El propio estatus de autorización de uso de emergencia prohíbe los mandatos. Pero la "aprobación" no lo hace. Entonces, las pandillas de Joe Biden y Anthony Fauci no anunciaron que las tomas eran experimentales y ahora simplemente cambiaron el proceso para hacer que algo experimental suene no tan experimental.

3. Hay un historial de desastres médicos a considerar
Muchas personas todavía recuerdan horrores médicos como la talidomida y el DES, medicamentos experimentales que los médicos distribuyeron con desdén como chicle hasta que comenzaron a nacer miles de bebés con extremidades malformadas y las niñas comenzaron a tener un cáncer vaginal poco común años y años después de haber estado expuestas al experimento.

También ha habido desastres con las vacunas en el pasado. Una vacuna para la pandemia de gripe porcina de la década de 1970 se considera una debacle de salud pública porque cientos de personas desarrollaron la afección neurológicamente discapacitante, el síndrome de Guillain Barré.

Sin embargo, las lecciones de la arrogancia médica en la historia se olvidan rápidamente, y otra vacuna contra la pandemia de gripe porcina experimental de 2009 condujo a más de 1.400 casos documentados de narcolepsia, un trastorno cerebral devastador que hace que sus víctimas colapsen y se duerman varias veces durante el día, principalmente entre niños.

En 2017, Sanofi Pasteur se vio obligado a retirar del mercado su nueva vacuna Dengvaxia después de que mató a varios cientos de niños al hacerlos experimentar una versión peor del dengue como si nunca hubieran sido vacunados. El fiasco de Dengvaxia llevó a que decenas de personalidades de la salud pública fueran acusadas de "imprudencia imprudente que resultó en homicidio". ¿Crees que eso no puede volver a pasar?.

4. No ha habido una revisión externa del pinchazo de Pfizer
Se habló mucho de tipos de salud pública como Anthony Fauci sobre la “transparencia” en el proceso de revisión de la FDA para las vacunas Covid. En circunstancias normales, esto implicaría traer expertos externos a la mesa y abrir los libros de datos.

Eso no ha sucedido aquí.  La aprobación de la FDA pareció indiscutible porque simplemente se saltaron la parte en la que las personas compiten. “No tenemos idea de cómo se ven los datos”, dijo el British Medical Journal citó a Kim Witczak, un defensor de la seguridad de los medicamentos que se desempeña como representante del consumidor en el Comité Asesor de Medicamentos Psicofarmacológicos de la FDA, hace unos días.

En junio, Witczak había hecho circular una petición firmada por ella misma y al menos otros 30 profesionales de la salud que se oponían al proceso de la FDA que, según dijeron, “eliminó un mecanismo importante para analizar los datos” al rechazar la revisión externa.

"Si la FDA nos escucha, no considerarán seriamente la aprobación de una vacuna Covid-19 hasta 2022", dijo al British Medical Journal.

5. Todo lo que tenemos son seis meses de datos incompletos
La realidad es que Pfizer configuró sus ensayos para que duraran dos años y ahora se ha otorgado la aprobación en base a solo seis meses de datos incompletos. Si nos fijamos en las pesadillas de salud pública que ocurrieron antes, en la mayoría de los casos, los problemas tardaron más de seis meses en surgir. La señal de narcolepsia no surgió hasta dos años después de que se distribuyó la vacuna y no se confirmó hasta años después de eso. El cribado de datos lleva tiempo y si las personas están ciegas para ver las señales de desastre que no quieren ver, lleva aún más tiempo. Si hay grandes problemas con la vacuna de Pfizer, pasará mucho tiempo antes de que la salud pública los admita.

6. No hay grupos de control en este experimento global
"Ya es preocupante que la aprobación total se base en datos de 6 meses a pesar de los ensayos clínicos diseñados para dos años", dijo Witczak, el propio regulador de la FDA, en el British Medical Journal. "No existe un grupo de control después de que Pfizer ofreció el producto a los participantes del placebo antes de que se completaran los ensayos".

Los estudiantes de secundaria comprenden la importancia de los controles en los ensayos y Pfizer borró sus controles y les dio a todos la oportunidad de comenzar el experimento solo unos meses después para que no se puedan medir resultados reales. Si hay un evento adverso a largo plazo para ser detectado, no lo verá en el proceso de aprobación del "estándar de oro" de Jen Psaki que no tiene controles. Ahora, los no vacunados son el único grupo de control que queda por borrar y parece haber una urgencia para hacerlo.


7. La inmunidad que pueden haber proporcionado las vacunas parece estar menguando
La carta de aprobación de la FDA repite las primeras afirmaciones de Pfizer de que su vacuna es "95% efectiva". Para empezar, esa era una cifra dudosa y controvertida, considerando que se refería a la protección de la población y no a la protección del individuo que recibe la vacuna, que no tendría nada como el tipo de escudo contra la infección que conjuraba el 95%. Las decenas de miles de infecciones revolucionarias de Covid en personas completamente vacunadas son testimonio de ello.

Es un gran problema que Peter Doshi, editor senior del British Medical Journal, llama el "elefante llamado inmunidad menguante".  Citó al Ministerio de Salud de Israel desde principios de julio que mostró que la vacuna de Pfizer tenía solo un 65% de efectividad, que a fines de julio se había reducido a solo un 39%, donde Delta es la cepa dominante. Al parecer, continúa la tendencia a la baja. Considerando que la propia expectativa de de la FDA es de “al menos 50%” de eficacia para cualquier vacuna aprobada. En cuanto al "funcionamiento" de la vacuna, la FDA ha violado sus propios estándares bajos para acelerar la aprobación de esta vacuna y no nos han dicho por qué.

8. Pfizer nunca publicó resultados preocupantes de ensayos con animales
El grupo de Witczak también pidió a la FDA que requiera una "evaluación más exhaustiva de las proteínas de pico producidas in situ por el cuerpo después de la vacunación, incluidos estudios sobre su biodistribución completa, farmacocinética y toxicidades específicas de tejido".

A la gente le debería asombrar que no lo hayan hecho. Pfizer hizo al menos un estudio de biodistribución de la lipoproteína en su vacuna (sin incluir el ingrediente clave del ARNm) en animales inyectados. No dio a conocer los resultados que mostraron que los ingredientes de la vacuna destinados a pegarse en el músculo en el lugar de la inyección migraron por todo el cuerpo de los animales a todos los órganos evaluados y especialmente a los ovarios. No es un gran dato para una campaña de marketing masiva.

9. Ola de mandatos de vacunas emitidos en respuesta al anuncio de la FDA
Todo el sello de aprobación de la FDA es simplemente un facilitador para imponer inyecciones a los estadounidenses que no lo desean. Las consecuencias se vieron de inmediato con una ola de mandatos de vacunas de empresas, universidades y organizaciones que estaban esperando la autorización final de la FDA que mitigaría cualquier queja de conciencia o temores de represalias legales. Este sello de la FDA les da plena luz verde para imponer su voluntad a los demás y abusar de la libertad de conciencia médica y del principio universal del consentimiento informado.

Inmediatamente después del fallo de la FDA, el Pentágono dijo que requeriría que todas las tropas estadounidenses se vacunasen. El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, también eligió el lunes para anunciar que todos los trabajadores de las escuelas públicas de la ciudad de Nueva York deben vacunarse antes de septiembre y no tendrán la opción de realizar pruebas regulares en su lugar.

Si había alguna duda de que el sello de la FDA no tenía nada que ver con la seguridad y la eficacia y todo que ver con la imposición de inyecciones y los mandatos, Biden lo dejó claro en su anuncio especial el lunes. "He impuesto requisitos de vacunación que llegarán a millones de estadounidenses", dijo. “Hoy hago un llamado a más empresas del sector privado para que intensifiquen los requisitos de vacunas que llegarán a millones de personas más. Si usted es un líder empresarial, un líder sin fines de lucro, un líder estatal o local   que ha estado esperando la aprobación de la FDA para requerir vacunas, le pido ahora que lo haga; que lo requiera. Haga lo que hice, y el mes pasado pida a sus empleados que se vacunen o se enfrenten a requisitos estrictos".

10. Pfizer es un criminal de carrera con una marea creciente de víctimas
Es curioso cómo Biden y sus lacayos están pidiendo "requisitos estrictos" para sujetos experimentales (pronto serán niños incluso menores de 12 años), pero no tienen requisitos estrictos para delincuentes corporativos hiperglotones como Pfizer, que  violado repetidamente la ley y la ética experimental, dañando a innumerables personas.

Pfizer tiene el historial de pagar el acuerdo más grande ($ 2.3 mil millones) en la historia de los Estados Unidos por promover ilegalmente drogas que se sabe que tienen peligros.

El último inyectable de Pfizer ya tiene una larga lista de efectos secundarios que se han relacionado con más de 9,000 muertes reportadas, 12,358 discapacidades permanentes y 36,665 hospitalizaciones, que según todas las cuentas son una gran subestimación del daño real. No hay evidencia de que la FDA haya investigado la mayoría de estos informes.

Las vacunas Covid ya se han relacionado con efectos secundarios inesperados que incluyen coágulos de sangre raros y letales y el síndrome de Guillain Barré paralizante. La semana pasada, la FDA dijo que estaba analizando la vacuna de Moderna por su elevado riesgo de miocarditis potencialmente mortal, especialmente en los jóvenes. ¿Realmente creemos que este problema no está afectando también a la vacuna de Pfizer? ¿Cuántos otros efectos secundarios afectan aún por descubrir?. La verdad es que Pfizer es un estafador de carrera y un vendedor ambulante que, a sabiendas e ilegalmente, promovió sus productos tóxicos en el pasado: el sello de aprobación de la FDA solo deja en claro que la agencia y Biden lo están haciendo, ayudándole e incitándole.

Ver comentarios

Lo que Pfizer-BioNTech no nos dice acerca de la nueva vacuna contra la COVID-19 de ARNm

Publicado en por Skiper

Lo que Pfizer-BioNTech no nos dice acerca de la nueva vacuna contra la COVID-19 de ARNm

Jan B. Hommel
janbhommel.com
mar, 05 ene 2021 08:15 UTC 
Traducido del inglés y al español por el equipo de Sott.net

Desde que empecé mis estudios de medicina, he leído todo lo que he podido leer sobre mi profesión, pero también sobre temas relacionados. Todavía lo hago, aunque sólo sea porque me gusta mucho leer, y hasta hoy no he terminado de aprender y leer. A lo largo del camino, para mi sorpresa al principio, he aprendido que muchos de mis colegas no lo hacen, y se limitan a la formación obligatoria y (a veces) a las directrices. Hay varias razones para ello que no mencionaré aquí.

Sin embargo, también es difícil mantenerse al día con la literatura médica, dado el gran número de artículos que aparecen a diario. Es una tarea considerable separar el trigo de la paja de esta literatura médica. La lectura de los informes de investigación científica propiamente dicha (comparada con la lectura de revisiones e informes de casos) es una tarea bastante grande, ya que requiere mucho tiempo y esfuerzo para formarse al menos una valoración general de la metodología y las estadísticas utilizadas, y poder evaluar si la investigación se ha llevado a cabo correctamente.

Y sin embargo, eso es lo que intentaré hacer aquí, de nuevo. Se trata, por supuesto, de los datos sobre la vacuna de Pfizer/BioNTech contra el virus del SARS-CoV-2, que se publicaron en línea el 10 de diciembre en la página web del New England Journal of Medicine.

"Seguridad y eficacia de la vacuna BNT162b2 mRNA Covid-19". --> https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa2034577?query=featured_home

Lo que Pfizer-BioNTech no nos dice acerca de la nueva vacuna contra la COVID-19 de ARNm

Esta vacuna de Pfizer/BioNTech contra el virus del SARS-CoV-2 fue aprobada por la Agencia Europea del Medicamento el lunes 21 de diciembre de 2020, y será la primera vacuna utilizada en los Países Bajos contra este virus. Se espera mucho de ella, aunque hasta esta publicación sólo se disponía de los comunicados de prensa del propio fabricante, que generalmente no es la fuente más fiable de información científica.

Es bueno enumerar con calma todos los hechos y datos, para ver lo que se sabe de esta vacuna, pero sobre todo para ver también lo que aún no se sabe. Empezaré por el resumen del artículo porque ya plantea más preguntas que respuestas.

Lo que Pfizer-BioNTech no nos dice acerca de la nueva vacuna contra la COVID-19 de ARNm

"BNT162b2 es una vacuna de ARN modificado con nucleósidos, formulada con nanopartículas lipídicas, que codifica una proteína de pico de longitud completa del SARS-CoV-2 anclada en la membrana y estabilizada por prefusión"

Esta es la vacuna de la que estamos hablando. Se basa en un ARN mensajero (ARNm) que se estabiliza cambiando algunos de los nucleósidos (los componentes básicos del ARN) para que el cuerpo no descomponga el ARNm con demasiada rapidez. Este ARNm codifica la proteína pico del virus del SARS-CoV-2, la parte más inmunógena del virus. Esta proteína de espiga es la que permite al virus entrar en una célula al unirse al receptor ACE2. Posteriormente, este ARNm se introduce en las células (musculares) a través de pequeñas partículas, que entonces expresan el ARNm, y la "proteína pico" del virus se coloca en su propia membrana celular, de la misma manera que está en la membrana del virus. Allí es reconocida por las células del sistema inmunitario y así se desencadena la respuesta inmunitaria. Esta técnica de vacunación es nueva y nunca se había utilizado antes.

 

Comentario: Vea también (en inglés):

La sección de "Conclusiones" del resumen del artículo dice así: "Un régimen de dos dosis de BNT162b2 confirió un 95% de protección contra el Covid-19 en personas de 16 años o más. La seguridad durante una media de 2 meses fue similar a la de otras vacunas víricas". Esto significa que simplemente no sabemos nada acerca de la seguridad de esta vacuna durante un período de más de dos meses. Esos datos simplemente no están disponibles.

Lo que Pfizer-BioNTech no nos dice acerca de la nueva vacuna contra la COVID-19 de ARNm

Pero eso no es todo. En la introducción del artículo se afirma que la recopilación de datos de los estudios de fase 2/3 que se ocupan de la "inmunogenicidad" y la "durabilidad" de la respuesta inmunitaria -el grado en que la vacuna es capaz de provocar una respuesta inmunitaria y la duración de esta respuesta inmunitaria- todavía está en curso y no se informa de ello en el artículo. En términos generales, esto significa que no se sabe si la vacuna es capaz de inducir una respuesta inmunitaria permanente, que protegería permanentemente al receptor contra la infección por el virus del SARS-CoV-2.

Lo que Pfizer-BioNTech no nos dice acerca de la nueva vacuna contra la COVID-19 de ARNm

¿A quién no se le permitió participar en el estudio?

En cualquier estudio que analice el efecto de un medicamento o una vacuna, es importante saber a quién se le permitió participar en el estudio, y especialmente a quién no. Esto es importante para la validez interna de la investigación, pero sobre todo para la validez externa. La "validez interna" es un término que describe el grado de eficacia del fármaco o la vacuna para las personas que no participaron en el estudio, pero que se corresponden con las características de los participantes en el estudio. En general, se puede suponer que es así.

Sin embargo, es más importante el concepto de "validez externa": La cuestión de si los resultados del estudio se aplican también a personas cuyas características no se corresponden con las de los participantes en el estudio. En otras palabras, ¿se puede considerar que el fármaco o la vacuna funcionan igual de bien en personas con características distintas a las de los participantes en el estudio? Esa es siempre la pregunta que hay que responder antes de aplicar en la práctica los resultados de la investigación científica. En resumen: ¿los resultados de esta investigación científica se aplican al paciente que está sentado frente a mí en la consulta? A menudo no es así.

https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(04)17670-8/fulltext

Lo que Pfizer-BioNTech no nos dice acerca de la nueva vacuna contra la COVID-19 de ARNm

Por lo tanto, es muy importante en este estudio observar a las personas que no pudieron participar en el mismo. Los principales criterios de exclusión para este estudio fueron "antecedentes médicos de Covid-19", "tratamiento inmunosupresor" o "diagnóstico de una enfermedad inmunodepresiva".

Tenga en cuenta que estas son probablemente las personas que más temen infectarse con el virus del SARS-CoV-2 y que quieren vacunarse. Por lo tanto, este enfoque ha sido criticado desde varios puntos de vista porque los "criterios de exclusión" estaban definidos de forma muy amplia, y los investigadores tenían un gran grado de libertad en cuanto a quién incluían y a quién no en el estudio. Ahora se puede asumir que el riesgo de enfermedad grave y muerte como resultado de una infección por el virus del SARS-CoV-2 aumenta con la edad, y también es considerablemente mayor en personas con múltiples enfermedades subyacentes, lo que se resume con el término "comorbilidad".

Lo que Pfizer-BioNTech no nos dice acerca de la nueva vacuna contra la COVID-19 de ARNm

Los investigadores que condujeron este estudio

Lo siguiente que debemos preguntarnos es: ¿Quién diseñó, realizó, analizó y publicó el estudio?. La respuesta es bastante clara: el fabricante. Se trata de un estudio diseñado, realizado, analizado, publicado y pagado por la propia Pfizer/BioNTech. El hecho de que un comité independiente de datos y seguridad haya podido ver los datos no cambia esto, simplemente porque no tuvieron voz en el diseño de la investigación, la selección de los participantes, las estadísticas utilizadas o la publicación.

Lo que Pfizer-BioNTech no nos dice acerca de la nueva vacuna contra la COVID-19 de ARNm

No hace falta que explique aquí cómo una construcción de este tipo puede llevar a resultados sesgados de la investigación científica, porque se ha investigado y publicado ampliamente sobre ello en los últimos veinte años.

Lo que Pfizer-BioNTech no nos dice acerca de la nueva vacuna contra la COVID-19 de ARNm

Financiamiento de la industria o pruebas clínicas: ¿Beneficio o sesgo?https://jamanetwork.com/journals/jama/article-abstract/196846

John Ioannidis, en su monumental publicación "Why Most Published Research Findings Are False" (Por qué la mayoría de los resultados de investigación publicados son falsos) en la revista PLoS en 2006, señaló una vez más en el "Corolario 5": "Cuanto mayores sean los intereses y prejuicios financieros y de otro tipo en un campo científico, menos probable será que los resultados de la investigación sean verdaderos."

https://journals.plos.org/plosmedicine/article?id=10.1371/journal.pmed.0020124

Los puntos finales primarios y secundarios del estudio

Los "criterios de valoración" primarios y secundarios en un estudio médico son un síntoma o conjunto de síntomas que se utilizan para determinar si el fármaco que se está probando es eficaz o no. En el caso de un fármaco diseñado para prevenir los infartos, por ejemplo, un "criterio de valoración primario" podría ser el dolor de pecho. Si alguno de los participantes en el ensayo desarrolla dolor torácico durante el mismo, alcanza el "punto final" y es retirado del ensayo. Estos datos sobre el número de personas que desarrollaron dolor torácico (no como resultado del ensayo, sino a pesar de él) y los que no lo hicieron se utilizarían para determinar la eficacia y seguridad del fármaco.

El "punto final" principal del estudio sobre la vacuna de Pfizer se define de la siguiente manera:

"La aparición de COVID-19, mediante la confirmación de un resultado positivo en la RT-PCR".

No voy a discutir la falta de fiabilidad de las pruebas RT-PCR en el diagnóstico de COVID-19 aquí, ya que ha sido ampliamente discutido y puede ser considerado como conocimiento común. Ya lo describí ampliamente en mi anterior entrada del blog, el pobre rendimiento de esta prueba en la práctica clínica ha sido ahora descrito en varios estudios científicos bien realizados.

https://www.janbhommel.com/post/de-verduistering

Más importante es la forma en que definieron la COVID-19. La definición es la siguiente:
"La COVID-19 confirmada se definió según los criterios de la Food and Drug Administration (FDA, Administración de Comida y Drogas) como la presencia de al menos uno de los siguientes síntomas: fiebre, tos nueva o aumentada, dificultad respiratoria nueva o aumentada, escalofríos, dolor muscular nuevo o aumentado, pérdida nueva del gusto o del olfato, dolor de garganta, diarrea o vómitos, combinados con una muestra respiratoria [es decir, un resultado positivo de la RT-PCR] obtenida durante el periodo sintomático o en los 4 días anteriores o posteriores"
Tenga en cuenta que uno de estos síntomas en combinación con un resultado positivo de la RT-PCR para el virus del SARS-CoV-2 fue suficiente para diagnosticar el COVID-19. Un síntoma fue suficiente. El estudio no indica cuántos síntomas tenían las personas con COVID-19 ni la gravedad de estos signos o síntomas. Este estudio tampoco buscó otros agentes (virales) de estas dolencias y síntomas, mientras que al menos un estudio sugiere que cuando se sospecha de COVID-19 a menudo hay otros agentes (virales) que podrían explicar las dolencias y los síntomas. En ese estudio de 50 personas, 5 personas tuvieron finalmente un resultado positivo en la RT-PCR para el virus SARS-CoV-2, pero 6 personas tuvieron un resultado positivo en la RT-PCR para la gripe A o B.

Lo que Pfizer-BioNTech no nos dice acerca de la nueva vacuna contra la COVID-19 de ARNm

https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S1386653220301165

En cuanto a la definición de COVID-19 en el estudio, no hace falta decir que se trata, sin excepción, de síntomas para los que el médico de cabecera aconsejaría tomar un paracetamol y meterse en la cama. Sin excepción, son síntomas para los que la gente generalmente ni siquiera consulta al médico. Por lo tanto, es muy cuestionable la relevancia del diagnóstico de COVID-19 si se define de esta manera.

Sin embargo, también había una medida de resultado secundaria y es la aparición de "COVID-19 grave". Aquí tampoco es necesario explicar que la única medida de resultado que importa es: ¿hasta qué punto una vacuna contra el virus del SARS-CoV-2 es capaz de mantener a la gente fuera del hospital, hasta qué punto la vacuna es capaz de evitar el ingreso en cuidados intensivos y hasta qué punto la vacuna es capaz de evitar que la gente muera por la infección?. Esas son las medidas de resultado más importantes, de eso se trata. Volveré a hablar de ello más adelante.

Lo que Pfizer-BioNTech no nos dice acerca de la nueva vacuna contra la COVID-19 de ARNm

¿A quiénes sí se les permitió participar en el estudio?

El siguiente paso es, por supuesto, examinar los rasgos y características de las personas que se incluyeron en el estudio. En primer lugar, la edad de los participantes. Casi el 58% de los participantes en este estudio sobre la vacuna contra el SARS-CoV-2 tenían entre 16 y 55 años. Es este grupo de edad, casi 2/3 de los participantes en este estudio, el que tiene poco que temer por la infección con el virus del SARS-CoV-2, y por lo tanto una vacuna tiene poco valor para ellos. Incluso cabe preguntarse, con lo que ahora se sabe sobre la tasa de mortalidad por infección del virus del SRAS-CoV-2, desglosada por edades, si es ético incluir a estas personas en el estudio. También volveré a hablar de ello más adelante.

Lo que Pfizer-BioNTech no nos dice acerca de la nueva vacuna contra la COVID-19 de ARNm

Esto también es evidente por las condiciones subyacentes (comorbilidad) de los participantes en el estudio. En total, sólo una de cada cinco personas parece tener una afección subyacente, y en el caso de las distintas afecciones subyacentes individuales, el porcentaje de personas que las padecen suele ser inferior al 1%.

Lo que Pfizer-BioNTech no nos dice acerca de la nueva vacuna contra la COVID-19 de ARNm

Qué diferencia hay entre las personas que enferman gravemente y mueren a causa de la COVID-19. La tabla siguiente procede de un estudio sobre la comorbilidad en los casos mortales de COVID-19. La tabla muestra que 9 de cada 10 personas tienen una condición subyacente que aumenta el riesgo de un curso grave de COVID-19.

Lo que Pfizer-BioNTech no nos dice acerca de la nueva vacuna contra la COVID-19 de ARNm

https://www.ajicjournal.org/article/S0196-6553(20)30637-4/pdf

Si se vacuna a personas en residencias de ancianos y a personas mayores, el porcentaje de personas con una enfermedad subyacente será muchas veces mayor que entre los participantes en el estudio sobre la vacuna de Pfizer/BioNTech. Me temo que la comorbilidad en este grupo de personas es más bien del 80% en lugar del 20%, y tal vez incluso más. Por lo tanto, la validez externa de este estudio para las personas que viven en residencias de ancianos y las personas mayores es muy limitada, porque son precisamente estas personas las que no participaron en el estudio. Y son precisamente estas personas las que temen una infección por el SARS-CoV-2 y las que más tienen que ganar con una vacuna eficaz y segura.

Hace muy poco se publicó un artículo sobre la tasa de mortalidad por infección (TMI) del virus del SRAS-CoV-2 en función de la edad. En él se desglosa la TMI de una infección por el virus SARS-CoV-2 en diferentes grupos de edad. Este tipo de investigación tiene sus trampas y escollos, pero es el mejor dato disponible que tenemos actualmente.

Lo que Pfizer-BioNTech no nos dice acerca de la nueva vacuna contra la COVID-19 de ARNm

Evaluación de la especificidad de la edad de la tasa de mortalidad por infección para COVID-19: revisión sistemática, meta-análisis, e implicaciones de política pública

https://link.springer.com/article/10.1007/s10654-020-00698-1#Fig4

Utilizaré dos gráficos de este estudio que ilustran mi afirmación de que el grupo de edad entre 16 y 55 años tiene muy poco que temer del virus SARS-CoV-2: la estimación más alta de la TMI en el grupo de edad de 35 a 54 años es del 0,4%, pero la mayoría de las estimaciones están entre el 0,1 y el 0,2%. En los grupos de edad más jóvenes, la TMI es mucho menor, y en el caso de los niños es incluso más baja que en el caso de la gripe.

Cada año, en Estados Unidos, mueren entre 100 y 150 niños a causa de la gripe, una cifra enorme en comparación con las muertes de un solo dígito por el virus SARS-CoV-2 entre los niños. Incluso una infección por el virus respiratorio sincitial (virus RS) causa muchas más muertes entre los niños que el virus SARS-CoV-2. https://lci.rivm.nl/richtlijnen/rsv-infectie

Lo que Pfizer-BioNTech no nos dice acerca de la nueva vacuna contra la COVID-19 de ARNm

Esto significa que, en este grupo de edad, entre 1 y 2 personas de cada 1.000 morirían a causa de una infección por el virus del SRAS-CoV-2, siendo las personas con enfermedades subyacentes las que corren mayor riesgo. Una vacuna debe ser ya muy eficaz y segura si quiere mejorar el pronóstico de estas personas.

Lo que Pfizer-BioNTech no nos dice acerca de la nueva vacuna contra la COVID-19 de ARNm

Además, si se observa la mortalidad específica por edad de una persona de 45 años, esta también es de 1 entre 1000, y por tanto no se desvía mucho de la mortalidad estadísticamente esperada a esta edad. No se puede decir simplemente que esto duplica el riesgo de muerte, porque la gente sólo puede morir una vez.

https://www.volksgezondheidenzorg.info/onderwerp/sterfte/cijfers-context/huidige-situatie#node-relatieve-sterfte-naar-leeftijd-en-geslacht

Lo que Pfizer-BioNTech no nos dice acerca de la nueva vacuna contra la COVID-19 de ARNm

Los efectos secundarios de la vacuna de Pfizer/BioNTech:

No debería sorprender que una vacuna eficaz tenga más efectos secundarios (leves). El sistema inmunitario se activa, lo que puede compararse mejor con una orquesta sinfónica que empieza a tocar. Se activan muchas células diferentes, células T y células B, pero también muchas otras células y todas estas células producen sustancias de señalización llamadas citoquinas que conducen a síntomas similares a los de la gripe que también pueden ocurrir con una infección por el propio virus.

Lo que Pfizer-BioNTech no nos dice acerca de la nueva vacuna contra la COVID-19 de ARNm

Estos efectos secundarios pueden dividirse en locales y sistémicos. Especialmente, el efecto secundario local del dolor fue mucho más frecuente en el grupo que se vacunó, unas ocho veces más en comparación con el grupo que recibió el placebo. Los efectos secundarios sistémicos de dolor de cabeza y fatiga fueron dos veces más frecuentes en el grupo vacunado.

Aunque se trata de efectos secundarios relativamente leves y transitorios, estas diferencias en el grado de efectos secundarios ponen en peligro la imparcialidad del estudio. Es concebible, e incluso posible, que las personas que experimentaron muchos efectos secundarios por la inyección asuman que recibieron la vacuna y, por tanto, sean menos propensas a atribuir al COVID-19 cualquier dolencia inespecífica como el dolor de cabeza, el dolor muscular y la tos y, por tanto, no informen de ellos. Esto es aún más difícil porque no se ha descrito qué molestias en uno u otro grupo llevaron a sospechar que se trataba del COVID-19 y cuán frecuentes y graves eran estas molestias.

Si resulta que las personas que tenían COVID-19 y recibieron la vacuna informaron en promedio muchas más quejas y más graves que las personas del grupo de placebo a las que se les diagnosticó COVID-19, esto sería una indicación de que el grupo vacunado no interpretó las quejas más leves como una expresión de COVID-19 y, por lo tanto, no las informó. Además, si bien los investigadores no sabían quiénes recibieron la vacuna y quiénes no, sí conocían registro de los efectos secundarios, y esto puede haber influido en la decisión de hacer o no la prueba a alguien. También quiero mencionar que las personas que administraron las vacunas o el placebo sí estaban informadas. La pregunta es, por tanto, hasta qué punto interactuaban con los investigadores.

En cuanto a los efectos secundarios en sí, es totalmente justificable que la gente tenga molestias tan leves por una vacuna si es para prevenir una infección grave y potencialmente mortal. Y cabe preguntarse si este es el caso. La mortalidad entre las 21.728 personas que recibieron el placebo es exactamente... ¡cero!

Lo que Pfizer-BioNTech no nos dice acerca de la nueva vacuna contra la COVID-19 de ARNm

Los resultados del estudio

Estos son los resultados del efecto de la vacuna contra el virus del SARS-CoV-2 en la medida de resultado primaria descrita anteriormente. Efectivamente, la probabilidad de tener dolencias leves e inespecíficas en el grupo vacunado es un 95% menor. Sin embargo, en mi opinión esta es una medida de resultado irrelevante, de valor cero. La medida en que una vacuna es capaz de prevenir dolencias relativamente leves -como también se observan en una gripe, un resfriado o una gastroenteritis leves- no tiene, en mi opinión, ningún valor, mientras la vacuna se apruebe y se autorice sobre la base de estos datos. En definitiva, se trata de 169 personas con estas molestias en el grupo de placebo y 9 personas en el grupo vacunado.


"La COVID-19 confirmada se definió según los criterios de la Food and Drug Administration (FDA) como la presencia de al menos uno de los siguientes síntomas: fiebre, tos nueva o aumentada, dificultad respiratoria nueva o aumentada, escalofríos, dolor muscular nuevo o aumentado, pérdida nueva del gusto o del olfato, dolor de garganta, diarrea o vómitos, combinados con una muestra respiratoria [es decir, un resultado positivo de la RT-PCR] obtenida durante el periodo sintomático o en los 4 días anteriores o posteriores"
¡Por favor, tome nota! Permítame decirlo de nuevo: sólo una de estas quejas no específicas, como se mencionó anteriormente, fue suficiente para dar el diagnóstico clínico de COVID-19.

Por supuesto, me gustaría saber hasta qué punto la vacuna es capaz de prevenir la "COVID-19 grave". Por desgracia, eso no se menciona en el artículo y tengo que buscarlo en el suplemento del artículo. Si se mira a los 7 días de la 2ª dosis de la vacuna, parece que hubo cuatro casos de COVID-19 grave en el grupo placebo y uno en el grupo vacunado.

Lo que Pfizer-BioNTech no nos dice acerca de la nueva vacuna contra la COVID-19 de ARNm

Ahora bien, existe un número llamado "Número necesario para vacunar", y aunque se entiende que se trata de conceptos diferentes en la literatura, es ilustrativo mostrar aquí cuántas personas deben ser vacunadas para prevenir un caso de "COVID-19 grave". Es decir, 19.965/(4-1) = 6555 personas. Por supuesto, este Número Necesario para Vacunar disminuirá a medida que más personas enfermen, y lo que es más, estas cifras no son más que ruido estadístico.

Sin embargo, un punto importante es que no sabemos cuántas personas del grupo de placebo se infectaron realmente con el virus del SARS-CoV-2. Lo que podría haberse llevado a cabo fácilmente como estudio paralelo es el mapeo de cuántas personas del grupo placebo desarrollaron anticuerpos para estimar cuántas personas tuvieron realmente una infección con el virus del SARS-CoV-2 en el periodo del estudio, para determinar qué proporción de personas estaban todavía "en riesgo" de contraer la infección. Sin embargo, esto no se ha hecho y, en mi opinión, es una de las principales deficiencias de este estudio. Es fácil de entender desde la perspectiva del productor, que quiere vender tantas vacunas como sea posible. No le interesa demostrar que una gran proporción de personas ya no necesitan su vacuna porque ya se han infectado con el virus del SARS-CoV-2.

Además, me parece muy llamativo que los autores se atrevan a afirmar, basándose en estas cifras, que la probabilidad "teórica" de "aumento de la enfermedad mediada por la vacuna" es insignificante. Con una frecuencia tan baja de la enfermedad, esta es una conclusión muy prematura, ya que se trata de un fenómeno raro.

 

La seguridad de la vacuna

¿Qué escriben los autores sobre la seguridad de la vacuna? Dicen que hay un 83% de probabilidades de descubrir un efecto secundario relevante si el efecto secundario en cuestión ocurre con más frecuencia que en 1 de cada 10.000 vacunados (0,01%). Esto también significa automáticamente que hay un 17% de probabilidades de que ese efecto secundario adverso no se detecte con esa frecuencia de aparición. Los efectos secundarios más raros, o que sólo se producen en una fase posterior, no pueden, por supuesto, encontrarse con esta investigación.


Comentario: Vea también: Desastre: Desastre: 20% de los sujetos de prueba humanos de Moderna tuvieron lesiones severas de la vacuna contra el coronavirus de Gates-Fauci (en inglés)


Lo que me parece especialmente preocupante, y no entiendo por qué los editores del NEJM lo aprobaron, es que los autores del artículo argumentan que sería (éticamente) injustificado evaluar la seguridad y eficacia de la vacuna en el contexto de la continuación del estudio a doble ciego. Esto implica que pretendían vacunar también al grupo placebo. Hacer esto erradicará definitivamente la posibilidad de atribuir cualquier efecto secundario grave a la vacuna con certeza. Esto conviene directamente al interés del productor de la vacuna en el contexto de cualquier responsabilidad, incluso si esta responsabilidad ha sido depositada ante las autoridades nacionales.


Comentario: Vea también: No se puede demandar a Pfizer o Moderna si se tienen efectos secundarios severos de la vacuna Covid. Lo más probable es que el gobierno tampoco compense por daños. (en inglés)


Además, me pregunto por qué habría que romper el cegamiento y por qué no sería ético continuar el estudio en su configuración original, ya que la tasa de mortalidad por infección (IFR) de los participantes en el estudio es muy baja, y la pregunta sigue siendo si la vacuna les beneficiará. Esa es precisamente la pregunta de investigación del estudio a largo plazo.

Lo que me pregunto por encima de todo es por qué Pfizer/BioNTech piensa aparentemente que es ético vacunar a niños menores de 12 años en un contexto de investigación contra el virus del SARS-CoV-2, una infección que no hace, o apenas hace, que los niños enfermen. Además, la probabilidad de que puedan morir por ella es prácticamente nula. La probabilidad de que los niños mueran a causa de una infección por el virus SARS-CoV-2 es, lo más probable, menor que la probabilidad de morir a causa de una infección por el virus de la gripe.

Lo que Pfizer-BioNTech no nos dice acerca de la nueva vacuna contra la COVID-19 de ARNm

Por lo tanto, estoy francamente desconcertado de que con una tasa de mortalidad por infección tan extremadamente baja en estos grupos de edad, Pfizer/BioNTech haya recibido aparentemente el permiso de las distintas autoridades para vacunar a los niños en un contexto de investigación con una vacuna experimental que, como se ha mencionado, no se ha utilizado antes.

Los autores se exceden de nuevo en la discusión, y me temo que esta frase viene directamente del departamento de relaciones públicas de Pfizer/BioNTech, afirmando lo siguiente: "La rigurosa demostración de seguridad y eficacia menos de 11 meses después... "

Sin embargo, todavía no se ha demostrado nada "riguroso"; los resultados no son más que una indicación, los resultados finales tardarán años en llegar.

¿Cuál es la conclusión final?

Estas son las preguntas pertinentes a las que debería responder un estudio adecuado sobre la eficacia y la seguridad de una vacuna:
1. ¿Cuál es el efecto de la vacuna de Pfizer/BioNTech sobre el número de ingresos hospitalarios, el número de ingresos en cuidados intensivos y la mortalidad?
2. ¿Cuál es la eficacia a largo plazo de la vacuna, en este caso un periodo superior a dos meses?
3. ¿Cuál es la seguridad a largo plazo de la vacuna, en este caso un periodo superior a dos meses?
4. ¿Qué sabemos de los efectos secundarios más raros pero posiblemente graves, como los trastornos autoinmunes, que también pueden producirse a largo plazo y para los que esta investigación no tenía la duración y la potencia necesarias?
5. ¿Es capaz la vacuna de romper la cadena de transmisión, es decir, impedir la transmisión del virus de una persona a otra?


El hecho es que no sabemos las respuestas a estas preguntas. Para responder a estas preguntas, se necesita más investigación científica y de mayor duración, preferiblemente llevada a cabo por investigadores que no estén pagados por el productor.

Lo que se está poniendo en marcha ahora es un experimento masivo de vacunas como no se ha visto antes, con sólo datos mínimos sobre la seguridad y la eficacia de la vacuna utilizada. Es muy posible que dentro de unos años se llegue a la conclusión de que esta nueva técnica de ARNm ha dado lugar a una vacuna segura y eficaz, pero esa conclusión ahora es extremadamente prematura y muy arriesgada. No sería la primera vez que se producen accidentes importantes como consecuencia de la precipitación y la imprudencia, como se señaló recientemente con razón en un editorial de JAMA. https://jamanetwork.com/journals/jama/fullarticle/2766651

Además, el hecho de que la vacuna Pandemrix contra la gripe porcina, que fue promocionada por Ab Osterhaus (entre otros) como un "virus asesino", al examinarla más detenidamente se descubrió que era uno de los virus de la gripe más benignos de todos los tiempos, debería advertirnos contra las grandes prisas y los alarmantes descuidos. Pero aparentemente los políticos, los administradores, muchos académicos -y sí, también muchos médicos- están sordos y ciegos a las lecciones que la historia deberían haberles enseñado.

Por último, me gustaría sugerir que las damas y caballeros altamente educados (eruditos legales, éticos y filósofos, gente como Roland Pierik, Marcel Verweij, Gert van Dijk, Brigit Toebes y Martin Buijsen) primero se sumerjan a fondo en el asunto antes de intentar inyectar la vacuna a la fuerza en el brazo del pueblo holandés, como verdaderos fascistas de las vacunas. La propaganda acrítica de una vacuna que todavía no ha demostrado ni remotamente su valor, eficacia y seguridad es extremadamente perjudicial para el uso de otras vacunas que han demostrado su seguridad y eficacia y, de hecho, conviene a las mismas personas que rechazan categóricamente cualquier forma de vacunación.

Jan B. Hommel es un neurólogo holandés. Su blog se puede encontrar aquí.

 

Notas finales al margen por Skiper: Revisen la fuente del artículo ya que como el artículo aquí publicado figuro yo como autor, esto es erróneo, ya que cito la fuente y el autor del mismo. Igualmente este artículo podría ser eliminado o censurado parcial o totalmente como ya ocurrió con el artículo: Historia criminal laboratorios Pfizer, por el cual me eliminaron durante más de tres días el contenido de once años de publicación de mi blog.

Si el artículo llega a ser censurado total o parcialmente o borrado, intentaré volver a publicarlo en base al artículo original.

Artículo relacionado: http://apocalipticus.over-blog.es/2020/12/historia-criminal-de-laboratorios-pfizer.html

Ver comentarios

El fabricante de vacunas COVID-19 Pfizer pagó 2.3 mil millones de dólares en el acuerdo de fraude médico más grande de la historia

Publicado en por Skiper

El fabricante de vacunas COVID-19 Pfizer pagó 2.3 mil millones de dólares en el acuerdo de fraude médico más grande de la historia

Fuente: https://greatgameindia.com/pfizer-fraud-settlement/

Traducción y corrección de la traducción: Skiper

 

¿Sabía que el fabricante de vacunas COVID-19, Pfizer, en 2009, tuvo que pagar $ 2.3 mil millones en el acuerdo de fraude de atención médica más grande de la historia para resolver la responsabilidad penal y civil derivada de la promoción ilegal de ciertos productos farmacéuticos?.

El gigante farmacéutico estadounidense Pfizer Inc. y su subsidiaria Pharmacia & Upjohn Company Inc. en 2009 acordaron pagar $ 2,3 mil millones en el acuerdo de fraude de atención médica más grande en la historia del Departamento de Justicia de EE. UU., Para resolver la responsabilidad penal y civil que surja de los promoción de determinados productos farmacéuticos.

Pfizer se declaró culpable(1) de etiquetar erróneamente a Bextra con la intención de defraudar o engañar. Bextra es un medicamento antiinflamatorio que Pfizer retiró del mercado en 2005.

Pfizer promovió la venta de Bextra para varios usos y dosis que la FDA de EE. UU. (Administración de Alimentos y Medicamentos) se negó específicamente a aprobar debido a preocupaciones de seguridad. La compañía pagó una multa criminal de $ 1.195 mil millones, la multa criminal más grande jamás impuesta en los Estados Unidos por cualquier asunto. Pfizer también tuvo que perder $ 105 millones, por una resolución criminal total de $ 1.3 mil millones.

Además, Pfizer acordó pagar mil millones de dólares para resolver las acusaciones de que la empresa promovía ilegalmente cuatro medicamentos: Bextra; Geodon, una droga antipsicótica; Zyvox, un antibiótico; y Lyrica, un medicamento antiepiléptico, y provocó que se presentaran reclamos falsos a los programas de atención médica del gobierno para usos que no eran indicaciones médicamente aceptadas y, por lo tanto, no estaban cubiertos por esos programas.

El acuerdo civil también resolvió las acusaciones de que Pfizer pagó sobornos a los proveedores de atención médica para inducirlos a recetar estos y otros medicamentos. Este es el acuerdo de fraude civil más grande de la historia contra una empresa farmacéutica.

Como parte del acuerdo, Pfizer también acordó celebrar un amplio acuerdo de integridad corporativa con la Oficina del Inspector General del Departamento de Salud y Servicios Humanos. Dicho convenio prevé la puesta en marcha de procedimientos y revisiones para evitar y detectar con prontitud conductas similares a las que dieron lugar a este asunto.

(1) https://www.justice.gov/opa/pr/justice-department-announces-largest-health-care-fraud-settlement-its-history

Ver comentarios