Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

Posts con #ecofascismo tag

La ONU exige un Gobierno Eco-Fascista Mundial en Durban

Publicado en por Skiper

Fuente: http://www.mitosyfraudes.org/calen13/durban_eco_fascismo.html

bakimoon-caricatura.gif

“La Corte Internacional de Justicia del Clima” forzaría a las naciones de occidente a pagar “la deuda climática”.

 

 

Los burócratas en la Cumbre del Clima de la ONU en Durban han delineado un plan para el tratado más draconiano, descabellado y alocado que se haya producido nunca, bajo el que Occidente sería obligado a respetar “los derechos de la Madre Tierra” pagando una “deuda climática” que actuaría como un fondo de sobornos para financiar a un todopoderoso Gobierno Mundial.

Aun cuando los escombros de cualquier credibilidad que le quedaban a los alarmistas del calentamiento se ha-yan evaporado después del Climategate 2.0, la monstruosa burocracia detrás del monstruo “ManBearPig” continúa su marcha impetérrita.

 

 

El extenso informe de Lord Christopher Monckton desmenuza los aspectos claves del actual borrador de proyecto. "Aquí y como siempre, usted lo escuchó primero, dado que los grandes medios han conspirado para mantener en secreto la Locura del Rey Rajendra y todo su cortejo de lunáticos burocráticos y gubernamentales de todo el mundo está lo que a los tronos temblorosos, dominios, principados y poderes del mundo se les pedirá que estén de acuerdo,” escribe Monckton, añadiendo que en realidad la ciencia del clima estuvo totalmente ausente de los debates de la cumbre climática.

 

 

El tratado apela a Occidente que alcance una reducción del 50% de las emisiones de CO2 en los próximos ocho años, una hazaña que llevaría a la bancarrota completa a la economía global y encendería una nueva gigantesca depresión, como también una reducción de “más del 100%” para el 2050, que presumiblemente sólo podrá lograrse asesinando a miles de millones de seres humanos para impedir que respiren y exhalen dióxido de carbono.

"De manera que, nada de automóviles, nada de usinas generadoras de electricidad alimentadas por carbón o gas natural, nada de aviones ni trenes. De regreso a la Edad de Piedra, pero sin el derecho a encender fuego en su caverna,” escribe Monckton. El texto exige una reducción de 2ºC en la temperatura global, lo que Monckton hace notar que “mataría a cientos de millones” y anunciaría una nueva Edad de Hielo.

 

 

La reducción en la concentración del CO2 que exige el texto en realidad comenzaría a matar toda vida vegetal y árboles en el planeta porque la vida vegetal necesita que los niveles de CO2 atmosféricos sean mayores que 210 ppmv para sobrevivir.

 

 

Todas las fuerzas militares serían abolidas porque ellas contribuyen al cambio climático. Presumiblemente las Naciones Unidas tomaría el rol de un ejército mundial para hacer de policía del planeta.

 

 

El proceso será forzado por una “Corte Internacional de Justicia del Clima” bajo una burocracia del Gobierno Mundial que obligará a las naciones occidentales “a pagar una deuda climática,” así como reparaciones a las naciones del Tercer Mundo para pagar por reducciones de carbono que no serían tan drásticas. La carga de la “responsabilidad histórica” le ha sido aplicada a las naciones industrializadas, implicando que ellas son culpables de cualquier cosa que el tiempo decida hacer, y deben ser penadas por ello.

 

 

Todo el dinero será recogido por la ONU y lo que queda después de haber tomado su parte considerable será repartido de acuerdo a los deseos de los burócratas de la ONU. "Como me dijo un alto diplomático de la ONU el año pasado: 'La ONU existe para un solo propósito: para obtener más dinero.' Esa, y no otra, es la razón por la que existe tanto interés en el cambio climático", escribe Monckton.

 

 

A los brazos ecologistas armados de la ONU se les dará el poder de un gobierno global en el nombre de comba-tir al calentamiento global. El borrador “acuerda que los principios comunes, modalidades y procedimientos, como también las funciones de coordinación y supervisión del UNFCCC son necesarios,” en resumen, la centralización global del poder político, económico y ambiental en las manos manicuradas del casi invisible pero brutalmente poderoso secretariado la Convención. No se hace ninguna previsión para una elección democrática de miembros claves del secretariado por el pueblo de las naciones del mundo –en efecto, un perfecto Gobierno Único Mundial,” dice Lord Monckton.

 

 

Este gobierno mundial obligará que las naciones occidentales emitan informes cada dos años sobre el progreso realizado por ellos y luego implementen las medidas demandadas por el gobierno Mundial.

 

 

 La ONU creará una cantidad de nuevos para sobornos que enriquecerá sus cofres, incluyendo un impuesto sobre fletes marinos y combustible de aviación, un nuevo “fondo verde climático” y un sistema global de “cap & trade”, o “tope y comercio”, una manera de revivir al siniestro mercado de bonos de carbono. La mayor parte del costo será cargado en las espaldas de los contribuyentes.

 

 


Esto apenas si araña la superficie de lo que la ONU está intentando incluir en su “tratado legalmente obligatorio,” que representa ecofascismo en esteroides. A pesar de los reportes de prensa de que es probable que el texto sea rechazado una vez más, Monckton hace notar que los burócratas confían de que pueden lograr alguna clase de acuerdo impulsado en esta ocasión.

Ver comentarios

Asesinan a granjeros Hondureños en nombre del Calentamiento Global

Publicado en por Skiper

Fuente: Prison Planet.com

Autor: Paul Joseph Watson

Extraido de: http://www.mitosyfraudes.org/calen13/honduras_asesinan_granjeros.html

Compañías acreditadas en las Naciones Unidas se apoderan violentamente de tierras para cultivar biocombustibles como parte del esquema de comercio de bonos de carbono.

 

 

23 granjeros en Honduras fueron asesinados a sangre fría por mercenarios contratados cuando pretendían recuperar y proteger sus tierras que habían sido apropiadas por una corporación que quería usar la tierra para producir biocombustibles como parte del esquema de bonos de carbono de las Naciones Unidas.

 

Protestas hicieron erupción cuando seis grupos activistas de los derechos humanos presentaron un informe detallando lo que ellos llamaron asesinatos y desalojo forzado de campesinos en el Valle del Bajo Aguán al norte de honduras,” informa el New American “La Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) acusa a los molinos de aceite de palma sancionados por las Naciones Unidas de robar tierras de cultivo a los nativos hondureños y matando o hiriéndolos cuando intentaron recuperar sus tierras.

 
Dice que las compañías, actuando con impunidad gubernamental, localizan y apunta a miembros locales del movimiento de derechos humanos que terminan asesinados en falsos accidentes automovilísticos o cazados y muertos a balazos por guardias de seguridad personal.”

 

 

Las noticias de las matanzas fueron contestadas por gente del Mecanismo de Desarrollo Limpio de las Naciones Unidas (CDM) con un encogimiento de hombros.

“Nosotros no somos investigadores de crímenes,” le dijo un miembro del panel a EurActiv. “Tuvimos que hacer juicios dentro de nuestras propias reglas -por más lamentables que puedan ser- y no había muchas chances de que pudiésemos rehusarnos al proyecto. Se obedecieron precisamente todos los procedimientos de consulta.”

El presidente del panel del CDM, Martin Hession, también rehusó tomar la responsabilidad y arguyó que la Unión Europea no tiene los recursos para investigar esos crímenes.

Sin embargo, los miembros del Parlamento Europeo prome-tieron visitar el área más tarde este mes como parte de la misión investigadora en marcha.

“Los ejemplos de violencia son horribles,” escribe Rebecca Terrell. “Guardias de seguridad emboscaron a Rodving Omar Villegas, de 15 años, cerca de su villorrio y le mataron con un AK-47. Un automóvil atropelló y mató a un hombre de 60 años, Juan Ramón Mejía.
Y José Leonel Guerra Álvarez fue asesinado dentro de su casa en frente de su esposa e hijos por asaltantes armados que hicieron fuego desde afuera.”

 

 

Los asesinatos fueron facilitados por “la intervención directa de guardias privados de seguridad de algunas de las compañías locales que están en complicidad con funcionarios policiales y del ejército,” dice un informe de la Misión Internacional de Búsqueda de Hechos, que fue presentado al Subcomité de Derechos Humanos del Parlamento Europeo.

 

 

Escribiendo acerca de las muertes, el teórico físico checo, Lubos Motl, escribió en su blog The Reference Frame, “Estamos viendo a un grupo de personas fanáticas que se ha demostrado que no se detendrán ante nada cuando ellos necesitan matar gente para seguir sus “reglas” en nombre de sus increíbles desvaríos (el comentario de la necesidad de seguir sus “reglas” es aterrorizante) y en nombre de los millones que, de acuerdo con sus creencias, les pertenecen.”

 

“Estamos frente a una peligrosa organización fascista internacional (quiero decir, los alarmistas del clima) y les estoy diciendo, si no les mostramos que tenemos dientes, ellos nos los mostrarán a noso-tros en algún momento del futuro.”

 

“Quien no vio a esto viniendo?” pregunta el blog Soylent Green. “Oh, eso es verdad, los UEurotarados. ¿Quién habría pensado en que los Cleptócratas y los banqueros robarían tierras para cobrar al contado en la Estafa Termaguedón del Milenio del Sistema de Intercambio de Bonos Carbono? Y si algún campesino molesto se interpone mátenlo!”

 


Como lo hemos documentado anteriormente, esta no es la primera vez que tropas armadas han asesinado a pobladores de villas empobrecidos después de robarles sus tierras en nombre del calentamiento global.

 

Hace un mes hemos informado de la manera en que la compañía New Forest Co., un emprendimiento inglés respaldado por el Banco Mundial se apodera de tierras en África para plantar árboles y luego vender los “créditos de carbono” a corporaciones transnacionales, trabajó junto al gobierno Ugandés para desalojar a pobladores de sus hogares en distintas villas.

 


Tropas armadas tomaron por asalto al poblado de Kicucula, incendiando las casas y golpeando a cual-quiera que se resistiese. Un niño de ocho años fue muerto durante este raid terrorífico. El New York Times informó más tarde que la matanza “Fue por una buena causa: para proteger al ambiente y ayudara combatir al calentamiento global.”

La lucrativa estampida en procura de tierras arables en África y Sudamérica vale millones para las compañías que trafican con bonos de carbono.

 

Como lo hemos ya documentado antes, la artificial amenaza del calentamiento global por causa del hombre está siendo usada como una herramienta del neocolonialismo en el tercer mundo, no sólo a través del apoderamiento de tierras e infraestructura, impidiendo de tal forma que las naciones pobres usaran sus propios recursos para desarrollarse, sino sometiendo a las naciones pobres a hambrunas que mataron cientos de miles de personas.

 

 

 

El alarmismo del cambio climático y la implementación de políticas de calentamiento global es un crimen de la mayor naturaleza, porque está teniendo ya un impacto genocida en países como Haití, donde la duplicación del precio de los alimentos atribuidos directamente a los biocombustibles que reemplazaron en las tierras a los cultivos de alimentos, están resultando en un sustancial aumento del hambre, pobreza, y muerte, forzando a la población a vivir comiendo tortas de barro.

 

Apoderarse de la propiedad privada y matando a quienes tratan de proteger sus hogares y familias traiciona al hecho de que, mientras el movimiento contra el cambio climático le gusta proyectar una imagen de sí mismo como una causa liberal loable, en realidad es una forma brutal y arcana de salvajismo liderado por eugenistas obsesionados por la codicia que no tienen ninguna preocupación por el sufrimiento humano.

 

 

Paul Joseph Watson es el editor y escritor de Prison Planet.com. Es el autor de “Obtener Orden del Caos.” Watson también es un regular conductor del The Alex Jones Show

Ver comentarios

El IPCC propone un plan genocida para que el 80% de la fuente energética del mundo provenga de fuentes renovables

Publicado en por Skiper

Fuente: http://spanish.larouchepac.com/news/2011/05/13/el-ipcc-propone-un-plan-genocida-para-que-el-80-de-la-fuente.html

CALENTAMIENTO-GLOBAL11.JPG

El lunes 9 pasado, la reunión de delegados de gobierno en Abu Dhabi aprobó el Informe Especial sobre Fuentes de Energía Renovables y Alivio del Cambio Climático, elaborado por el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) de las Naciones Unidas.

El informe proyecta que para el año 2050 las fuentes de energía renovables como la solar, eólica, o bioenergía podrían proveer hasta el 77% de la demanda mundial.

 

 

De acuerdo al informe del IPCC, cerca de un tercio de la electricidad mundial podría venir de la energía solar directa, y que más del 20% de la electricidad podría venir de la energía eólica. Esto quiere decir, de acuerdo con estos fascistas, que más del 50% de la electricidad del mundo la aportarían los paneles solares y los molinos de viento.

También se espera que la energía mareomotriz, la bioenergía y la energía geotérmica se incrementen, mientras que la producción hidroeléctrica, que provee el 16% de la electricidad mundial, es probable que disminuya en el futuro de acuerdo al informe.

 

 

Para lograr este viraje hacia las supuestas energías renovables, el informe alega que los gobiernos deben estimular su desarrollo y a la vez reducir los subsidios al combustible fósil. Actualmente los combustibles fósiles aportan el 85% y la energía nuclear solo el 2%.

La intención genocida del Informe queda clara por el hecho de que, en lugar de usar la energía nuclear para mejorar el nivel de vida del sector en desarrollo, el informe dice que las soluciones mediante energías "limpias" podrían rebasar a las fuentes energéticas tradicionales para llegar a las 1400 millones de personas que viven sin electricidad y las otras 1300 millones de personas que utilizan biomasa tradicional (leña, etc.).

Ver comentarios

¿Biomasa o biomasacre?

Publicado en por Skiper

Fuente: http://www.lahaine.org/index.php?p=55342

Disputa tierra, agua y nutrientes de los cultivos alimentarios, además de expulsar a los campesinos de sus territorios y empujarlos a abandonar sus cultivos tradicionales.

 

 

 

Con creciente entusiasmo, empresas, políticos y algunos científicos nos hablan de cómo se van a resolver los desastres ambientales, la crisis energética y climática, y hasta el hambre, con el uso de biomasa en lugar de combustibles fósiles. Se presenta como un elemento fundamental de una transición a una nueva economía verde, y por estar basada en materiales biológicos, parecería que es más sustentable y beneficiosa para el ambiente. Al fin, suena bien comer en un plato hecho de maíz o papa en lugar de plástico, conducir automóviles con biocombustibles o hasta volar en aviones con bioturbosina. No hay duda que es urgente salir de la civilización petrolera, ¿pero será esta nueva ola de apropiación de la biomasa realmente sustentable?

 

 

 

Un aspecto de esta nueva economía de la biomasa, el de los agro-combustibles, ha sido ampliamente criticado, entre muchos otros problemas, porque se ha documentado que es el factor principal de aumento del precio de los alimentos. Con toda la gravedad que esto implica, es apenas la punta del iceberg de los impactos que tendría el aumento masivo de uso de la biomasa del planeta, para combustibles y otros usos industriales.

 

Actualmente, 24 por ciento de la biomasa terrestre global está mercantilizada. En juego está la apropiación y mercantilización de 76 por ciento restante, aparte de la biomasa marina. Un factor clave para ello son los nuevos instrumentos tecnológicos, como la biología sintética, que está diseñando microorganismos sintéticos capaces de digerir celulosa en forma más eficiente (actualmente el proceso es costoso y gasta más energía de la que genera). Esto es clave para convertir virtualmente cualquier vegetal en la materia prima de nuevos polímeros que podrían usarse para combustibles, farmacéuticos, plásticos y muchas otras sustancias industriales.

 

El potencial de ganancias es enorme y por ello los actores son las empresas más grandes del planeta: las principales trasnacionales de los agronegocios y plantaciones de árboles (Cargill, ADM, Bunge, Cosan, Stora Enso, Weyerhauser), grandes petroleras, químicas y farmacéuticas (BP, Shell, Total Oil, Chevron, Exxon, DuPont, Basf) junto a trasnacionales de biotecnología, nanotecnología y software (Monsanto, Syngenta, Amyris, Synthetic Genomics, Genencor, Novozymes) y otras.

 

 

Dentro del término biomasa se incluyen desde bosques y arbustos a cultivos y algas, así como bagazos y restos de cosecha. O sea, toda materia vegetal cultivada o natural. Los que promueven estos nuevos usos de la biomasa, suelen poner el acento en el uso de restos y bagazos, como si fueran algo marginal, que no tiene ninguna utilidad, lo cual ignora por ejemplo, que son una de las pocas fuentes de devolución de materia orgánica y nutrientes a los suelos, cuya erosión es un gran problema. Además, pese a que dicen que usarán restos, lo cierto es que los emprendimientos actuales para producir plásticos y combustibles basados en biología sintética (ya en marcha en biorrefinerías en Estados Unidos y Brasil con la participación de Amyris y otras empresas), se basan en el uso de plantaciones industriales de maíz y caña de azúcar.

 

 

 

Nos dicen también, que la biomasa es una fuente natural, que siempre fue la base del sustento humano, que es renovable, abundante y que usando solamente la parte celulósica y no comestible, se evitará la competencia con la producción de alimentos.

Sin embargo, todo esto no son más que afirmaciones engañosas para disfrazar la debacle venidera. Para empezar, ocultan que se trata de aumentar en forma exponencial las plantaciones industriales de monocultivos de árboles y otros, como piñón (jatropha), higuerilla (ricino), etcétera. Esto es una amenaza a la biodiversidad y disputa tierra, agua y nutrientes de los cultivos alimentarios, además de expulsar a los campesinos de sus territorios y empujarlos a abandonar sus cultivos tradicionales.

 

 

Además, aunque 24 por ciento de mercantilización de la biomasa nos pueda parecer poco, en realidad según datos del Global Footprint Network (que calcula la huella ecológica que dejan diferentes actividades en el planeta), ya hemos sobrepasado la capacidad de recuperación y renovación de la biomasa en su propio ritmo. Esto quiere decir, que al nivel actual y sin el aumento masivo de consumo de biomasa que se planea, ya se está disminuyendo la base natural.

 

Por otra parte, si bien la materia vegetal ha sido el sustento de la humanidad durante la mayor parte de la historia, la demanda de energía se disparó con el industrialismo a más de veinte veces lo que se usaba hace poco más de un siglo, que produciendo además la mayor devastación de suelos de la historia global.

Esta nueva economía de la biomasa no tiene nada que ver con el uso sustentable de la naturaleza y cultivos que históricamente han hecho las comunidades locales, los campesinos e indígenas, que son una gran parte de la solución a las crisis energética, climática y alimentaria. Ahora se trata de que las empresas que han lucrado devastando el planeta con sus productos basados en el petróleo, se disponen a una nueva ola de apropiación masiva de naturaleza, biodiversidad, territorios y comunidades, llamando a esto sustentable.

 

 

 

* Investigadora del Grupo ETC. Más datos en el informe "Los nuevos amos de la biomasa", www.etcgroup.org/es/node/5253

La Jornada

Ver comentarios

Investigado por mala conducta científica el biólogo que alertó sobre calentamiento global

Publicado en por Skiper

Fuente: http://www.elnuevoherald.com/2011/07/28/992768/investigan-a-biologo-que-alerto.html

Un biólogo federal cuya observación de osos polares muertos en el Artico, en el 2004 contribuyó a impulsar el movimiento para detener el calentamiento global, ha sido colocado en licencia administrativa y es investigado por mala conducta científica, posiblemente por la veracidad de dicho artículo.

 

 

Charles Monnett, científico basado en Anchorage de la Oficina Nacional de Administración, Regulación y Aplicación de Energía Oceánica (BOEMRE por sus siglas en inglés), fue informado el 18 de julio que quedaba en licencia administrativa hasta conocerse los resultados de una investigación sobre “cuestiones de integridad”. Pero todavía no ha sido informado por la oficina del inspector general sobre cargos específicos ni interrogado sobre la integridad de su trabajo, dijo Jeff Ruch, director ejecutivo de Empleados Públicos para Responsabilidad Ambiental.

El jueves, el grupo de Ruch planea presentar una denuncia ante la agencia, en nombre de Monnett, afirmando que funcionarios del gobierno lo han “perseguido activamente” en violación de la política que debe proteger a los científicos de la interferencia política.

 

 

Monnett, que ha coordinado gran parte de la investigación de la agencia sobre vida silvestre y ecología del Artico, tiene tareas que incluyen el manejo de unos $50 millones en estudios, según la demanda, una copia de la cual fue suministrada a la Associated Press.

La demanda busca la reposición de Monnett junto con una disculpa pública de la agencia y del inspector general. También procura que se cierre la investigación o que especifique los cargos y lleve a cabo un procedimiento debido. Asimismo dice que los investigadores se llevaron el disco duro de la computadora de Monnett, anotadores y otros objetos no especificados, que no fueron devueltos.

Una portavoz de BOEMRE se negó a comentar sobre “una investigación interna en curso”. Ruch afirmó que BOEMRE ha prohibido a Monnett hablar con la prensa.

 

 

Documentos suministrados por el grupo de Ruch indican que los interrogatorios de los investigadores se concentran en observaciones que Monnett y su colaborador Jeffrey Gleason hicieron en el 2004, mientras efectuaban una inspección aérea de las ballenas, sobre cuatro osos polares muertos que flotaban en el agua después de una tormenta. Detallaron sus observaciones en un artículo publicado dos años después en Polar Biology.

 

En el artículo, los investigadores dijeron que reportaban las primeras observaciones de osos polares muertos, probablemente ahogados, mientras nadaban distancias largas en aguas abiertas.

Dijeron que los osos polares son considerados nadadores enérgicos, pero que nadar a largas distancias puede ser agotador. Sus observaciones, dijeron, sugerían que la muerte de los osos podía aumentar en el futuro si continuaba la disminución de la capa de hielo. *

 

 

 

Notas al margen por Skiper: * Esto señores, sencillamente se llama manipulación consciente de datos.

Ver comentarios

El animalista y conocido ecologista radical Morrissey dice que la matanza de Oslo "no es nada comparado con McDonald’s"

Publicado en por Skiper

Fuente: http://www.libertaddigital.com/mundo/2011-07-28/morrissey-dice-que-la-matanza-de-oslo-no-es-nada-comparado-con-los-madonalds-1276431066/

El cantante Morrissey, ex vocalista de The Smiths, y conocido ecologista radical, ha equiparado la matanza de Noruega con el consumo de carne.

 

 

Según informa The Telegraph, durante un concierto que ofreció el domingo en Varsovia y ante el estupor del público el cantante, antes de interpretar su tema "Meat is murder (La carne es asesina)" dijo que "vivimos en un mundo de criminales, tal como nos lo han mostrado los eventos en Noruega, con 97 muertos. Aunque eso no es nada comparado con lo que pasa con lo de McDonald’s y Kentuchy Fried ‘Shit’".

Después de las quejas y protestas de muchos de sus seguidores, escandalizados por lo miserable del comentario, un portavoz del cantante aseguró que "Morrissey ha decidido no comentar nada más porque cree que su declaración habla por sí sola".

 

Ver comentarios

El millonario negocio de la contaminación

Publicado en por Skiper

Fuente: http://www.eltiempo.com/economia/negocios/ARTICULO-WEB-NEW_NOTA_INTERIOR-9988550.html

El mercado mundial de emisiones de carbono es del orden de los 424 mil millones de dólares. El negocio de vender el derecho a que otros contaminen -por encima de los límites fijados por los acuerdos de Kioto- cuando su empresa contamina menos creció 2 por ciento en el 2010 y llegó a 131 millones de toneladas de CO2 (dióxido de carbono), lo que representa 424 millones de dólares. Un año atrás se vendieron 98 millones de toneladas, algo más de 415 millones de dólares.

 

 

Según el informe 'Mercados Voluntarios de Carbono 2011', publicado conjuntamente por Forest Trends' Ecosystem Marketplace y Bloomberg New Energy Finance, empresas de 45 países participaron en este mercado que busca reducir los efectos del cambio climático mediante mecanismos de mercado: que las empresas que no reducen sus emisiones de gases nocivos les paguen a las que sí lo hacen.

 

Las empresas colombianas -que pueden participar en el mercado cuando contaminan menos, mediante proyectos como, por ejemplo, la reforestación- manifiestan cada vez más interés. La figura más utilizada es la de Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL), con la que podrán venderle al mundo créditos de carbono. Es decir, las emisiones que sean capturadas por los árboles plantados durante los próximos 20 años.

Sin embargo, un MDL también se puede obtener con proyectos con energías renovables, con fuentes solares o eólicas, por ejemplo; mejoras tecnológicas en la generación de energía; captura de metano de vertederos de basura; mejoras básicas en fábricas contaminantes, entre otras.

Empresas como Colombina; la maderera Pizano; la planta de tratamiento de aguas residuales de Cañaveralejo, propiedad de Emcali; la Empresa de Acueducto de Bogotá, TransMilenio, Gas Natural, Incauca, Fedepalma, Cemex, entre otras, ya están en el negocio con 154 proyectos.

 

 

 

Como también 330 personas en Caldas, entre campesinos y dueños de fincas, que desde que se enteraron que sembrar árboles para vender al mundo el carbono que capturan daba plata.

Según el informe, el precio de la tonelada de carbono se fijó en 6 dólares el año pasado, luego de estar en 6,5 dólares en el 2009.

Ahora, según el reporte, las transacciones de los 'bonos verdes' se hacen por fuera del ámbito de los mercados organizados, es decir, a través de la venta libre.

Tras el cierre de la Bolsa del Clima de Chicago (CCX, por sus siglas en inglés), a finales de 2010, la mayoría de las transacciones en ese año (el 97 por ciento), por 127,9 millones de toneladas de CO2, se realizaron directamente entre bancos y clientes. Lo anterior representa un crecimiento del 34 por ciento, respecto al 2009.

Pese a la incertidumbre política y económica del mercado de carbono, por las dificultades para aprobar una ley en Estados Unidos de respuesta institucional al cambio climático, es la cifra más alta desde 2007, cuando empezó la publicación del reporte.

Las opciones de mitigación favoritas por los compradores fueron los bonos por proyectos para reducir los efectos de la deforestación y la degradación forestal en los países en desarrollo (29%). Le siguen los provenientes de programas de energías renovables (20%), principalmente de energía eólica, y de actividades de recuperación de metano en rellenos sanitarios (16%)

 

 

 Hay 45 países en el mercado

Un indicador de la creciente expansión del mercado voluntario de carbono es que ya participan 45 países, seis más que en el año 2009, y que más de la mitad de los créditos transados (58%), tienen como destino la actividad de proyecto que da origen a las reducciones a países en desarrollo.

 

Proyectos de carbono
Colombia es el número 11 del mundo en proyectos.
Colombia es el cuarto país de Latinoamérica en número de proyectos de Mecanismo de desarrollo limpio (MDL) registrados ante la ONU, y el número 11 del mundo. De los 154 proyectos con los que cuenta el país, 66 tienen aprobación nacional, 29 están registrados ante la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático CMNUCC, y 10 tienen Certificado de Reducción de Emisiones (CERs).

Ver comentarios

Gilipolleces Ecofascistas: Matar dromedarios para frenar el CO2

Publicado en por Skiper

Fuente: http://www.publico.es/ciencias/387519/matar-dromedarios-para-frenar-el-co2

Australia estudia autorizar el exterminio de cientos de miles de camélidos para reducir las emisiones de gases.

 

 

Es una idea "estúpida" y "aberrante" para los científicos. Y, sin embargo, la Administración australiana lo está estudiando con total seriedad. Las autoridades de Canberra planean autorizar la matanza de los dromedarios salvajes que proliferan por todo el país, y cuya población se acercaría al millón y medio de animales.

El Gobierno, que fijó la semana pasada un impuesto para las emisiones de CO2 que realizan las empresas, medita ahora matar dromedarios para reducir las emisiones de sus flatulencias, con lo que caerían los gases efecto invernadero y se contribuiría a los objetivos de Kioto. Así, el documento que estudia el Gobierno atribuye a cada dromedario la responsabilidad de 45 kilos de emisiones de metano, lo que equivale a una tonelada por año de CO2. Un total de 1,2 millones de animales que emiten otros tantos millones de toneladas cada año.

 

 

 

La propuesta parte de Northwest Carbon, una de las mayores empresas de carbón del país y, por tanto, una de las responsables de las emisiones de dióxido de carbono australianas. Según medios locales, la compañía ha sugerido que podría asumir las cacerías desde helicópteros.

La IsoCard (Sociedad Internacional de Investigación y Desarrollo de los Camélidos) lanzó la alerta con un comunicado del 5 de julio, difundido en Francia por el Cirad, el principal centro de agronomía tropical y de regiones áridas. Los 300 principales expertos en camélidos de la IsoCard califican de "falsa" y "estúpida" la idea que está circulando en la Administración australiana. El Gobierno de Canberra, escriben, "sugiere que las emisiones de metano" contenidas en las flatulencias del "dromedario salvaje de las estepas son mayores que las del resto del ganado.

 

 

 

Múltiples Fallos

Los científicos, que han mirado con lupa el documento australiano producido por el Departamento de Cambio Climático y Eficiencia Energética (DCCEE), han encontrado en él varios "fallos que merecen respuestas empíricas". Según IsoCard, los cálculos efectuados por ese departamento contienen un error de bulto: calculan la masa de emanaciones de metano de los dromedarios salvajes a partir de estudios efectuados sobre el aparato digestivo de los bueyes.

 

Los científicos, que han mirado con lupa el documento australiano producido por el Departamento de Cambio Climático y Eficiencia Energética (DCCEE), han encontrado en él varios "fallos que merecen respuestas empíricas". Según IsoCard, los cálculos efectuados por ese departamento contienen un error de bulto: calculan la masa de emanaciones de metano de los dromedarios salvajes a partir de estudios efectuados sobre el aparato digestivo de los bueyes.

 

La historia del dromedario en Australia es una auténtica maravilla del colonialismo del siglo XIX y de la mecanización agrícola del XX. Los animales fueron introducidos en la isla-continente a partir de 1840 para ayudar a los colonos que empezaban a establecerse en las regiones áridas o semiáridas. De hecho, el primero de esos dromedarios enrolados obligatoriamente era un español de las islas Canarias. Luego procedieron, por miles, en su mayoría de la Península Arábiga, y hasta de Pakistán, donde también existe una industria del dromedario, pese a que la naturaleza les había confiado sólo su primo asiático, el camello.

 

 

 

Los expertos en camélidos califican la idea de aberrante

Después de ejercer sus dotes de animal del desierto en tareas como el transporte, las minas, la construcción ferroviaria, las granjas de agricultura o de ganadería, y hasta haber servido para el primer servicio postal serio en las zonas semidesérticas, cayó en desuso. Las tropas de dromedarios libres y salvajes se han reproducido a gran velocidad. Un recuento comparativo del Gobierno encontró que la población se ha multiplicado por ocho en diez años.

 

Consultado por Público, Bernard Faye, el especialista en camélidos del Cirad francés, calificó de "fantasiosa" esa estimación, y juzgó que el Gobierno australiano tiene "una actitud de caricatura". Canberra, dice este experto, "sólo busca designar un culpable, un chivo expiatorio fácil".

Ver comentarios

Los niños australianos viven aterrorizados por lecciones sobre el cambio climático

Publicado en por Skiper

Fuente: The Daily Telegraph

Autores: Bruce McDougall y Jenny Dillon

Extraido de: http://www.mitosyfraudes.org/calen13/ninos_australia.html

Los niños de la escuela primaria de Australia están siendo aterrorizados por lecciones que afirman que el cambio climático le traerá “muerte, heridas y destrucción” al mundo a menos de que ellos tomen alguna acción.

En la víspera del anuncio hecho por la Primer Ministro Julia Gillard del impuesto al dióxido carbono, psicó-logos y científicos dijeron que las lecciones eran alarmistas, han creado una innecesaria ansiedad entre los niños de edad escolar, y han puesto en peligro su salud mental.

 

 

En Australia el cambio climático es enseñado en todas las escuelas como un “escenario Apocalíptico.” El material educativo provisto por el gobierno de Gillard a los maestros de escuela primaria y los estu-diantes declara que el cambio climático causará “desastres devastadores”.

“Además de su terrible impacto sobre la gente, animales y ecosistemas, ellos causarán miles de millo-nes de dólares en daños a hogares y otros edificios,” dice el material.

 

La Dra. Sue Stocklmayer, directora del Centro para la Conciencia Pública de la Ciencia, del Universidad Nacional Australiana, dijo que el cambio climático ha sido retratado como “escenarios apocalípticos sin escape alguno.” La Dra. Stocklmayer dijo que ella no era una escéptica del clima, sino que estaba preocupada de que “se ha empleado demasiado tiempo en presentar escenarios terroríficos, especialmente a los niños.” “Los niños se sienten desanimados e indefensos frente a toda esta información negativa,” dijo ella. “Poner esto frente a nuestros niños es una de las cosas más espantosas que les podemos hacer.”

 

 

 

“El público está sufriendo a causa de una enorme fatiga por la información negativa… en lugar de decir que los osos polares van a morir, tenemos que ver que podemos hacer localmente en busca de solu-ciones.” La psicóloga de niños Kimberley O'Brien, también dijo que el lenguaje del cambio climático debería ser “bajado de tono.” “Los niños están interesados naturalmente en ciclones y volcanes, pero los educa-dores deberían de atenerse a los hechos,” dijo ella. “Ellos deberían estar conscientes de que los niños tienen pesadillas.”

 

 

 

El psicólogo Michael Carr-Gregg hizo una apelación a los educadores para que sean “más circunspectos y presenten ambos lados del debate del cambio climático.” “Cuando las cosas se repiten una y otra vez a la gente joven que no tiene la madurez cognitiva y emocional necesaria para procesar estas cosas, se termina por crear una ansiedad innecesaria,” dijo Carr-Gregg. El Ministro de Escuelas Federales, Peter Garrett, dijo que el gobierno no detendrá la enseñanza de la ciencia climática a pesar de los movimientos en Gran Bretaña para el tema sea retirado de las clases.

 

 

En un video sobre el cambio climático financiado por el gobierno del estado, un maestro de una escuela pública en el sudoeste de Sídney explicó: “Los estudiantes están siendo bombardeados desde todos lados con el cambio climático, puede ser algo sumamente aterrador para un niño.”

Las actividades escolares están promocionadas por el Departamento Federal del Cambio Climático y Eficiencia de la Energía.

 

 

 

COMENTARIO DE FAEC:

Esto es la culminación de largos años del ataque hiperecolo-gista sobre Australia, país en el que han clavado sus garras y lo mantienen casi inmovilizado en su desarrollo industrial y agrícola. De un país tradicionalmente exportador de alimentos, hace años que Australia se ve obligada a importar una serie de alimentos que no puede pro-ducir por las severas regulaciones ecologistas que han diezmado su stock ganadero y despo-blado las tierras agrícolas.

 

 

Sucesivas generaciones de niños australianos vienen soportando terribles miedos que se le inculca en las escuelas y en los medios de difusión como la TV pública. A lo largo de la década de los 80, el mayor terror era el Armagedón nuclear. Felizmente, cuando esa extraña década terminó, como también terminó la Unión Soviética, la ansiedad y angustia nuclear se redujo un tanto. En la década de los 60s y principios de los 70s, el horror de la guerra de Vietnam llenó las pantallas de la TV y las mentes de jóvenes que veían los noticieros.

 

Pero el gran miedo de esta época proviene de la naturaleza misma, atormentada por las actividades humanas, que finalmente se volverá en contra nuestra. Como lo informa el Daily Telegraph más arriba, no hay ni un solo estudiante en la nación que no haya sido sujeto a visiones alarmistas de un planeta super calentado que se vuelve inhabitable para la vida humana.

 

 

 

El ambientalismo es una noble causa, mientras no se llegue a extremos irracionales. Hay pocas contras en procurar un mundo más limpio y menos contaminado. Pero la influencia de poderosos grupos de poder ubicados en el extremo más fundamentalista del movimiento ecologista está volviéndose algo sumamente peligroso y perjudicial para la sociedad. Por desgracia, el ambiente educativo parece ser especialmente adicto al alarmismo climático, y eso tiene sus consecuencias.

Los resultados negativos de esto son: Primero, al presentar esos escenarios tan exagerados y carentes de realidad comprobable, el debate es restringido. Argumentar en contra de cualquier elemento del debate del clima se considera, por definición, opuesto al cuidado de la salud de la Tierra.

El segundo resultado negativo es más preocupante. Los niños están creciendo en un mundo de intensos desafíos. Sus vidas son ya lo bastante difíciles sin que se les añada las visiones apocalípticas de un planeta condenado a la destrucción.

 

 

 

Está mal; es perverso hacer presa de las mentes fácilmente influenciables de los niños para impulsar una causa política, por más noble que ella parezca ser. Sería aceptar el concepto fascista de que los “fines justifican los medios”.

Lo mismo que está ocurriendo con el planeta, los maestros y los activistas científicos deberían enfriar un poco las cosas. Y los maestros deberían tener presente lo que el Cardenal Thomas Wolsey dijo en 1520 sobre el tema educación: “Sean muy, pero muy cuidadosos con lo que ponen en esa cabeza. Porque jamás podrán sacarlo de allí.”

 

Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC

Ver comentarios

La viga en el ojo de Greenpeace

Publicado en por Skiper

Fuente: WUWT.com

Autor: Dennis Ambler

Extraido de: http://www.mitosyfraudes.org/Polit/greenpeace_viga_ojo.html

 

 

Mateo 7:5:
Tu, hipócrita, primero saca la viga de tu propio ojo; y entonces podrás ver con claridad para sacar la brizna del ojo de tu hermano.

 

 

    

Al mismo tiempo que Greenpeace publica otro ataque contra un renombrado científico, el Dr. Willie Sun, quien disiente con el IPCC, ellos ignoran la masiva financiación que tiene el movimiento “verde” de corporaciones que incluyen al “Gran Petróleo”, fundaciones y gobiernos.

  

  

Su ataque constante contra la integridad moral de científicos genuinos es una clásica maniobra de dis-tracción para evitar el examen minucioso de los millones de dólares que van a para el proyecto del Calentamiento Global. Un comentario de David y Amy Ridenour en el Washington Times del 14 de junio del año pasado, muestran el gran alcance de la financiación de grupos ecologistas por parte del British Petroleum (BP), que estaba siendo atacada por esos mismos grupos por el derrame de petróleo en el Golfo.

 

BP era también miembro fundador del U.S. Climate Action Partnership (no es lo mismo que Climate Action Network) contribuyendo con generosos fondos a los esfuerzos de los muchos grupos dentro del lobby relacionado con el cambio climático, que incluyen al Environmental Defesne Fund (EDF), National Resources Defense Council (NRDC), el Nature Conservancy y el World Resources Institute.

 

BP, el nuevo “amigable con el clima” fue primero promocionado por el CEO de BP, Lord John Brown en 1997 (entonces Sir John Brown), ahora en el Panel Consejero del Clima del Banco de Alemania, junto con el Dr. Pachauri del IPCC y el profesor John Schellnhuber, del Instituto Alemán para la Investigación del Impacto del Clima.

 

Un informe en el Washington Examiner, titulado “Trabajar para el Gran Verde puede ser una experiencia muy enriquecedora,” por Mark Tapscott, mostró que los líderes de 15 líderes de los más importantes grupos ecologistas se les paga más de $300.000 dólares en compensaciones anuales, con una cifra de más de medio millón de dólares para el que más gana.

 

 

 

Él menciona que el presidente del Environmental Defense Fund, Frederic Krupp, recibe una compensación total de u$s 496.174, incluyendo $446.072 en salario y $50.102 en otras compensaciones.

 

Muy cerca detrás de Krupp, entre los ejecutivos del movimiento ecologista Gran Verde está el presidente del World Wildlife Fund, Carter Roberts,” que recibió $486.3394, incluyendo un salario de $439.327 y otras compensaciones por $47.067.

 

Krupp y Roberts son particularmente interesantes porque ambos, el EDF y el WWF-USA, reciben fondos de la Fundación Grantham y ambos están en el panel de gerenciamiento conjunto de los institutos del clima de Jeremy Grantham en el London School of Economics. (LSE), y el Imperial College, Londres, Jeremy Grantham es el presidentey cofundador de GMO, una compañía de gerenciamiento de inversiones con base en Boston, con oficinas en Londres, San Francisco, Singapur, Sydney y Zurich.

 

Su primera excursión en la financiación del clima en Gran Bretaña fue el “Grantham Institute para el Cambio Climático” iniciado con £12 millones de libras ($19 millones de dólares) en el Imperial College de Londres en 2007. El presidente del LSE Instituto Grantham, Lord Stern del infame Stern Review (o Informe Stern), está fuertemente involucrado en el comercio de bonos de carbono vía una agencia de calificaciones, Idea Carbon. Él se unió en 2007, como vicepresidente de la compañía madre, a Idea Global. También asesora al banco HSBC en el comercio de bonos de carbono.

 

 

 

 

Environmental Defense se precia en su sitio web de la influencia que tiene sobre la política en Washington, y cómo ellos evitan las leyes con su acción de lobby: http://www.edf.org/article.cfm?contentID=8943.

 

“EDF ha sido desde hace mucho una voz poderosa en Washington, y cuando las necesidades comenzaron a exceder el $1 millón en el tope anual de nuestro lobby establecido por la ley de impuestos, nostros creamos una organización hermana, el Environmental Defense Action Group, que está libre de límites de gastos. Esto nos ha permito incrementar nuestros esfuerzos legislativos, particularmetne en el clima, y abogar por fuertes leyes ambientales a medida de que los riesgos aumentan.”

 

Una investigación de la BBC en 2007 del reportero Simon Cox encontró que la Comisión Europea está dando millones de libras esterlinas de los contribuyentes a los campañistas ecologistas para hacer operaciones de lobby en Bruselas. Amigos de la Tierra Europa (FoE), recibió casi la mitad de sus fondos de la UE en 2007.

Tampoco menciona Greenpeace al dinero que la EPA le da a la ONGs, por ejemplo el National Resources Defense Council está recibiendo un subsidio de $1.150.123 (XA – 83379901-2)  para promover el comer-cio de los bonos de carbono.

 

 

 

El World Resources Institute (WRI) ha recibido $3.879.014 de la EPA en los últimos nueve años para proyectos de propaganda y promoción de esquemas de comercio de emisiones, $715.000 en el actual período 2011/12. Si la EPA estuviese realmente interesada en la ciencia, estaría financiando a la investigación genuina emprendida por personas como el DR. Soon, en vez de la promoción de sus propia agenda política.

 

Al Gore y Theodore Roosevelt IV son miembros del directorio del WRI. El Sr. Roosevelt es el presidente del Pew Center on Global Climate Change, y es el ex presidente del Global Council del Cambio Climático de la quebrada Lehman Brothers, y un miembro del directorio de la Alliance for Climate Protection, cuyo presidente es Al Gore. Lo cobrado por la Alianza de Gore en 2008 fueron $88 millones.

 

Greenpeace debería ser muy cuidadosa cuando busca enlodar las aguas de la ciencia del clima al desacreditar a los científicos disidentes, ya que bien podrían descubrir que las aguas están repletas de muy sucia ropa verde.

 

 

 

 

Ver el estudio de Jeanne Nova: Climate Money y el de Donna LaFramboise, BP, Greenpeace & the Big Oil Jackpot, cuyo texto va a continuación:

BP, Greenpeace y el Premio Gordo de Gran Petróleo

 En lo pasa por debate sobre el cambio climático uno de las alegaciones más cansadoras es que los escépticos están lujosamente subvencionados por la industria del petróleo. Como resultado de esta financiación, sigue diciendo el argumento, el público ha sido confundido por aquellos que dicen cualquier cosa a cambio de un cheque.

  

“Siga la pista del dinero,” se nos dice y descubrirá que los escépticos del clima están irremediablemente contaminados. Ergo, nada que ellos dicen puede ser confiable. Ergo, sus preocupaciones, preguntas, y objeciones deben ser desechadas sin más trámite.

Por consiguiente es cómico que el actual derrame de petróleo en el Golfo de México está ahora llamando la atención hacia la estrecha relación entre los activistas del cambio climático y BP –aka British Petroleum, una entidad para la cual el término “gran petróleo” fue seguramente inventado.

De acuerdo al Washington Post, el grupo verde Nature Conservancy -que alienta a los ciudadanos comunes a  exigir la lucha contra el calentamiento global- “ha aceptado casi $10 millones de dólares en efectivo y contribuciones en tierras de BP y corporaciones afiliadas durante los años.

Diablos! ¿No creó Greenpeace un entero sitio web llamado ExxonSecrets para exponer al supuestamente diabólico hecho que, en un período de 9 años (1998-2006) ExxonMobil donó un gran total de $2,2 millones a un tanque de pensamiento conservador?

$10 millones versus $2 millones. ¿Quién debemos suponer que tiene una relación más confortable con Gran Petróleo?

Pero es apenas el comienzo. El Washington Post también hace notar que Conservation International, otro grupo verde que insiste en que el cambio climático representa una “profunda amenaza,” ha “aceptado $2 millones en donaciones de BP durante varios años y fue socia de la compañía en una cantidad de proyectos”.

  

Qué gracioso, Greenpeace no habla nada sobre eso . Tampoco menciona:

Que BP está financiando investigación en “maneras de enfrentar al problema mundial del clima,” en la Universidad de Princenton al ritmo de $2 millones anuales durante 15 años.

  

 

Que BP está financiando a un instituto de investigación en energía que involucra otras dos universidades con una tonada de $500 millones cuya intención es “desarrollar nuevas fuentes de energía y reducir el impacto del consumo de energía sobre el ambiente.”

 

 

Que el mismo ExxonMobil ha donado $100 millones a la Universidad de Stanford para que investigadores allí puedan hallar “nuevas formas de abastecer las crecientes necesidades de energía sin empeorar el calentamiento global.”

 

 

 

Las únicas cantidades de dólares que Greenpeace menciona en su explicación de por qué decidió lanzar ExxonSecrets son esos míseros $2 millones. Versus 10 + 2 + 30 + 500 + 100, que suma… $642 millones. Si el mundo está dividido en dos facciones una que cree que el cambio climático es un problema serio y otra que cree que la influencia humana en el clima es tan mínima que no puede distinguirse del ruido de fondo un grupo estuvo asaltando bancos mientras el otro mendigaba en la puerta de la iglesia.

 

 

 

En el mismo documento en el que Greenpeace habla del dinero de ExxonMobil afirma fríamente que los “negacionistas” del clima no tienen derecho a hablar libremente. ¿Por qué? Porque “la libertad de expresión no se aplica a la desinformación y la propaganda.”

En realidad, los grandes pensadores sobre el tema han tenido de manera consistente una visión total-mente opuesta. John Stuart Mill estaba muy seguro de que nadie tiene el derecho a decidir qué es pro-paganda en representación de los demás. Él habría mirado a Greenpeace cara a cara y le habría dicho que dejara de imaginar que su juicio es infalible. Más de cien años después, Noam Chomsky declaró de manera famosa que si usted no cree en la libertad de expresión para opiniones que usted desprecia, usted no cree en ella en absoluto.

Si Greenpeace querría tener una conversación seria acerca de quién, exactamente, está distribuyendo desinformación. Yo estoy a favor de ello, dado que es abrumadoramente obvio que el Premio Gordo de Gran Petróleo lo han ganado los que están del lado de Greenpeace en el debate.

 

 

 

El hecho de que los activistas del cambio climático han gozado de la ventaja de una financiación tan poderosa y sin embargo insistieron todo el tiempo en exactamente lo contrario, hace al asunto suma-mente problemático. Nos cuenta mucho sobre su rigor intelectual. Acerca de su carácter; acerca de su capacidad de distinguir entre hechos y la ficción.

Si realmente existe una crisis del clima, si el futuro de nuestros nietos está realmente en peligro, estas no son las personas que nos deben conducir a los ambientes silvestres.

 

 

 

 

ACTUALIZACION: (Junio 6): el lector Terry Kestleloot nos alertó del hecho que el sitio web de Green-peace.org está aparentemente infectado con un virus informático de bajo riesgo. Los links en este post a ExxonSecrets de Greenpeace FAQ han sido por ello reemplazados con links a una copia del documento que reside en Archive.org (haga scroll hacia abajo cuando la página se ha cargado).

Si su ordenador tiene protección de virus, el documento puede ser visto directametne en el sitio web de Greenpeace AQUÍ.

Ver comentarios

<< < 1 2 3 4 > >>