Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Como caminar a tientas después de un apagón Nocturno

Publicado en por Skiper

Pasos a seguir:

 

  1. Tranquilizate. Es solo un apagón. Es muy triste perder el trabajo del ordenador, pero perder la calma solo te acarreará accidentes.
  2. No te muevas por espacio de un minuto. Espera a que tus ojos se ambienten a la situación. Tus pupilas se dilatarán y podrás ver mejor en la oscuridad.
  3. Mira a tu alrededor hasta que tus ojos se habituen al cambio de luz.

 

           Evalua la situación:

          ¿El apagón es solamente en tu casa?

          ¿El apagón ocurrió solamente en tu zona, barrio, calle?

          ¿El apagón afecta a toda la ciudad?

        

         

  1. Cuando tus ojos se hayan adaptado a la oscuridad, intenta buscar el lugar donde colocas las linternas, velas, o lo que sea que hayas previsto para  este caso.
  2. Dibuja un mapa mental de los muebles que tienes en la casa. Esto te ayudará a no chocarte con ningún mueble bajo. Presta especial atención a aquellos muebles que cambiaste de lugar reciéntemente.
  3. Sube o baja escalones inclinando tu cuerpo hacia las escaleras. Es probable que no puedas ver las escaleras y es muy probable también que no recuerdas (o no sepas) cuantos escalones tienen los escalones que transistas cada día. Un mal cáculo con un escalón de mas o de menos puede hacer que te des de bruces en el suelo o que te tuerzas un tobillo, asi que CUIDADO!.
  4. No hagas movimientos bruscos. Recuerda que muchas  alfombras pueden hacerte resbalar si distribuyes mal tu peso sobre ellos. Recuerda también todos los objetos a baja altura que hay en tu casam suceptibles de lesionarte la espinilla o provocarte una caida.
  5. Planea cada movimiento previamente para evitar romper algo (un jarron, un adorno o tu propia persona). Tus brazos y tus pies tienden a balancearse y podrían romper esa lámpara o ese adorno que tanto te gusta.


 

 
 

             Consejos

  • Prevenir es siempre una buena opción. Ten siempre lista una linterna con pilas o, en su defecto, un lugar con velas y algo para encenderlas. Es bueno tener ese lugar siempre en mente y el mismo debe estar en un lugar de fácil acceso en la casa.
  • El display o pantalla de muchos teléfonos móviles comúnmente da luz suficiente para alumbrar tus pasos. Úsalo como linterna substituta. Algunos modelos incluso vienen con una linterna adjunta al teléfono móvil. Si tienes un reloj con pantalla luminiscente también puede servirte.

 

No te muevas rápidamente por ningún motivo. Es probable que conozcas muy bien tu casa, pero siempre existe la posibilidad que algo se encuentre fuera de lugar y te golpees las piernas, la cabeza o causes un accidente.

 

 

  Advertencias 

 

Cuidado con la CABEZA!!.No solo tus pies estan expuestos a golpes y caidas con obtáculos o falsas mediciones de distancia en la oscuridad. Tu cabeza también corre peligro: las repisas con bordes de la cocina, los marcos de las puertas, especialmente las puertas pequeñas o situadas a menor altura que una puerta normal: puertas de despensas, puertas de subida o bajada a la terraza,  puertas de sótanos etc, son especialmente peligrosas y puedes golpearte facilmente en la cabeza y herirte sobre todo si el camino es de bajada y no agachas la cabeza.

 

Cuidado con los MUEBLES!!.Son un peligro para tu integridad física. Sillones, sofás, sillas etc son fácilmente supcetibles de tropezar con ellos y golpearte en alguna parte de tu cuerpo y lastimarte.

 

Cuidado con PISAR A TU GATO!!.Aunque tu gato te verá perfectamente en la oscuridad, corres el riesgo de pisarle una pata o peor, aún, el rabo. Podrias caerte al suelo del susto que te llevarás al pisar a tu pobre mascota y  golpearte con algo o lesionarte.Localiza a tu gato visualmente si puedes, y si no es posible llamalo para saber en que lugar mas o menos se encuentra. Esta norma también es aplicable a perros.

 

Una vez que hayas pasado uno tiempo en la oscuridad, adquirirás confianza al moverte por tu casa. Cuida de no subir la velocidad de tus movimientos por más que creas que no hay problema en ello. Si te confias demasiado, es probable que dejes de lado las precauciones que te han tenido sin daño hasta ahora.

Comentar este post