Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Los griegos malvenden sus propiedades para sobrevivir

Publicado en por Skiper

Fuente: http://www.abc.es/internacional/20130225/abci-griegos-matan-propiedades-inmobiliarias-201302221628.html

Los precios de la vivienda han bajado entre el 30% y el 50%. Muchas familias necesitan el dinero para poder pagar sus deudas.

 

 

Hay una expresión griega que se está usando cada día mas: el «matar» las propiedades inmobiliarias. Significa vender a un precio más bajo que el deseado y esperado, y es lo que están haciendo muchas familias griegas para sobrevivir este sexto año de recesión.

«Todos venden y casi nadie compra», dice Lísandros Papatheofílu, un agente inmobiliario con despacho en el centro de Atenas. «Lo poco que se vende son pisos de 80-100 metros cuadrados, para parejas jóvenes, comprados en general por sus familias. Todos los precios han bajado un mínimo de 30% y se llega hasta el 50%, y los alquileres han bajado al menos un 30%».

Papatheofílu espera que las cosas mejoren a partir del año que viene y quienes pueden esperar saben que dentro de varios años venderán mejor sus propiedades.

 


El mercado inmobiliario siempre ha sido una inversión segura en Grecia y poco gravada hasta ahora. Ello explica cómo más del 90% de los griegos aspiran a tener su propia casa y los padres intentan regalar o ayudar a pagar un piso a sus hijos cuando se casan.

Pero los impuestos inmobiliarios y patrimoniales han subido de manera alarmante en los últimos tres años, incluyendo un nuevo impuesto inmobiliario que se cobra con la factura de la luz por el momento (no se ha terminado el catastro en Grecia, por lo que es la compañía estatal de electricidad DEI la que tiene la información mas precisa sobre todas las propiedades con electricidad del país y sus propietarios).

 

 

La situación empeorará. Según el estudio del departamento de Estadística de la Facultad de Economía de Atenas realizado en el segundo semestre de 2012, nueve de cada diez agentes inmobiliarios entrevistados consideran que la crisis durará entre uno y tres años más, y que las 200.000 propiedades en el mercado no se venderán durante este tiempo.

Los agentes esperan además el que se seguirá reduciendo el precio de venta y alquiler de tiendas y oficinas, la mayoría vacías desde hace muchos meses en todo el país. Hay que recordar que el paro alcanzó este mes de noviembre el 27% y se espera que llegue al 30% este año, mientras que el crecimiento económico esperado es casi nulo.

 

 

Salarios y pensiones congelados

«Compramos un piso a nuestro hijo cuando se casó. Es ingeniero y gana ahora sólo 900 euros brutos al mes y su mujer, profesora de instituto, 700 euros. Están esperando su primer hijo y les tenemos que pagar nosotros el impuesto inmobiliario además de nuestros impuestos», dice Irini, una profesora jubilada que ha visto cómo su pensión y la de su marido, militar, no superan ahora —juntas— los 2.500 euros, de los 4.700 a los que ascendían en 2009.

 

 

Los salarios y pensiones están ahora «congelados» y no se se excluyen nuevos recortes en el futuro. «Vamos a tener que “matar” el piso que heredamos de mis padres para poder afrontar los impuestos y pagar algún arreglo». Por ese coqueto piso, en la zona residencial de Kato Kifisiá, en el norte de Atenas y cerca del metro, de algo más de 100 metros cuadrados, pedían 190.000 euros. Han tenido suerte: lo han vendido después de esperar seis meses, pero consiguiendo 100.000 euros en efectivo.

 


Peor es el caso de quienes han llegado a esperar un año y medio por pisos en distintas partes de Atenas, vendiéndolo a algo más del 40% de su precio. Y el caso más trágico es el de las familias que quieren vender su vivienda principal para pagar deudas varias: en muchos casos el precio final conseguido con la venta serviría únicamente para reembolsar al banco.

Lo mejor y lo que las asociaciones de defensa del consumidor aconsejan es aprovechar la protección de la ley, que impide los desahucios para quienes pueden demostrar no tener ni ingresos ni patrimonio para pagar al banco hasta el 2015, o conseguir una reducción del pago mensual al banco , algo que han hecho más de 220.000 griegos.

 

 

Los «papeles», con la casa nueva

Todo vale para reflotar la economía griega y atraer inversiones extranjeras: la nueva ley sobre inversiones del gobierno griego especifica que los extranjeros que compren una propiedad inmobiliaria de más de 300.000 euros obtendrán también un permiso de residencia por cinco años que será renovable tanto para ellos como para los miembros de sus familias que lo soliciten.

La ley deja bien claro que este permiso no es un permiso de trabajo y que los años de residencia no contabilizarán para obtener la nacionalidad griega. Conociendo el que son muchos los inversores extranjeros (especialmente los rusos) que prefieren adquirir propiedades con valores hasta 150.000 o 200.000 euros, los agentes inmobiliarios piensan que la ley podrá en el futuro reducir el precio de la compra inmobiliaria.

 

 

Mareike Buchholz Cano, una agente inmobiliaria que trabaja en Atenas, se ha especializado ahora en representar los intereses de clientes extranjeros que quieren comprar en Grecia. Se ocupa de todo lo necesario,desde enseñarles sólo lo que de verdad buscan (y no lo que quiere colocarles cualquier agencia) hasta acompañarles en caso de compra.

Los lleva al abogado, al notario y a la oficina de impuestos, encuentra los intérpretes, se ocupa de la burocracia que para los extranjeros representa un maratón agotador.

 

 

«Los clientes europeos quieren ahora comprar una residencia secundaria al borde del mar, no muy grande y con una vista espléndida, para usarla ellos y su familia». A pesar de la crisis, el veraneo griego sigue siendo ideal para muchos turistas del norte de Europa que, gracias a los nuevos precios del inmobiliario y a la posibilidad de vuelos más baratos en verano, ven cómo una familia entera puede aprovechar varios meses su nueva adquisición.

 

 

Alojamiento para estudiantes

El Ministerio de Educación griego ha anunciado un programa denominado «Atenea» (Athinás) de reforma de las universidades y escuelas técnicas de todo el país. De esta forma se cerrarán muchos departamentos y escuelas técnicas en pequeñas ciudades (como Ierápetra y San Nicolás en la isla de Creta, Eyio y Amaliáda en el Peloponeso, en la isla de Lefcada y de Cefalonia en el Jónico y varias más), trasladando a mas de 31.000 estudiantes a otras ciudades mas importantes, por razones de ahorro y eficacia.

 

 

Ello supone que quienes alquilaban pequeños apartamentos a estos estudiantes intentan venderlos lo antes posible, para limitar sus pérdidas. La suerte favorece ahora a quienes tienen pequeños apartamentos en ciudades como Lamía, Tebas y Séres , donde aumentan los departamentos universitarios o de escuelas técnicas.


En Grecia hay muy pocas plazas en residencias universitarias, limitadas y difíciles de conseguir. La enseñanza superior es gratuita, pero los padres tienen que mantener a sus hijos durante sus estudios, algo muy costoso cuando los estudiantes son aceptados en centros alejados de su casa y que hace que todos los nuevos estudiantes quieran entrar en centros cercanos.


Comentar este post