Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog

¿Quién está saboteando deliberadamente las centrales eléctricas en todo Estados Unidos?

Publicado en por Skiper

¿Quién está saboteando deliberadamente las centrales eléctricas en todo Estados Unidos?

Fuente: http://endoftheamericandream.com/who-is-purposely-sabotaging-power-plants-all-over-america/

Traducción y corrección de la traducción: Skiper

Alguien ha estado atacando centrales eléctricas en todo el país y las autoridades federales están tratando de determinar quién es. En los últimos días, hemos visto un sabotaje significativo tanto en la costa este como en la oeste, por lo que no puede ser solo un individuo el responsable.

Durante los primeros ocho meses de este año, hubo un total de 106 ataques a la red eléctrica en los Estados Unidos, y eso representa el número más alto jamás registrado en un solo año. Esperemos que las autoridades puedan llegar al fondo de este misterio, porque el invierno pronto comenzará oficialmente. Si se corta la energía en su casa del bosque durante un período prolongado de tiempo durante los próximos meses, ¿Qué hará?.

Nadie está tratando de afirmar que la serie de ataques que hemos estado presenciando es “accidental”, y ABC News informa que “las autoridades federales están investigando” esta muy preocupante tendencia…

Las autoridades federales están investigando una serie de actos de sabotaje denunciados recientemente en empresas de servicios públicos, dijo a ABC News una fuente policial de alto nivel. La medida se produce después de que las subestaciones fueran acribilladas a balazos en Carolina del Norte, dejando a decenas de miles de personas sin electricidad durante días.

Después del incidente, las empresas de servicios públicos se comunicaron con las autoridades federales en los últimos días para investigar, dijo la fuente. El incidente reciente en Carolina del Norte fue particularmente alarmante.

Aproximadamente a las 7 p.m. del sábado por la noche, se oyeron disparos en dos subestaciones eléctricas en el condado de Moore. Las autoridades llaman a esto "un ataque intencional y coordinado"...

Duke Energy restauró la energía a todos sus clientes de Carolina del Norte el miércoles por la noche, cuatro días después de que 45.000 clientes quedaron a oscuras después de lo que las autoridades dijeron fue un ataque intencional y coordinado en dos subestaciones en el condado de Moore. El alguacil del condado de Moore, Ronnie Fields, dijo que se desconoce el motivo del ataque. Tampoco está claro qué tipo de medidas de protección se implementaron para prevenir tal agresión.

Entonces, ¿Quién tiene la culpa?. Bueno, en estos días las autoridades parecen tener una regla para este tipo de cosas: en caso de dudas, culpe a la gente de derechas.

Aparentemente, al mismo tiempo que ocurrieron los ataques a las subestaciones, se estaba llevando a cabo un espectáculo de resistencia, por lo que los investigadores ahora se están enfocando en ese ángulo...

Una organización LGBTQ sin fines de lucro en Carolina del Norte había organizado un espectáculo de drag en el Teatro Sunrise en Southern Pines el sábado por la noche aproximadamente al mismo tiempo cuando las instalaciones eléctricas fueron atacadas con disparos alrededor de las 7 p.m.

El incidente llevó a las autoridades a declarar el estado de emergencia ya que unos 32.000 residentes del sureste se quedaron sin electricidad hasta el jueves.

Los investigadores ahora están determinando si la reacción violenta que recibió el programa de 18 años o más antes de la actuación condujo al ataque dirigido.

Esa teoría puede o no resultar ser precisa, pero ¿Qué pasa con todos los otros ataques que han tenido lugar en todo el país?. Solo unos días antes del sabotaje en Carolina del Norte, dos subestaciones eléctricas en el área de Portland fueron atacadas...

Dos subestaciones eléctricas en el área metropolitana de Portland han sido dañadas deliberadamente, dicen las compañías de servicios públicos, y ambos incidentes precedieron a disparos dirigidos que dañaron el equipo de la subestación en Carolina del Norte, dejando a miles de personas sin electricidad.

Portland General Electric y la Administración de Energía de Bonneville tuvieron cada uno una ubicación de subestación separada en el condado de Clackamas atacada.

¿Las mismas personas que dispararon en las subestaciones en el área de Portland se subieron a un avión y volaron a la costa este para poder disparar a algunas subestaciones en Carolina del Norte?. Por supuesto que no. Algo muy extraño parece estar sucediendo, y un memorando de las fuerzas del orden público federal que se ha hecho público hace parecer que estos ataques definitivamente se están planeando con anticipación...

Un memorando de las fuerzas del orden federal reveló que las subestaciones del Noroeste del Pacífico han descrito ataques con "herramientas manuales, incendios provocados, armas de fuego y cadenas de metal, posiblemente en respuesta a un llamado en línea para ataques a infraestructura crítica".

"En ataques recientes, los delincuentes eludieron las vallas de seguridad cortando los enlaces de la valla, encendiendo fuegos cercanos, disparando a los equipos desde la distancia o arrojando objetos sobre la valla y sobre los equipos", se lee en el memorándum.

¿Quién en el mundo querría hacer algo así?. Según el Departamento de Seguridad Nacional, los “extremistas domésticos” han tenido “planes específicos para atacar la infraestructura eléctrica desde al menos 2020”.

Por supuesto, cuando dicen "extremistas nacionales", en realidad quieren decir "extremistas de derecha". Pero, ¿es eso lo que realmente está pasando aquí?. En los últimos años, los extremistas de izquierda han saboteado y atacado muchos más edificios en los Estados Unidos que nadie.

Y para ser honesto, fácilmente podría ser un grupo terrorista extranjero o agentes de inteligencia de un país hostil. En este punto de la historia, simplemente no lo sabemos. Pero lo que sí sabemos es que el número de ataques a nuestra red eléctrica ha ido en aumento. Lo siguiente proviene de NBC News...

Cerca de 600 incidentes de emergencia eléctrica y disturbios fueron causados ​​por ataques físicos sospechados y confirmados y vandalismo en la red eléctrica en esos nueve años, según muestran los informes. Ha habido 106 incidentes de ataques o vandalismo desde enero hasta agosto de 2022, que es el último registro de datos del Departamento de Energía. Entre los años revisados ​​por NBC News, 2022 es el primer año que alcanzó los tres dígitos y solo contiene ocho meses de datos.

Somos una nación que está repleta de "objetivos fáciles", y espero que veamos que estos ataques se vuelven aún más frecuentes en los próximos años. Y eso será especialmente cierto a medida que estallan más guerras importantes en todo el mundo.

Hay tanta gente por ahí que nos odia, y tenemos una nación muy profundamente dividida en este momento. Así que esperemos que las autoridades de todo el país tomen medidas para aumentar la seguridad en la infraestructura crítica, como las centrales eléctricas. Desafortunadamente, eso probablemente no sucederá pronto.

Eso significa que es imperativo tener un plan de respaldo realmente bueno para cuando se corte la energía en su área durante un período prolongado de tiempo.

Se acerca el invierno, y no querrás congelarte solo porque algunos idiotas deciden hacer algo realmente estúpido.

Ver comentarios

Manipulados: el precio de la luz o lo que ganamos; todo depende de cómo lo muestren

Publicado en por Skiper

Ver comentarios

El Covid y la cultura del miedo

Publicado en por Skiper

El Covid y la cultura del miedo

Fuente: https://www.fpcs.es/el-covid-y-la-cultura-del-miedo/

Autor: Fernando del Pino Calvo-Sotelo

Durante dos años hemos sido testigos del mayor y más exitoso experimento de control del comportamiento de la población de la Historia.

Esta masiva manipulación psicológica, que el paso del tiempo nos permite analizar con mayor sosiego, no podría haber tenido tanto éxito de no haber encontrado el campo abonado en una sociedad previamente debilitada por la Cultura del Miedo.

La Cultura del Miedo nos infunde un miedo constante a todo mientras pretende que no confiemos en nosotros mismos sino en el Poder, carcelero benevolente a quien debemos entregar nuestra libertad para que nos proteja de todo mal en el único lugar verdaderamente seguro: entre rejas.

Así, sólo podremos estar a salvo de todo peligro si cumplimos a rajatabla las normas que nos imponga el Poder en cada momento.

El ejemplo más patente de la Cultura del Miedo ha sido el experimento totalitario puesto en marcha durante el Covid, esa “gran oportunidad”, en palabras de los iluminados del Foro Económico Mundial.

El miedo
El primer ingrediente de este experimento fue el pánico creado por la campaña de terror mediático, diseñada para lograr que la población aceptara unos atropellos alucinantes y se inyectara alegremente unas “vacunas” y terapias genéticas experimentales.

Esta histeria colectiva, creada adrede, permitió escenarios dictatoriales, como abusos policiales, toques de queda y confinamientos, mientras aparecía la penosa figura del colaboracionista que denunciaba a sus vecinos, una imagen típica de regímenes totalitarios.

Causa estupefacción la hipocresía de políticos y medios occidentales, que habiendo defendido el encierro de sus ciudadanos y la persecución como delincuentes de quienes osaban desobedecer, aparentan escandalizarse ante los confinamientos en China y aplauden a los manifestantes que se atreven a protestar contra la tiranía.

La mentira
El segundo ingrediente fue la mentira, pues la clave de la campaña de terror fue la ocultación de un dato esencial: desde mediados del 2020 se sabía que el covid sólo era una enfermedad potencialmente grave para la población de riesgo, una minoría definida por edad y cuatro comorbilidades: obesidad, diabetes, hipertensión y cardiopatías.

Para el resto, el covid era una enfermedad estadísticamente leve, como señalaron numerosos estudios epidemiológicos internacionales[1], España incluida[2]. Estudios más recientes[3] han cuantificado la letalidad (IFR) del covid en el 0,03% para menores de 60, siendo asintótica con el cero para personas sanas menores de 30.

La campaña de terror no fue espontánea sino deliberada, incluso planificada desde el poder: documentos del gobierno británico revelan que, preocupado porque “un número sustancial de personas no tenía una suficiente sensación de peligro”, propuso que “su nivel de percepción de peligro fuera aumentado con mensajes emocionales impactantes a través de los medios”[4].

Así, durante dos largos años, los obedientes medios de comunicación publicaron diariamente, en un bombardeo de terror sistemático parecido al utilizado para la tortura psicológica de prisioneros, los relatos y las imágenes más aterradoras posibles, personas intubadas y cuerpos tapados con una sábana.

Con el objeto de que nadie se sintiera a salvo, las historias de terror alternaron metódicamente casos de distintas edades y enfatizaron el contagio de asintomáticos, muy inhabitual (como se sabía desde el 2020[5]) y el contagio por superficies, enormemente improbable (como se sabía desde el 2020[6]).

Los medios de comunicación nos hicieron creer que estábamos ante un asesino invisible con súper poderes. No era verdad, y cuando los yonquis del poder les ordenaron parar, lo hicieron, y de la noche a la mañana no volvieron a hablar del Covid.

Medidas despóticas y arbitrarias
Las medidas liberticidas e irracionales se sucedieron una tras otra. Los ilegales confinamientos (¡de personas sanas!), criticados por los mejores epidemiólogos del mundo[7], fueron un completo desastre que arruinaron mental[8] y económicamente a decenas de miles de personas sin beneficio alguno, llegando a la barbarie de condenar a nuestros mayores a morir solos.

Tras decir que las mascarillas eran inútiles, nos las impusieron sádicamente hasta en el campo y en la playa, algo tan ridículo que da vergüenza recordarlo. La evidencia científica sobre su utilidad epidemiológica frente a un virus brillaba por su ausencia y, consecuentemente, no impidieron que se sucedieran ola tras ola de contagios[9], pero daba igual. Lo que sí lograron las malditas mascarillas fue trasladar una permanente sensación de peligro que convertía al otro en una amenaza.

El uso de mascarillas de tela, compradas en tiendas de ropa por su estampado y no por su capacidad de filtro, indicaba que estábamos ante una completa farsa, pero la sugestión colectiva era tan fuerte que la gente sencillamente no pensaba.

Esta foto del último Congreso del Partido Comunista Chino muestra la naturaleza política de ese símbolo de sumisión que es la mascarilla:

Los que mandan pueden estar sin ellas; los mandados, no.

Los que mandan pueden estar sin ellas; los mandados, no.

El infame pasaporte Covid
Quizá el mayor abuso del derecho y de la razón fue la imposición del pasaporte Covid, pues las vacunas y terapias genéticas nunca previnieron el contagio ni la transmisión de la enfermedad, como hace pocas semanas reconoció el propio Pfizer ante el Parlamento Europeo.

Así, el argumento de la “inmunidad de rebaño” (¿recuerdan?) fue otra mentira deliberada para lograr la vacunación universal, pues las vacunas nunca fueron esterilizantes y, por lo tanto, jamás pudieron haber frenado la transmisión.

Sin embargo, a sabiendas de la falsedad del argumento y con el único fin de promover torticeramente la vacunación, el contubernio político-mediático-farmacéutico, apuntalado en España por una bochornosa sentencia del Tribunal Supremo[10], logró imponer el pasaporte Covid en algunas regiones haciendo creer que los vacunados estaban protegidos y desatando una caza de brujas contra los no vacunados, acusándoles falsamente de propiciar la continuación de la epidemia.

Como nos recuerda Hannah Arendt en Los Orígenes del Totalitarismo, “han existido hombres capaces de resistir a los más poderosos monarcas y de negarse a someterse ante ellos, pero ha habido pocos que resistieran a la multitud, que, encontrándose solos ante las masas manipuladas, se atrevieran a decir no cuando se le exigía un sí”. Esto fue exactamente lo que hicieron quienes decidieron no vacunarse.

En realidad, el pasaporte Covid jamás tuvo nada que ver con la Medicina sino con la creación de un precedente de Identidad Digital, idea distópica que desde hace años acaricia el Foro Económico Mundial[11] con el objetivo de crear un instrumento de crédito social para el control de la población. Así, a los ciudadanos que no obedezcan se les dificultará llevar una vida normal (cajeros, supermercados, restaurantes, viajes, etc.).

Éste es el motivo por el que la UE, laboratorio por excelencia del globalismo, ha extendido el pasaporte Covid un año más a sabiendas de su inutilidad epidemiológica.

Vacunas innecesarias e ineficaces
Las “vacunas” Covid, que han sido el producto más lucrativo de la historia de la industria farmacéutica, fueron aprobadas con demasiada celeridad por unos reguladores sujetos al conflicto de interés de las puertas giratorias y que apenas supervisaron los ensayos clínicos, según ha denunciado el British Medical Journal[12].

Avariciosas empresas farmacéuticas, reguladores que miran hacia otro lado, globalistas megalómanos y políticos ignorantes y sin escrúpulos. ¿Qué podía salir mal?.

Para poder aprobar las “vacunas” primero tuvieron que demonizar o prohibir tratamientos tempranos baratos y prometedores porque, de haber existido un tratamiento eficaz, no habrían podido aprobarse por vía de emergencia.

El carácter universal del programa de vacunación nunca estuvo justificado, pues en adultos sanos, jóvenes o niños (para quienes la enfermedad cursaba leve) no se cumplía el requisito de necesidad.

Tampoco fueron nunca necesarias para quienes ya habían pasado el Covid, pues prácticamente siempre (y el Covid no era una excepción[13]) pasar una enfermedad infecciosa genera una respuesta inmunológica natural más potente y duradera que vacunarse contra ella[14].

Sin embargo, el contubernio buscaba una vacunación “universal”, y para ello desató una campaña que, por primera vez en la Historia, negó la inmunización natural. Este ninguneo de nuestro maravilloso sistema inmunitario encajaba en la Cultura del Miedo, que busca que sólo confiemos en el Poder, y no en nosotros mismos.

Por otro lado, pronto quedó evidente que las “vacunas” tampoco cumplían el requisito de eficacia: los vacunados continuaron contagiándose a mansalva y, con el rapidísimo decaimiento de la protección otorgada, siguieron muriendo por Covid, hasta el extremo de que cuando el 80% de los muertos por Covid en España eran personas perfectamente vacunadas (marzo del 2022) y el gobierno dejó de publicar los datos[15].

El elefante en la habitación: los efectos adversos
A pesar de ello, continuaron las dosis “de refuerzo” de unas inyecciones que no sólo no funcionaban (¡cuatro inyecciones en 18 meses!), sino que causaban un nivel de efectos adversos sin precedentes[16], concentrados, según parece, en un intervalo de pocos meses tras la inyección.

Así, el significativo exceso de mortalidad cardiovascular (inexplicada, según los medios) “está probablemente causado por las vacunas ARNm”, en palabras de uno de los más prestigiosos cardiólogos británicos, otrora defensor de las vacunas Covid[17]. La evidencia estadística apoya esa conclusión.

De hecho, ya en junio de 2021 un estudio advertía que las vacunas podían causar dos muertes y cuatro efectos adversos graves por cada tres muertes que evitaban[18].

La actual epidemia de muertes súbitas[19], incluyendo jóvenes de 22 años muertos una semana después de vacunarse y con autopsia e informe forense declarando que la causa fue la vacuna[20], y los graves problemas isquémicos y cardiovasculares en niños, jóvenes (incluyendo deportistas de élite), adultos y ancianos perfectamente sanos (miocarditis y pericarditis[21], ictus[22], arritmias[23], trombosis y trombocitopenia, embolia pulmonar[24], etc.) no son los únicos efectos adversos conocidos.

Están documentados graves efectos oculares[25], herpes zóster[26], parálisis facial de Bell[27], neuropatías[28], desórdenes menstruales[29], reducción de fertilidad[30] y existen sospechas sobre potenciales efectos aceleradores en cánceres[31] [32]. Ante esta avalancha de evidencias, ¿Dónde están los médicos?.

Algunos continúan achacando el exceso de mortalidad cardiovascular al Covid. Sin embargo, un reciente estudio israelí sobre 200.000 convalecientes de la enfermedad no observó en ellos ningún aumento de incidencia de miocarditis o pericarditis[33].

Si fuera el Covid, ¿por qué no se produjo este exceso de mortalidad cardiovascular en el 2020, cuando el virus era mucho más agresivo? ¿Por qué ha tenido una correlación temporal con las campañas de vacunación y revacunación?.

Ciertas autoridades van reculando. Dinamarca ya no ofrece las vacunas a menores de 50 años, salvo receta médica por comorbilidades[34] (como debería haberse hecho desde un principio). El Estado de Florida (población: 21 millones) no las recomienda a menores de 40, pues según sus autoridades sanitarias los riesgos de las vacunas superan los beneficios para ese rango de edad[35] (lo cual es cierto). Y Suecia[36] tampoco recomienda ni ofrece ya vacunar a menores de 18 años. ¿Lo han leído o visto eso en algún medio?.

Durante dos años, quienes denunciaban esta locura basándose exclusivamente en datos eran tildados paradójicamente de “negacionistas” y se censuraban sus escritos, como me pasó a mí en el diario Expansión, sedicente liberal, cuando denuncié la irracionalidad e inmoralidad de vacunar a los niños contra el Covid. En este caso la censura fracasó, pues el artículo fue leído por más de 350.000 personas en este blog.

Y durante dos años, las autoridades sanitarias y los colegios médicos intimidaron a los valientes facultativos que osaban alzar su voz en defensa de la evidencia científica[37]. Ahora está cambiando la marea, y médicos de todo el mundo están denunciando lo que ha constituido el mayor escándalo de salud pública de la Historia.

Nunca más
Este fue el infierno que nos hicieron pasar con el Covid. ¿Cómo podemos sacudirnos el hechizo y evitar que se repita?. El primer paso es mantener una desconfianza axiomática en el Poder y limitar el consumo de medios de comunicación, a los que debemos ver como son en realidad. Principal correa de transmisión de la Cultura del Miedo, no son una fuente fiable de información, pues a la ignorancia ideologizada del gremio se une la contaminación de la mentira, del sensacionalismo y de los intereses creados.

Así, aunque aparenten mantener posturas diferentes en lo banal (los rifirrafes de la política nacional), apoyan obediente y unánimemente las consignas verdaderamente relevantes para la cultura de hoy (Covid, cambio climático, etc.).

Si queremos informarnos en profundidad sobre un tema, busquemos fuentes primarias, apliquemos el sentido común y preguntémonos quién tiene interés en que creamos algo y se beneficia de ello. Como decía Santayana, el escepticismo es la castidad del intelecto.

Idéntica recomendación de dieta se aplica a las redes sociales, eficaces herramientas de control diseñadas para crear adicción y hasta ahora enemigas de la libertad de opinión, aunque Elon Musk en Twitter quizá cambie el statu quo.

También debemos desarrollar técnicas heurísticas para distinguir la verdad de la mentira, no dejándonos manipular por falacias[38]y dando por sentado que, si algo es censurado, por defecto debe tratarse de una verdad que se quiere ocultar.

Finalmente, cuando nos abrumen las incertidumbres del futuro, las profecías apocalípticas o las tragedias con que nos asusta la Cultura del Miedo, volvamos la atención al presente y refugiémonos en la fortaleza inexpugnable de nuestro círculo de amor, del pequeño mundo real que nos rodea, de nuestra sencilla vida cotidiana, levantando el puente levadizo que nos separa de los terrores reales e imaginarios, lejanos en el tiempo y en el espacio, que la Cultura del Miedo agita para asustarnos.

Como aconsejaba Sir William Osler en su conocido discurso de Yale en 1913, “cultivemos el hábito de vivir cada día en compartimentos estancos, pues soportar hoy la carga de mañana, sumada a la de ayer, hace flaquear al más fuerte[39]”.

Querido lector: el buen combate contra la Cultura del Miedo es duro, pero la victoria ofrece como recompensa la alegría de vivir, la paz interior y la libertad. No se rinda. Fe ciega en el triunfo.

Fuentes y referencias:

[1] An empirical estimate of the infection fatality rate of COVID-19 from the first Italian outbreak (medrxiv.org) y Bulletin of the World Health Organization (nih.gov)
[2] ITCoronavirus.pdf (sanidad.gob.es)
[3] Age-stratified infection fatality rate of COVID-19 in the non-elderly informed from pre-vaccination national seroprevalence studies | medRxiv
[4] State of fear: how ministers 'used covert tactics' to keep scared public at home (telegraph.co.uk)
[5] Post-lockdown SARS-CoV-2 nucleic acid screening in nearly ten million residents of Wuhan, China | Nature Communications y Household Transmission of SARS-CoV-2: A Systematic Review and Meta-analysis | Global Health | JAMA Network Open | JAMA Network
[6] Exaggerated risk of transmission of COVID-19 by fomites - The Lancet Infectious Diseases
[7] Great Barrington Declaration (gbdeclaration.org)
[8] Mental Health and COVID-19: Early evidence of the pandemic's impact: Scientific brief, 2 March 2022 (who.int)
[9] ¿Las medidas físicas, como el lavado de manos o el uso de mascarillas, detienen o frenan la propagación de los virus respiratorios? | Cochrane y Landmark Danish study finds no significant effect for facemask wearers | The Spectator
[10] Tribunal Supremo y pasaporte covid - Fernando del Pino Calvo-Sotelo (fpcs.es)
[11] Digital Identity - Why It Matters and Why It's Important We Get It Right > Press releases | World Economic Forum (weforum.org)

Ver comentarios

Ha comenzado: Nigeria limita los retiros de efectivo a 45 dólares para marcar el comienzo de la 'sociedad sin efectivo' aprobada por Fondo Monetario Internacional

Publicado en por Skiper

Ha comenzado: Nigeria limita los retiros de efectivo a 45 dólares para marcar el comienzo de la 'sociedad sin efectivo' aprobada por Fondo Monetario Internacional

Fuente: https://newspunch.com/it-begins-nigeria-limits-cash-withdrawals-to-45-to-usher-in-wef-approved-cashless-society/

Traducción y corrección de la traducción: Skiper

Nigeria pronto comenzará a restringir las retiradas de dinero en efectivo de cajeros automáticos a solo $45 por día como parte de un impulso para marcar el comienzo de una sociedad sin efectivo según lo aprobado por el Foro Económico Mundial.
La política para eliminar las transacciones en efectivo, que durante mucho tiempo ha sido un campo de pruebas del Nuevo Orden Mundial, sigue al lanzamiento de los billetes de moneda de nuevo diseño de la nación de África occidental para controlar estrictamente la oferta monetaria.
El Banco Central de Nigeria limitó los retiros semanales de efectivo en ventanilla a 100.000 naira (225 dólares) para individuos y 500.000 naira (1124 dólares) para corporaciones, con una tarifa de procesamiento requerida para acceder a más. 
Haruna Mustafa, directora de supervisión bancaria del banco, dijo que los ciudadanos solo podrán retirar más de su propio efectivo si se arrodillan y ruegan a los bancos. Tales situaciones requerirán "circunstancias imperiosas, que no excedan una vez al mes". 

El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, hablando en el Foro Económico Mundial

El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, hablando en el Foro Económico Mundial

Los formuladores de políticas dicen que los límites de retirada de dinero y las recientes iniciativas monetarias del banco central atraerían a más personas al sistema bancario y frenarían el acaparamiento de divisas, los flujos ilícitos y la inflación. Sin embargo, en realidad, las nuevas leyes anti-efectivo están diseñadas para proteger y enriquecer al nivel más alto de la élite global rica a expensas de la gente común. El lobby bancario global controlado por Rothschild quiere un sistema digital sin efectivo porque esto les dará aún más control sobre nosotros. 
Nigeria está siendo utilizada como campo de pruebas. Los banqueros globales quieren monitorear y controlar cada transacción individual, mientras destruyen las monedas del mundo real para poder emitir dinero que no existe, creando cargas financieras imposibles para las masas, mientras acumulan extraordinaria riqueza real y poder para ellos mismos.

Las poblaciones que dependen de una red sin efectivo totalmente digital serán increíblemente vulnerables en tiempos de crisis. Un ataque terrorista o militar, o incluso una tormenta o un corte de energía, significarían el fin de una economía funcional. Los pagos se detendrían, la economía se detendría y la vida tal como la conocemos terminaría. Se afianzaría un nuevo clima desesperado, con poblaciones enteras vulnerables e indefensas, completamente bajo el control de su gobierno y las oscuras élites moviendo los hilos.

¿Por qué los gobiernos prohibirían el efectivo cuando hay consecuencias tan desastrosas para la humanidad esperando a la vuelta de la esquina?. Porque las élites sombrías y sus cárteles bancarios quieren que seamos fáciles de manipular, intimidar y controlar.

Ver comentarios

Nuevo mensaje Ummita sobre la Antártida y una base alíen

Publicado en por Skiper

(Parte una de dos)

(Parte dos de dos)

Ver comentarios

Superpoblación o extinción de los pueblos ¿Un problema real?

Publicado en por Skiper

Ver comentarios

La Tierra en la silla eléctrica 13. Más cáncer

Publicado en por Skiper

La Tierra en la silla eléctrica 13. Más cáncer

Fuente: https://www.eldiestro.es/2022/12/la-tierra-en-la-silla-electrica-13-mas-cancer/

Autor: Galo Dabouza

Decíamos ayer… que el “mal de las ondas de radio”, o campos electromagnéticos (CEM) altera el metabolismo del oxígeno, produce hipoxia celular y con ello causa cáncer, que mata al año a 133 españoles, de cada 100.000. También dábamos cifras sobre el fabuloso negocio del cáncer.

Las personas biempensantes se niegan a admitir la posibilidad de que el beneficio económico pueda interferir la investigación y el tratamiento de una enfermedad que se lleva por delante más de 10 millones de personas al año. Sin embargo, cuando se descubren escándalos que involucran a las empresas farmacéuticas y a las autoridades sanitarias, con mucho dinero y muchos muertos por medio, esos recelos se desvanecen, como un azucarillo en el café. Al respecto conviene leerse el libro “Traficantes de salud”, de Miguel Jara, periodista especializado en temas médicos. (1)

Las familias Rockefeller y Carnegie encargaron a principios del siglo XX el “Informe Flexner” (2), sobre las modificaciones a introducir en la formación de los médicos para el beneficio de sus empresas químicas. Pagaron sumas fabulosas a las facultades para que adaptasen los planes de estudio a sus intereses, tanto en EEUU como en Europa, y la enseñanza actual de la medicina es el resultado de ese esfuerzo. No es enseñanza, es adoctrinamiento. 

En 1900 las carreras de medicina estaban llenas de asignaturas de nutrición y fitoterapia. Hoy la carrera de farmacia mantiene cuatro asignaturas de plantas medicinales, prueba de su importancia terapéutica. Sin embargo, a día de hoy un médico puede acabar su carrera sin haber tenido una sola asignatura de nutrición, -cuando Hipócrates dijo aquello de “que tu medicina sea el alimento, y el alimento tu medicina”-, ni de fitoterapia. 

Pero claro, el farmacéutico no receta y el médico sí. Y sería una pena y un despilfarro que el médico recetara plantas no patentables.

Los tratamientos actuales para el cáncer, especialmente la quimioterapia y la radioterapia, son un atentado al sentido común. Ambos son conocidos cancerígenos, luego es como intentar apagar un fuego echando gasolina. Pero es lo que la medicina “moderna” propugna, y toda teoría discrepante se castiga severamente. 

No hace mucho, una universidad australiana descubrió la enorme eficacia de una receta china de plantas para el tratamiento del cáncer (3). Pero como no son patentables, si te he visto, no me acuerdo.

Tullio Simoncini es un médico italiano al que ha sido retirada su licencia por curar el cáncer con bicarbonato. Es decir, sustituyendo el medio ácido con un álcali. Su peor delito ha sido curar a muchos enfermos de cáncer a bajo precio. 

Ryke Geerd Hamer fue un médico alemán al que también se retiró su licencia por curar enfermos de cáncer. Lo hacía tratando los procesos psicológicos traumáticos que, según él, lo originan. Llegó a esa conclusión tras curarse a sí mismo un cáncer, posterior a las muertes de su hijo y su esposa. Crimen execrable, el de poner en riesgo los beneficios de las farmafias.

En España se ha juzgado, y afortunadamente absuelto, al Dr. Andreas Kalcker, por promocionar un tóxico peligrosísimo, el dióxido de cloro (la “lejía” que dice Jiménez Losantos) o ClO2, como terapia para innumerables enfermedades, incluido el cáncer. Aparente locura del Sr. Kalcker, porque esta sustancia no cura nada. Se limita a restaurar el metabolismo del oxígeno. Ese que los CEM dañan, induciendo hipoxia. Luego, es el propio cuerpo el que se cura. Milagro.

Como ya vimos, el precursor del ClO2, el clorito de sodio, muy tóxico no debe ser cuando fue declarado “medicamento huérfano” por la Unión Europea para tratar la ELA.

Otros locos dicen haberse curado el cáncer con vitamina B-17, curcumina, kalanchoe y muchas otras sustancias declaradas inútiles por los médicos “de nómina”, o simplemente cambiando de vida.

Curiosamente, y a pesar de las cifras fabulosas que se gastan todos los años en la investigación oficial del cáncer, el número de enfermos y muertos no hace más que aumentar. Un conspiracionista diría que lo uno es causa de lo otro.

Quien quiera averiguar algo más sobre el cáncer y sus tratamientos, ortodoxos y heterodoxos, lo mejor que puede hacer es verse el interesante documental ad hoc “La verdad sobre el cáncer”. (4 y 5)

No obstante, quien no se quiera creer nada ajeno a la “medicina oficial”, mejor va a su oncólogo y le pregunta cuánto le pagan al año las farmafias, ya sea en dinero o en especie. Aquí unos botones de muestra (6 a 8). Y hay que tener en cuenta que, además de a los médicos, también tienen comprados a los pacientes, cuyas asociaciones subvencionan muy generosamente. (9) Todo atado y bien atado.

Paciente curado, cliente perdido. Esa es la filosofía de las farmafias, tal y como quedó de manifiesto cuando la banca J.P. Morgan mandó un manual de inversiones a sus clientes vip, en el que recomendaba invertir en laboratorios que investigasen tratamientos paliativos, y no tratamientos curativos.

Ver comentarios

La Tierra en la silla eléctrica 12. Cáncer

Publicado en por Skiper

La Tierra en la silla eléctrica 12. Cáncer

Fuente: https://www.eldiestro.es/2022/11/la-tierra-en-la-silla-electrica-12-cancer/

Autor: Galo Dabouza

Dedicado a los incomprendidos enfermos de electro hipersensibilidad EHS.

Decíamos ayer… que el “mal de las ondas de radio”, o campos electromagnéticos (CEM) altera el metabolismo del oxígeno, y con él el de las grasas y los hidratos de carbono, y es la causa principal del aumento exponencial de las patologías coronarias (por ateromas de colesterol) y de la diabetes (por disfunción del páncreas). Y como éramos pocos, parió la abuela: va la OMS y nos dice que los CEM también pueden causar cáncer. (1) 

Veamos qué hay de cierto la sospecha de la OMS, pero previamente debemos saber que el cáncer es la causa de muerte de 1 de cada 4 españoles, alcanzando los 113.000 en 2019. 

También conviene recordar que a la investigación y tratamiento del cáncer se destinan todos los años cantidades astronómicas en muchos países. La Asociación Española Contra el Cáncer (entidad privada) tiene un patrimonio que ronda los 120 millones € y un presupuesto anual que ronda los 95 millones €.

La sanidad española gasta anualmente más de 4.800 millones € en el tratamiento del cáncer, y la inmensa mayoría va a parar a los bolsillos de las farmafias. Más del 90% es beneficio puro, del que se puede destinar una buena parte a lubricar el mecanismo. Y como vemos, el mecanismo funciona a muy buen ritmo.

Paradójicamente, cuanto más dinero se invierte para investigar el cáncer, más personas enferman y mueren por su causa. ¿A pesar de? o ¿a causa de? ¿A quién beneficia? (el cui prodest de los latinos). En suma, el cáncer, antes que una enfermedad, es un buen negocio.

Volvamos a los CEM y su relación con el cáncer. En 2011 el Tribunal Supremo italiano condenó al cardenal Roberto Tucci, presidente de Radio Vaticano, por delito contra la salud pública, al contaminar el medio con ondas de radio mediante 58 antenas que emitían a todo el mundo. Entre 1997 y 2003 los casos de leucemia se multiplicaron por 8 entre los niños que vivían a menos de 12 km. de las antenas y por 7 entre los adultos.

Otto Warburg, científico alemán, descubrió el proceso fisiológico por el que los CEM producen cáncer. Una célula se vuelve cancerosa en ausencia o escasez de oxígeno. Y los CEM, como ya vimos, alteran el funcionamiento del oxígeno en la hemoglobina. En ausencia de oxígeno, el medio –anaeróbico- se vuelve ácido, la célula consume más glucosa y produce ácido láctico. En 1967 se demostró que cuanto más virulento es un tumor, produce más ácido láctico y consume más glucosa. Por eso a los enfermos de cáncer se les desaconseja el consumo de azúcar.

La hipoxia -escasez de oxígeno- es conditio sine qua non para la aparición del cáncer, y los CEM la producen.

Si la diabetes y el cáncer tienen una misma causa, cabría esperar que los diabéticos tuviesen una elevada incidencia de cáncer. En efecto, así es.

Esta correlación ya fue advertida en 1910 por George D. Maynard, que encontró en EEUU una triple correlación entre la diabetes, el cáncer y la electrificación.

En la Inglaterra de 1800, por cada 100.000 habitantes, morían de cáncer 2 personas. En 1839 se instala el telégrafo. En 1850 ya mueren 6 personas. En 1914, en una reserva india de EEUU sin electrificar, de 65.000 indígenas sólo 2 murieron de cáncer. 

En la España “moderna” mueren 133 personas de cáncer por cada 100.000 habitantes.

En 1876 y 1915, dos estudios sobre el cáncer de los fumadores, mencionan el de lengua, labios y garganta, pero no el de pulmón. Casualmente, el cáncer de pulmón no apareció hasta 1920, con la expansión de la radio y la gripe española. 

Dos investigadores suecos, Örjan Hallberg y Olle Johanson, demostraron que los cánceres de pulmón, mama, próstata, vejiga, colon y los melanomas malignos, aumentaron en la segunda mitad del siglo XX, y además en proporción a la exposición a las ondas de radio. Concretamente, respecto al melanoma, no encontraron ninguna relación con la exposición al Sol. Y sin embargo encontraron una desproporcionada relación inversa entre la distancia a las antenas de radio y televisión y los casos de melanoma. A menos distancia, más casos. 

Paradójicamente, la población negra más afectada por los melanomas no es la africana (más expuesta al Sol), sino la norteamericana (más expuesta a los CEM), y para toda las razas, el aumento de los melanomas no se ha producido en las zonas más expuestas al Sol, como cabeza y brazos, sino en el tronco. ¡Qué casualidad!

Continuará.

(1) Cáncer OMS radiaciones 

https://www.saludgeoambiental.org/oms-reclasifica-radiacion-electromagnetica-como-posible-cancerigeno-humanos/

Ver comentarios

Autocensura, Ley de protección animal, si es si, y otras decisiones incomprensibles

Publicado en por Skiper

Ver comentarios

SOTT Radio Network N.º 404, 3 de diciembre, 2022 - Musk revela censura en Twitter y Von der Leyen mete la pata

Publicado en por Skiper

Ver comentarios