Estados Unidos trabaja en un plan para evitar ciberataques a automóviles

La evolución tecnológica en lo que se refiere a conectividad va a llegar poco a poco al mundo del automóvil durante los próximos años. Ya hay algunos vehículos que disponen de tomas USB para conectar nuestros smartphones, incluso los hay que se convierten en hotspots si conectamos un pincho 3G. Pero este es el primer paso, el siguiente será aumentar la conectividad de los coches entre ellos, alguna marca ya trabaja en comunicación WiFI entre vehículos.

 

 

En definitiva, coches más inteligentes que hacen uso de una tecnología de comunicación que ya tenemos hoy en día, y evidentemente con los mismos problemas que tienen en la actualidad. ¿Cómo de seguro serán estos sistemas frente a los ciber ataques?.

Si los vehículos disponen de mayor conectividad con el exterior pensar no es descabellado suponer que estos se exponen a un mayor número de ataques informáticos y vulnerabilidades hasta la que ahora no se habían enfrentado. Esto es algo que los fabricantes tienen en mente y que el Departamento de Transporte de Estados Unidos ya está investigado.

 

 

Este organismo del gobierno de Estados Unidos ha emitido una solicitud de información para comenzar a construir un plan para garantizar la seguridad de los vehículos frente a los ataques informáticos. El objetivo es garantizar al máximo este punto, ya sea para evitar que se tome el control del vehículo, se aprovechen de vulnerabilidades o que se puedan aprovechar de errores en dispositivos conectados al sistema del coche, como un ordenador portátil o un teléfono inteligente. En concreto, dicho plan tratará:

  • Tipos de riesgo y magnitudes en los vehículos modernos
  • Amenazas y vulnerabilidades de los sistemas críticos dentro de las redes de vehículos y la conectividad del vehículo con el mundo exterior
  • ¿Cómo podría amplificar los riesgos por la conectividad entre comunicaciones dedicadas de corto alcance.
  • Gestión de riesgos, incluido la evaluación del riesgo/vulnerabilidades y enfoques para la mitigación del riesgo que puede ser aplicables.
  • Pruebas de seguridad, incluidas pruebas de intrusión al sistema
  • Enfoques de seguridad cibernética
  • Sistemas forenses y enfoques para analizarlos

 

Además de estos puntos también se encuentran otros que tienen que ver con la forma de trabajar que tendrán los diferentes organismos en Estados Unidos sobre este asunto. De este modo vemos como plan no solo busca verificar, mejorar y asegurar al máximo los riesgos de ataques cibernéticos a los vehículos, sino también que se trabajan en diferentes procedimientos como puede ser el análisis de estos sistemas para realizar un estudio en caso de accidente y determinar si se ha producido algún tipo de ataque.

 

De este modo vemos como los trabajos están en fases muy iniciales en el caso de Estados Unidos, probablemente dentro de poco el resto de países también trabaje en planes similares, ya que de aquí a unos años la conectividad que tendrán nuestros automóviles aumentará de forma exponencial.