Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

En China ya no caben los muertos

Publicado en por Skiper

Fuente: http://www.lasprovincias.es/v/20120227/sociedad/china-caben-muertos-20120227.html

China ya sabe dónde meter los nueve millones de muertos que se registran en su territorio cada año: en el mar. Ya no queda apenas tierra en los cementerios, cuyo precio por metro cuadrado se ha disparado y supera en ocasiones al de las urbanizaciones de lujo de las grandes metrópolis.

 

 

Algunas tumbas cuestan hasta 120.000 euros. Por eso, y ante la evidencia de que muchos ciudadanos no pueden pagar una última morada en condiciones, las autoridades de Shanghai han decidido aumentar hasta los 330 euros el subsidio que conceden a quienes deciden esparcir en el mar los restos de sus seres queridos. Previa incineración, claro. Otras ciudades costeras, como Qingdao y Xiamen, ya ofrecen gratuitamente a sus residentes la autorización pertinente y la ceremonia con crisantemos blancos.

 

 

Pero los chinos valoran sobremanera tener un lugar en el que puedan visitar a quienes han pasado a mejor vida. Por eso, Shanghai ha introducido la posibilidad de guardar una pequeña cantidad de las cenizas -concretamente un 0,5%- en una cajita que se entierra en una peculiar fosa común.

El nombre del fallecido se graba en un gran monumento frente al cual los allegados pueden dejar flores y quemar dinero falso o Iphones de cartón para que los muertos estén bien pertrechados allí donde hayan ido a parar. Más de 2.000 personas ya han optado por esta opción que, en palabras de Zhao Xiaohu, responsable del cementerio de Binhaiguyuan, «es un híbrido entre el enterramiento tradicional y el marítimo».

 

 

Y el negocio va viento en popa. Según las estadísticas de la única empresa que tiene permiso para organizar funerales en la costa de Shanghai, su número crece en torno al 10% anual. Pero todavía sólo representa el 1,5% del total. China sigue utilizando cada año 67 kilómetros cuadrados de suelo en nuevos cementerios.

«Si continuamos dando permiso para tumbas de 1,5 metros cuadrados, nos quedaremos sin tierra en diez años», calcula Zhao, que considera la nueva combinación mar-tierra una opción «ecológica y más barata».

 

 

Y no faltan quienes le dan la razón. «Quiero que echen mis cenizas al mar», asegura Hu Pei, un shanghainés de 50 años. «Así mi familia no tendrá que gastar dinero en un funeral costoso y cada año durante el festival Qingmin». Hu se refiere al particular Todos los Santos chino, que fue reinstaurado en 2008 después de que Mao lo prohibiese. Porque fue el Gran Timonel quien primero vio el problema.

Y por eso ordenó que todos los cuerpos fuesen incinerados, lo que provocó un lucrativo mercado de cadáveres para la suplantación de los seres queridos.

El problema está en que la mayor parte del territorio chino no tiene costa. Para resolverlo, diferentes gobiernos regionales están planteando la posibilidad de organizar viajes funerarios a Qingdao, que es también una de las ciudades más turísticas.

Comentar este post