Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Un alto cargo turco culpa a Alemania de las protestas, mientras investigadores del gobierno sostienen que varios ingenieros de defensa fueron asesinados «mediante telepatía»

Publicado en por Skiper

Fuente: http://www.abc.es/internacional/20130806/abci-conspiranoia-entorno-erdogan-201308061109.html

En agosto de 2006, el experto en criptología Hüseyin Basbilen, de 31 años, apareció muerto en su coche con la garganta y la muñeca seccionadas. Seis meses después, el ingeniero Halim Ünsem Ünal, de 29, fue encontrado muerto en su vehículo por un disparo en la cabeza realizado con la pistola de su padre.

A los ocho días, el ingeniero eléctrico Evrim Yançeken, de 26, cayó al vacío desde el balcón del apartamento que compartía con sus padres en Ankara. Y en octubre de 2007, el ingeniero informático Burhanettin Volkan se pegó un tiro durante su servicio militar. Las cuatro muertes fueron consideradas suicidios por los forenses.

 

 

Los cuatro fallecidos tenían una cosa en común: trabajaban para el gigante de la industria militar de Turquía ASELSAN. Tres de ellos se habían casado recientemente o estaban a punto de hacerlo, por lo que sus familiares nunca creyeron que se hubiesen quitado la vida voluntariamente. El caso de Basbilen fue el más controvertido, pues de los cinco miembros del Consejo de Medicina Forense que examinaron el cadáver, tres se pronunciaron a favor de la tesis del asesinato en lugar del suicidio.

Por ello, el año pasado su padre, Vehbi Basbilen, escribió una carta personal al primer ministro turco Recep Tayyip Erdogan pidiéndole que investigase el suceso. Erdogan dio instrucciones al Consejo de Investigación de su oficina ministerial para que actuase.

 

 

«Ataques telepáticos»

Ahora, este organismo ha emitido un informe con los resultados de sus pesquisas. Y sus conclusiones son, como mínimo, llamativas: según el diario «Today’s Zaman», hasta hace poco muy cercano al gobierno turco, los peritos han establecido que los ingenieros podrían haber sido inducidos a quitarse la vida tras sufrir continuados ataques telepáticos que les sumieron en una profunda depresión.

El informe ha sido revisado y aprobado por el propio Erdogan, y remitido a la Fiscalía General de Ankara para iniciar la investigación judicial pertinente.

 

 

El episodio pone de manifiesto el clima mental que se vive en el entorno del primer ministro, en el que se toman en serio explicaciones que, en otro lugar y otras circunstancias, serían consideradas risibles.

Erdogan y sus asesores parecen tener problemas para comprender las causas de la oleada de protestas contra su gobierno que ha sacudido al país en los últimos meses, y han recurrido a extravagantes teorías para explicarlas, como la existencia de una conspiración internacional liderada por el «lobby de interés» judío y apoyada por la prensa extranjera, los EE.UU., Israel, la oposición secularista, diversos grupos armados turcos e incluso el gobierno iraní.

 

 

En diversas ocasiones, Erdogan también ha hecho referencia a otras acciones conspirativas, como, por ejemplo, las cesáreas: según el primer ministro, la difusión de esta práctica médica obedece a un plan para reducir la población de Turquía, puesto que una mujer a la que se le ha realizado una cesárea solo puede tener un máximo de dos hijos, y no «un mínimo de tres», como él ha pedido repetidamente a las mujeres turcas.

 

 

¿Estrategia movilizadora?

Se ha debatido mucho si los mandatarios turcos realmente creen lo que dicen, o si se trata de una estrategia para movilizar a sus bases electorales. Pero a medida que pasa el tiempo, la primera hipótesis cobra cada vez más fuerza.

Ayer, Burhan Kuzu, un alto cargo del Partido Justicia y Desarrollo (AKP) de Erdogan, acusó a Alemania de estar detrás de las protestas. El objetivo, según Kuzu, sería impedir que el gobierno turco pudiese llevar a cabo su proyecto de construir un tercer aeropuerto en Estambul, que se pretende que sea uno de los tres más grandes del mundo.

 

 

«Cuando esté finalizado, el aeropuerto de Frankfurt en Alemania perderá su importancia. Por lo tanto, en los recientes incidentes de Gezi, Alemania, junto con otros agentes, ha jugado un papel fundamental», afirmó Kuzu en un mítin en la ciudad de Edirne. «Otros países que no quieren una Turquía fuerte también han intervenido en las protestas. Tenemos información que lo respalda», dijo.

 

La acusación contra Alemania -concretamente, contra la aerolínea Lufthansa- ya fue sostenida en junio por Yigit Bulut, un periodista económico y teórico de la conspiración. Bulut aseguró también que «en muchos lugares se está trabajando para matar al primer ministro Erdogan a distancia, a través de métodos como la telequinesis». Dos semanas después, Erdogan le nombró su asesor jefe en materia económica.


Comentar este post