Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Robert Ménard, fundador y exjefe de Reporteros Sin Fronteras, paladín defensor de los periodistas y la libertad de expresión es un mentiroso y un xenófobo

Publicado en por Skiper

Robert Ménard, fundador y exjefe de Reporteros Sin Fronteras, paladín defensor de los periodistas y la libertad de expresión es un mentiroso y un xenófobo

A mas de uno se le hace la boca agua cuando se habla de Reporteros Sin Fronteras y su labor "informativa" y "periodística" libre de injerencias internacionales y gubernamentales, pero nada está mas alejado de la reaidad: su fundador, Robert Ménard ha resultado ser un mentiroso patológico y un xenófobo racista de tomo y lomo que tenía fichados y listados a todos los niños musulmanes de su ciudad.

El tipo lo soltó en un programa televisivo francés llamado "Mots Croisés" donde dijo que tenía fichas y información de todos los niños palestinos de su ciudad y que dicha información se la dió al alcalde de su ciudad: "Estas son las figuras de mi ciudad. Lamento decirle que el alcalde tiene los nombres y apellidos de estos niños. Sé que no tengo el derecho, sino que así se hace. (sic) Los nombres dicen las confesiones -religiosas se sobreentiende (sic)-. Decir lo contrario es negar lo evidente." (El subrayado en negrita es mío.)
Para colmo de males Reporteros sin Fronteras solo tiene el nombre de lo que aparentan ser ya que son justo lo contrario de lo que dicen ser, ya que fueron financiados -asi lo reconoce el propio Ménar, su fundador- por la USAID y la National Endowment for Democracy dos instituciones norteamericanas que trabajan en la propaganda y la desinformación pro-usa a todos los niveles.

Para colmo el historial de este xenófo mentiroso, nacionalista francés con tendencias a la extrema derecha y pro-yanki no acaba ahí ya que tubo vínculos mas que probados con Frank “Paquito” Calzón, agente de la CIA patentado y dueño del Center for a Free Cuba (CFC) ubicado en Washington y con el nacionalista y conocido pro-yanki José María Aznar.

Comentar este post