Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

Posts con #nuevo orden mundial tag

Fuerte explosión en una fábrica de productos químicos en el este de China: Sigue la guerra encubierta de EE.UU. contra China

Publicado en por Skiper

Fuerte explosión en una fábrica de productos químicos en el este de China: Sigue la guerra encubierta de EE.UU. contra China

Una fábrica de productos químicos de la empresa Guiyan Huagunchan sufrió una fuerte explosión ayer lunes en la ciudad china de Lishuí. China por ahora se niega a dar información sobre los daños y el número de víctimas.
Hasta aquí la información oficial, la información extra oficial es que con esta, ya van cuatro explosiones en varias plantas químicas en apenas un mes y algo. Y todo esto en un pequeño lapso de tiempo en el que china decidió devaluar el Yuan, su moneda nacional y dejar de comerciar con dólares norteamericanos.

Si juntamos las diferentes piezas del puzzle sin relación aparente tendremos clara la imagen oculta detrás de hechos aislados concretos: EE.UU. está librando una guerra encubierta contra china debido a las maniobras de china de deshacerse del dolar en sus transacciones económicas y de gran cantidad de bonos del Tesoro de EE.UU.

Literalmente la devaluación provocada del Yuan ha perjudicado enormemente al dolar y ha dado claros indicios que de la moneda norteamericana ya no pinta nada en las transacciones comerciales internacionales: está perdiendo todo su valor y ya son demasiados países poderosos -incluida Rusia, India y algunos del grupo de países emergentes o Brics- los que pasan de comerciar con dólares.

Por otra parte la caída de las bolsas mundiales por la devalución de la moneda nacional china demostró muy a las claras que el Yuan está por encima del dolar y que las maniobras de la Reserva Federal si intentase bajar los tipos de interés serían contraproducentes y provocarían otra crisis económica que esta vez duraría mas de una semana.

Ante tales tesituras y visto que EE.UU. se sabe entre la espada y la pared, EE.UU. ha comenzado una guerra encubierta a todos los niveles contra china provocando la explosión de varias fábricas de productos químicos. Las explosiones provocadas no son sino la respuesta encubierta de EE.UU. a las maniobres financieras de china la cual no solo se está deshaciendo de bonos norteamericanos y anulando el comercio con dólares sino que lleva ya varios años comprando cantidades masivas de oro en espera de que cuando el dólar colapse y con el todas las economías a nivel internacional no se vea afectada en gran medida por el batacazo económico sin precedentes.

Aparte del dato de la acumulación masiva de oro, china también lleva importando desde el año 2013 -comprando a otros países- grandes cantidades de arroz pese a que china es la primera potencia en exportación de arroz. Básicamente es un aumento de un 400% en las existencias de arroz, algo totalmente sin pies ni cabeza salvo que miremos la maniobra como una especie de preparación para tiempos difíciles o para algo muy gordo.

Ver comentarios

La Tercera Guerra Mundial ha empezado y nadie se ha enterado

Publicado en

Ver comentarios

Desde la sombra (E55). Barack Obama: Los puntos oscuros

Publicado en

Ver comentarios

Keiser Report en español: Las tres brujas de Macbeth

Publicado en

En este nuevo episodio, Max y Stacy desde la ciudad de Nueva York, comentan lo nunca visto antes, un trío de huracanes de categoría cuatro que se dirigen a los mercados financieros globales causados por la inyección de un exceso de aire caliente de los banqueros centrales. En la segunda parte, Max entrevista a Gerald Celente con el que conversará sobre la Regla 48, la volatilidad y las invasiones.

Ver comentarios

Veterano de la Marina de EE.UU. expone la Geoingeniería Climática

Publicado en

Ver comentarios

La Historia de la Disnastía Rothschild

Publicado en

Ver comentarios

Geoingeniería-Nos fumigan/Documental de EE.UU subtitulado en Español

Publicado en

Ver comentarios

La Noche Temática - La Historia Secreta Del Oro

Publicado en

Ver comentarios

Keiser Report en español: El retorno del miedo en las bolsas mundiales

Publicado en

En este nuevo episodio especial de verano, Max y Stacy desde la costa del golfo de Florida, comentan el retorno del miedo y cómo las bolsas mundiales comienzan a tambalearse. También examinan el poco convincente papel de los bancos centrales. En la segunda parte, Max entrevista a Chris Whalen, banquero de inversión, con el que conversará sobre los mercados de valores globales y las deudas impagables de muchas naciones, estados y municipios de todo el mundo, incluyendo Puerto Rico y Chicago.

Ver comentarios

MENTIRAS QUE ESCUCHAREMOS A MEDIDA QUE SE HAGA EVIDENTE EL COLAPSO ECONÓMICO

Publicado en por Brandon Smith

MENTIRAS QUE ESCUCHAREMOS A MEDIDA QUE SE HAGA EVIDENTE EL COLAPSO ECONÓMICO

Artículo escrito por Brandon Smith en Alt-Market, visto en el Robot pescador

Si usted conoce la historia, entonces sabrá que una táctica común de las élites del establishment es engañar al público vendiéndole falsas esperanzas para que no tomen medidas alternativas o drásticas mientras el sistema se desmorona a su alrededor. En los inicios de la Gran Depresión se utilizaron estas mismas estrategias.

Miremos lo que dijeron los grandes portavoces del sistema antes del crack de 1929 y comparémoslo con los mensajes que estamos escuchando en estos últimos meses:
-John Maynard Keynes en 1927: “No vamos a sufrir más crashes (económicos) en la época actual.”


-HH Simmons, presidente de la Bolsa de Valores de Nueva York, 12 de enero de 1928: “No puedo dejar de levantar una voz discrepante hacia esas declaraciones que afirman que estamos viviendo en un paraíso de tontos, y que la prosperidad de este país disminuirá irremediablemente en el futuro cercano.”


-Irving Fisher, prestigioso economista estadounidense, The New York Times, 05 de septiembre de 1929: “Puede haber una cierta recesión en los precios de las acciones, pero de ninguna manera alcanzará la naturaleza de un crack económico”.

Y el 17 de septiembre de 1929, afirmó que: “Los precios de las acciones han alcanzado lo que parece una meseta permanentemente alta. Yo no creo que vaya a producirse un descanso de 50 ó 60 puntos respecto a los niveles actuales, como los pesimistas han predicho. Espero ver el mercado de valores como un negocio por todo lo alto en los próximos meses”.


-W. McNeel, analista de mercado, en el New York Herald Tribune, el 30 de octubre de 1929: “Este es el momento de comprar acciones. Este es el momento de recordar las palabras del difunto JP Morgan…que cualquier hombre que sea conservador y pesimista en América irá a la quiebra. Dentro de unos días es probable que veamos un pánico entre los bajistas,los pesimistas y los conservadores que venden sus acciones, más que un pánico entre los optimistas. Muchos de los precios bajos a los que se ha llegado como consecuencia de esta venta histérica no es probable que se alcancen de nuevo en muchos años”.

-Sociedad Económica de Harvard, 10 de noviembre de 1929: “Una grave depresión parece improbable; esperamos la recuperación de los negocios en la próxima primavera, con nuevas mejoras en otoño”.

Qué mensajes tan optimistas, justo antes y después del estallido de una de los peores cracks económicos de la historia, ¿no?. El problema es que el colapso económico no es un acontecimiento singular, sino un proceso. La economía mundial ha estado en un proceso de colapso desde 2008 y nunca abandonó ese camino.
Mucha gente ignorante en la materia, ha tomado las estadísticas ofrecidas por los gobiernos al pie de la letra y han interpretado los mercados alcistas manipulados como algo legítimo, negándose a reconocer los fundamentos económicos.

Se produjeron montones de días “de recuperación” en los mercados bursátiles durante la Gran Depresión, y esto mantuvo el falso sueño de una rápida recuperación durante muchos años.
Debemos esperar enormes altibajos en las bolsas a medida que el colapso actual vaya sucediéndose, con días caracterizados por grandes ganancias y enormes subidas en los parqués; pero siempre debemos recordar que es la tendencia general la que importa, mucho más allá de lo que acontezca en cualquier día de negociación positivo o negativo.

Es decir, el establishment intentará minimizar las señales de colapso que ya no puedan ocultar, vendiéndolas al público como señales de importancia “mínima”. Al igual que ocurrió durante el inicio de la Gran Depresión, las mentiras se multiplicarán a medida que nos acerquemos a la hora cero.
Estas son algunas de las mentiras que probablemente escucharemos a medida que el colapso económico se acelere…

LA CRISIS FUE CAUSADA POR EL CONTAGIO CHINO
La hipocresía inherente a esta mentira es verdaderamente sorprendente, por decir lo menos duro: ahora resulta que China tiene la culpa de todos los males de la estructura económica global interdependiente.
Sin embargo, la sola mención de que la Reserva Federal de EEUU podría retrasar el aumento de las tasas de interés, ha provocado una euforia en las bolsas después de una semana de flirteo con el desastre en todos los mercados del mundo.


Es decir, la posibilidad de que cualquier tipo de interés aumente, sin importar lo pequeño que sea ese aumento, tiene amplias implicaciones para los mercados de todo el mundo.
La verdad es que la caída de las materias primas en todo el mundo, (que sin duda continuará en los próximos meses a pesar de los retrasos en el aumento de las tasas de interés de la Reserva Federal), es producto de la decadencia universal en infraestructura fiscal.
Casi todas las naciones en este planeta, todas las economías soberanas, han permitido a los bancos centrales e internacionales que envenenen todos los aspectos de sus respectivos sistemas financieros a través de la deuda y la manipulación.


Esto no es un problema de “contagio”, sino un problema sistémico para todas las economías del mundo. Lo que ha sucedido en China importa mucho, no porque signifique un peligro de contagio hacia las demás economías. Es importante porque China es el mayor importador y exportador del mundo y es un espejo claro de la salud financiera de todos los demás países.
Si China está fallando, significa que no estamos consumiendo en el resto del mundo, y si no estamos consumiendo, entonces es que las cosas van muy mal.
Los disturbios bursátiles de China en estas últimas semanas, presagian que nuestras propias condiciones económicas son mucho peores de lo que creemos.

LA REBAJA DE LOS TIPOS DE INTERÉS EN CHINA DETENDRÁ EL CRASH
Pues no, no lo hará. China ha reducido las tasas de cinco veces desde noviembre del año pasado y esto no ha hecho nada para detener el colapso del mercado. Lo único que se conseguirá es un breve respiro durante la avalancha.


NO ES UN CRACK, ES SOLO EL FINAL DE UN “CICLO DE LOS MERCADOS”
Esta es la una no-explicación propia de gente ignorante. No hay tal cosa como un “ciclo de los mercados” cuando los mercados están siendo soportados parcial o totalmente por la manipulación del dinero fiat*, realizada por los bancos centrales.
Nuestro mercado de ninguna manera es un mercado libre, por lo tanto, no puede comportarse como un mercado libre, y por lo tanto, es un mercado atrofiado sin ciclos identificables.
Oscilaciones en los mercados de hasta el 5% -6% a la baja o al alza (a veces en un solo día) no son parte de un ciclo normal. Son signos de la volatilidad cancerosa que proviene de una economía al borde del desastre.
Ciertamente son el resultado inevitable de los mercados manipulados, las estadísticas falsificadas y unas esperanzas fuera de lugar, pero también son una indicación tangible de que nos aproximamos a un crack.


LA RESERVA FEDERAL NUNCA ELEVARÁ LAS TASAS DE INTERÉS
No cuenten con ello. Las declaraciones públicas de entidades globalistas como el FMI acerca de China, por ejemplo, han argumentado que su crisis actual no es más que parte de la “nueva normalidad”; un futuro en el que el estancamiento del crecimiento y la reducción de los niveles de vida serán el nuevo estándar de vida.
Es previsible que la Reserva Federal utilice el mismo argumento para apoyar el final de las tasas de interés cero en los EE.UU., alegando que la disminución de los estándares de riqueza y de vida norteamericanos, son una parte natural del nuevo orden económico mundial en el que estamos entrando.

Pronto llegará el día en que la Reserva Federal, el FMI, el BPI (Banco de Pagos Internacionales), tratarán de convencer al pueblo estadounidense de que la erosión de la economía y la pérdida de la condición de reserva mundial es en realidad una “buena cosa”.

Afirmarán que un dólar fuerte es la causa de todos los males económicos de EEUU y es necesaria una pérdida de su valor. Lo más posible es que la subida de tipos de interés no se produzca en septiembre, sino al menos a finales de año, después de una serie de reuniones de alta tensión en el que el mundo financiero se sentará con ansiedad a la espera de la palabra desde las alturas.


¿Y por qué harán subir las tasas de interés?. Algunas personas aún no comprenden que el objetivo de la Reserva Federal es destruir el sistema económico de Estados Unidos, no protegerlo. Un aumento de la tasa de interés se producirá exactamente porque eso es lo que se necesita para desestabilizar aún más la psicología del mercado de Estados Unidos para dar paso al “gran reajuste económico” global.

Los globalistas en el Banco de Pagos Internacionales, ya consideraron abiertamente en primavera que las políticas de bajos tipos de interés habían sido un disparador potencial de la crisis. Sus declaraciones siguen con la tendencia del Banco de Pagos Internacionales de “predecir” aquellos eventos terribles del mercado que ellos mismos ayudan a crear, al mismo tiempo que tergiversan los objetivos que estas maniobras esconden.

HABRÁ UNA QE4 O NUEVA FLEXIBILIZACIÓN CUANTITATIVA
Recordemos que “la flexibilización cuantitativa es una herramienta de política monetaria, utilizada por algunos bancos centrales para aumentar la oferta de dinero, aumentando el exceso de reservas del sistema bancario, por lo general mediante la compra de bonos del propio Gobierno central para estabilizar o aumentar sus precios y con ello reducir las tasas de interés a largo plazo”. Una vez más, que nadie cuente con ella.

Si el objetivo de los globalistas, como parece, es hacer descarrilar el dólar, la acción ya está en marcha, pues el FMI está estableciendo cuidadosamente el escenario para que el Yuan entre en la canasta de monedas del DEG (Derechos Especiales de Giro) mundial el próximo año, amenazando el estado de reserva mundial del dólar.
China también sigue volcando cientos de miles de millones en bonos del Tesoro de Estados Unidos, lo que inevitablemente conducirá a maniobras similares por parte de otras naciones. El dólar es una moneda muerta, y la Reserva Federal ni siquiera tendrá que imprimir dinero al estilo de la Alemania de la República de Weimar para acabar con él.


NO ES TAN MALO COMO PARECE
Sí, esto no solo es exactamente tan malo como parece, si no que es mucho peor. Cuando el Dow Jones puede abrir una sesión cayendo 1000 puntos en un lunes y China puede perder la totalidad de sus ganancias para el año 2015 en el lapso de unas pocas semanas a pesar de las medidas de estímulo su gobierno, es que algo anda muy mal. Esto no es un “hipo”. Esto no es una corrección que ya ha tocado fondo. Esto es sólo el principio del fin.


Las bolsas no son un indicador predictivo. No siguen fundamentos positivos o negativos. Las acciones no se estrellan cuando una economía está enferma. Las acciones se desploman después de que la economía ya haya pasado del estado de coma. Las acciones se estrellan cuando el sistema ya no es salvable en absoluto.
Desde el año 2008, nada en la estructura financiera mundial se ha recuperado y ahora el edificio de la banca central es incapaz de, o no quiere (creo que ambas cosas a la vez), suministrar las herramientas para que podamos salvarnos.


Vamos a sentir el dolor de la caída mientras los medios del establishment nos dicen “que todo ese dolor solo está en nuestras cabezas”…

Ver comentarios